Suscríbete

La Autoridad Investigadora: Cofece e IFT por la competencia

Carlos Mena Labarthe y Ricardo Salgado Perrilliat

Desde que existen dos autoridades que pueden aplicar la legislación de competencia en el país, la coordinación y cooperación de las áreas investigadoras de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ha sido un importante reto. En especial cuando se habla de nuevos mercados. ¿Cómo lograr que los avances tecnológicos no creen espacios de impunidad y falta de acción de las autoridades? ¿Cómo asegurar congruencia en la interpretación legal y el ejercicio de las facultades correspondientes? Responder estas preguntas es clave para lograr mayor competencia y concurrencia en los mercados mexicanos.

La institución de la Autoridad Investigadora, desde nuestro punto de vista, es y será cada vez más, una pieza fundamental en la lucha contra las prácticas monopólicas y la corrección de los problemas de barreras y otras restricciones en los mercados en nuestro país.

Aunque ya desde hace varios años el marco jurídico en materia de competencia económica en México ha experimentado reformas importantes encaminadas a fortalecer las atribuciones de la autoridad de competencia, específicamente las funciones relacionadas con la investigación, no fue sino hasta la reforma constitucional de 2013 y una nueva ley de competencia en 2014, que se introdujo un nuevo andamiaje institucional con un reacomodo de facultades en la regulación pro mercado.

En el nuevo marco jurídico, la Cofece y el IFT se constituyeron como órganos constitucionales autónomos y se dispuso la separación entre la autoridad que investiga y la que resuelve en los procedimientos. Lo anterior, para asegurar la imparcialidad y el respeto al debido proceso en favor de todos los gobernados. En este sentido, la Autoridad Investigadora es un órgano independiente del Pleno de la Cofece y el IFT, pero que pertenece a la misma agencia en la que se encuentra el órgano que resuelve. Este diseño institucional promueve un sistema de pesos y contrapesos en cada una de las etapas en el procedimiento, y garantiza que las investigaciones sean objetivas e imparciales al ser conducidas por la Autoridad Investigadora de manera independiente.

La Constitución ha establecido que el IFT tiene facultades para aplicar la ley de competencia en los mercados de telecomunicaciones y radiodifusión exclusivamente, mientras que la Cofece lo hace en todos los demás mercados. Para sortear el problema de identificación de prácticas monopólicas y de división de funciones en razón de las facultades correspondientes, las Autoridades Investigadoras hemos desarrollado un mecanismo de consulta para identificar potenciales problemas de jurisdicción y con ello poder coordinar la intervención en los mercados de manera adecuada. Las autoridades de ambos órganos reconocemos que los avances tecnológicos y la evolución de los mercados pueden hacer difícil en ciertos casos la identificación clara de qué autoridad es competente.

La ley de competencia reconoce la realidad del conflicto entre los órganos constitucionales y establece un procedimiento para resolverlos. Si bien el procedimiento es expedito y se ha utilizado en dos ocasiones para solucionar cuestiones de concentraciones, en los casos de investigaciones el procedimiento no ha sido utilizado por considerarse oneroso para los procedimientos y que las implicaciones pueden ser delicadas. En este aspecto, consideramos que las decisiones que hasta hoy han tomado los órganos jurisdiccionales en los casos analizados no resultan del todo ilustrativas como precedentes y en consecuencia, que resulta necesario un análisis muy cuidadoso y caso por caso, por lo que la coordinación entre autoridades ha resultado más adecuada hasta ahora.

Ahora bien, la cooperación no sólo debe existir en casos específicos que pudieran resultar dudosos, sino en la coherencia en la aplicación de la ley y los conceptos que contiene nuestro marco jurídico, que son de gran contenido económico. La cooperación entonces ha incluido el intercambio de experiencias y de aplicación de conceptos legales para los procedimientos relevantes para ambas instituciones y que fortalecen las actuaciones de ambas. Seguramente, derivado de la convergencia tecnológica, cada vez será más importante el reto, en especial cuando se habla de contenidos y plataformas. Se requerirá profundizar en esta cooperación, sin menoscabo de las atribuciones, facultades y responsabilidades conferidas.

 

* Titular de la Autoridad Investigadora en la Cofece y ex titular de la autoridad investigadora en el IFT (ahora secretario técnico del Sistema Nacional Anticorrupción).
** Las opiniones contenidas en este artículo son a título
estrictamente personal.

Comentarios