Crónica de una infamia

Alberto Barranco

En lo que constituye un hito en el grueso volumen de negación de justicia en el país, una ex funcionaria de la Secretaría de Hacienda despedida injustamente lleva 14 años de enfrentar un Via Crucis en cuyo marco se han emitido dos laudos y tres acuerdos públicos favorables a su causa por los tribunales laborales, sin eco alguno en la autoridad

La ruta habla de vejaciones, lesiones, tortura, levantones, amenazas, persecuciones y acoso sin fin, a cuya vera existen 27 averiguaciones previas en los archivos de la Procuraduría General de la República.

Los expedientes constan de 11 mil hojas.

El pecado de Lilia Cortés García, con nivel de doctorado en derecho, fue negarse a transferir 750 mil millones de pesos del presupuesto del 2002 a partidas diferentes a las autorizadas por el Congreso.

La defensa de la ley desató la infamia.

La historia comienza con la expedición, el 31 de julio del 2002, de una reforma al Reglamento Interior de la Secretaría de Hacienda por el que desaparecieron cuatro direcciones generales de Programación y Presupuesto, sustituyéndolas por dos “A” y “B”.

La tarea de éstas era planear, diseñar, programar y administrar el Presupuesto de Egresos de la Federación.

El problema es que el Manual de Funciones se expidió hasta tres años después.

Y el problema es que las cuatro direcciones generales desaparecieron hasta diciembre de ese año.

En su calidad de Directora de Asuntos Jurídicos de la Subsecretaria de Egresos, Cortés García advirtió de la laguna jurídica, negándose a avalar los movimientos que realizaba la entonces Directora General de Programación y Presupuesto A, Cecilia Barra y Gómez Ortigoza.

La exigencia hablaba de realizar transferencias por 440 mil millones de pesos a diferentes ramos y justificar legalmente un movimiento de partidas de diferentes ramos por 750 mil millones de pesos. Cortés García fue cesada al negarse a realizar las operaciones.

En la fase previa ésta había denunciado ante el Órgano de Control Interno de la dependencia y la propia Secretaría de la Función Pública el entredicho en que se incurría no sólo por manipular partidas sino por realizar movimientos administrativos.

El despido de la abogada llegó tras un juicio sumario cuyo puntal era un acta que hablaba de pérdida de confianza.

El movimiento se hizo efectivo el 15 de noviembre del 2012.

Cuatro meses después Cortés plantearía una demanda ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, quien tras un farragoso juicio que se prolongó hasta octubre de 2005 emitió un primer laudo a su favor, demandando su inmediata reinstalación.

La Secretaría de Hacienda promovió un amparo… que le concedieron los magistrados del Tercer Tribunal Colegiado de Circuito a quienes se denunció ante el Consejo de la Judicatura.

El caso es que el 30 de mayo del 2006 el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje emitió un segundo laudo en reivindicación del primero… contra el cual Hacienda planteó un juicio de garantías… y otra vez un tribunal colegiado admitió el recurso, por más que finalmente se emitió una requisición al secretario de Hacienda para reinstalar a la quejosa.

Sin embargo, los representantes legales de la dependencia se negaron a dar el paso, lo que motivó la presentación de una denuncia por desacato.

Un mes después el Tribunal emitió un segundo acuerdo público sobre el caso. Y ni así.

En el intermedio apreció mágicamente un amparo a favor de la dependencia, aunque sin señalarse sus efectos.

Cortés García recurrió entonces a la Suprema Corte, quien le dio curso al caso, con la novedad de que el principal apoderado de Hacienda frente a las querellas, Jaime Loé Rangel, no tenía título de abogado, como consta en un acta levantada por el Órgano de Control Interno de la dependencia.

En el camino, víctima de persecuciones, golpes, “levantones”, Cortés García pidió protección a la Subprocuraduría de Derechos Humanos de la PGR, cuyo personal la trasladó a una casa de seguridad en las Lomas de Chapultepec, donde se le aconsejó ya no denunciar los movimientos irregulares de Hacienda.

El caso ha pasado por el tamiz del Congreso y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, lográndose el apoyo de 39 organizaciones civiles.

La Cámara de Diputados ha emitido 18 puntos de acuerdo para exigir la reinstalación de la ex funcionaria.

“Está loca”, dice la impunidad.

 

Balance general. Colocada en el centro de la promoción del Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica la idea de que bajo el marco de éste se “modernizaría” el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, muerto el primero la congruencia obligaría a renegociar el segundo.

De hecho, el tercer interesado, Canadá, ya aceptó la posibilidad como una vía para evitar la salida de Estados Unidos del concierto.

El gran problema, naturalmente, es que bajo el esquema neoproteccionista que llevó a la victoria al aspirante republicano Donald Trump, el escenario podría cambiar radicalmente.

México, había dicho el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, no aceptaría ningún punto que fuera desfavorable a su causa.

Habrá que verlo.

La ruta, por lo pronto, apuntaría a endurecer las reglas contra prácticas desleales; buscar mayor protección para ramas “sensibles”, es decir las mayores generadoras de empleo, y abrir más rendijas para la imposición de “cuotas”, es decir acotar las facilidades arancelarias a determinado flujo de exportaciones.

 

AntiForbes. La novedad en materia de recuentos, la promueve la ONG Oxfam, con la publicación de un libro cuyo título es más que explícito: Los 12 mexicanos más pobres.

Haga de cuenta lo contrario o el revés de la moneda de la lista de Forbes.

El volumen recoge los testimonios de 12 familias de 10 entidades federativas en muestra descarnada del fracaso de los programas sociales del país.

En el cóctel está el caso de una habitante de la comunidad de San Simón Zahuatlán, Oaxaca, que bebe agua caliente para paliar el dolor del hambre.

La otra cara del país.

 

Efecto Trump. La primera gran oportunidad para analizar los alcances del Efecto Trump en un escenario de incertidumbre llega a partir de hoy vía el evento México Cumbre de Negocios a desarrollarse en Puebla.

A la cita acuden expertos internacionales cuya experiencia resultará de gran valor para los cientos de empresas asistentes.

Bajo la batuta de Miguel Alemán Velasco, el evento lleva 13 ediciones previas, ya en Veracruz, Monterrey, Querétaro y Guadalajara.

 

Otra cumbre. A partir de hoy se realiza otra cumbre en el país, ésta en materia de financiamiento para vivienda, bajo la anfitrionía del Infonavit.

Entre los participantes estarán los premios Nobel de Química y Economía, Mario Molina y Thomas Sargent, además del expresidente chileno Sebastián Piñera.

El temario abarca no sólo alternativas de crédito sino exigencia de vivienda sustentable.

 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios