Suscríbete

La UAS en la Feria de Frankfurt

Élmer Mendoza

Es revelador lo que se puede obtener en la tierra de Gutemberg, inventor de la imprenta de tipos móviles que revolucionó el mundo editorial, si se tiene claro hacia dónde debe ir la educación en un país como México

Sin duda, el libro es un espacio público que nos empeñamos en que cada día más jóvenes visiten y lo hagan suyo; esto explica la claridad con que el rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa, Juan Eulogio Guerra Liera, y su equipo, diseñaron la política editorial para una universidad de vanguardia. Son libros hermosos, oportunos, cuidados y los autores son tanto maestros universitarios como figuras internacionales de la creación literaria. Sin duda, en el moderno rostro de la UAS, los libros son más que un entusiasmo desbocado, más que un programa de apoyo a la curricula, son una señal al futuro, un soporte a la convicción de que son fundamentales para una educación sólida; y bueno, dado lo acertivo de esta política editorial, fue la universidad mexicana invitada a la Feria del libro de Frankfurt 2016, que se realizó del 19 al 23 de octubre, don de el pabellón mexicano lució creativo, misterioso y muy contemporáneo.

La Feria del libro de Frankfurt es la madre de todas las ferias y allí estaba la directora editorial de la UAS, Elizabeth Moreno Rojas, exponiendo con orgullo el trabajo de una institución que tiene mucho que decir en asuntos editoriales. El respaldo de la CANIEM, de su director Carlos Anaya, fue muy significativo, lo mismo que el de Lilia Ponce, responsable de Ferias Internacionales; sin duda hay claridad en que el camino de los libros producidos en México es proceloso pero no hay obstáculos infranqueables; desde luego, es urgente promocionar a nuestros escritores, que son un rostro confiable de este país múltiple, el embajador Alejandro Estivil, ahora de cónsul en Montreal, trató el asunto en una mesa redonda, y el cónsul mexicano en Frankfurt, Horacio Saavedra, también lo manifestó con claridad. La literatura mexicana es única y debe ser conocida y reconocida. El doctor Guerra Liera destacó la presencia de la universidad con un trabajo que es parte de la política educativa que impulsa, he hizo notar que es un orgullo que una institución con una vida tan intensa tenga filones que llaman la atención en el mundo. Autores como Eduardo Antonio Parra, Sergio Ramírez y Vasko Popa, lo mismo que Álvaro Blancarte, Jesús Ramón Ibarra y Eduardo Ruiz, han sido editados por la UAS, como un reconocimiento a la calidad de su trabajo. Elizabeth Bishop y Pablo Cisneros también están en su catálogo.

Los invitados para dictar las conferencias magistrales fueron Jaime Labastida, que compartió sus profundos conocimientos sobre Alexander von Humboldt, ese gran científico alemán del siglo XIX, que en México fue acusado de espía y de plagiario, que caminó por seis países de América durante cinco años, donde recabó información que a lo largo de treinta años convirtió en libros de divulgación, algunos de gran belleza plástica. Los empezó a publicar en 1808. Labastida es un conferencista que no teme poner a nadie en su lugar, y cada vez que lo escucho tratar de Humboldt lo acerca al sitio que le corresponde en el universo de la fama y la ciencia: Uno de los científicos más importantes del siglo XIX, que además se gastó su propia fortuna en sus investigaciones. Qué importantes son sus palabras como apuntalamiento a la memoria histórica de nuestro país. El otro conferencista fue el novelista Élmer Mendoza, que trató de las dificultades de escribir novela policiaca en México, y aunque se centró en el tratamiento de procesos escriturales y la dificultad de elegir el tema adecuado en un universo del delito demasiado activo y cruel, el público quería otra cosa: perfiles de narcos, de militares, corrupción, datos duros y de cómo podemos los mexicanos sobrevivir en un país turbulento donde las balaceras cotidianas incendian los amaneceres. Es inevitable la imagen dolorosa de México, y no quedó otro recurso que rezar por cada bala perdida.

Sin el concurso del encargado de Negocios de la Embajada de México en Berlín, Alejandro Rivera Becerra, la UAS no hubiera conseguido tan fácilmente el objetivo de dar a conocer
su trabajo editorial. Así mismo, el rector Guerra Liera estableció puentes para la elaboración de un convenio de intercambio académico con el Iberoamerikanisches institut de Berlín, dirigido por Barbara Gobel, que abrirá sus puertas a los mejores maestros de nuestra universidad. Es revelador lo que se puede
obtener en la tierra de Gutemberg, inventor
de la imprenta de tipos móviles que revolucionó el mundo editorial, si se tiene claro hacia dónde debe ir la educación en un país como México.

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios