Las cifras de la inseguridad

Editorial EL UNIVERSAL

La inseguridad en México se presenta actualmente como uno de los retos más importantes para cualquier autoridad de cualquier nivel. Este lunes una encuesta de EL UNIVERSAL/Buendía&Laredo señala que por primera vez desde febrero de 2012 (cuando se registró un índice similar) siete de cada 10 personas en el país consideran que la violencia relacionada con el crimen organizado ha aumentado. Y este martes el Inegi da cuenta ahora de un incremento en los delitos contra empresas.

La delincuencia actuó en 2015 contra poco más de la tercera parte de las empresas en el país, ocasionando un quebranto económico por 138 mil 900 millones de pesos, unos 6 mil 736 millones de dólares. Las más afectadas fueron aquellas que se dedican al comercio, seguidas por las pertenecientes al sector industrial y al sector servicios.

El ilícito más frecuente que reportan fue el robo o asalto de mercancía, dinero, insumos o bienes, que creció 28.7% en 2015 respecto a los datos previos, correspondientes a 2013. La extorsión ha superado al robo hormiga como el segundo delito con más casos, con un alza de 34.3%.

Sin seguridad, muchas familias prefieren quedarse en casa y salir de su hogar sólo para lo indispensable; las salidas nocturnas en varias zonas del país son un tema vedado. Sin seguridad muchos empresarios piensan dos veces antes de invertir su dinero para abrir un negocio. Sin seguridad, una sociedad comienza una fase de afectación a la economía y descomposición social que le puede tomar varios años superar.

Las cifras que reveló el Inegi mencionan que cada delito significó una sangría promedio de 57 mil 779 pesos para la empresa víctima de la delincuencia.

En este problema las autoridades locales son las que principalmente deben tomar medidas para dar protección a los
negocios.

La ausencia de seguridad es una de las razones por las cuales se inhiben las inversiones. De acuerdo con el Inegi, alrededor de 15% de las empresas cancelaron inversiones en todo el país. Para que el ciudadano decida abrir una empresa se requiere un ambiente de seguridad y confianza. ¿Hay la atención suficiente de gobiernos locales a las empresas y a las personas víctimas de delito? ¿Qué medidas toman para contrarrestarlo?

En materia de combate a la inseguridad hay flancos débiles que se arrastran desde hace años, como la creación de un mando único policial, la certificación de agentes policiacos y la coordinación entre corporaciones. Los datos que se presentaron estos días retratan una realidad poco amable del país, pero necesaria de conocer, si se desea comenzar a cambiarla.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios