Nuestra selección: 5 lugares al aire libre para festejar a los niños cerca de la CDMX

Un viaje sería uno de los mejores regalos para el Día del Niño, aunque no sea el mero día. Planea un fin de semana para disfrutar actividades de aventura, talleres y hasta cine en una cueva

Día del Niño
Cine en la cueva escondida de un cerro de Malinalco. Foto: Cortesía Complejo Ecoturístico Malikualli
Destinos 29/04/2021 00:38 Carlos Tomasini Actualizada 00:39
Guardando favorito...

[email protected]
Después de casi un año de encierro, es justo que la familia y, sobre todo los niños, cambien de aires y disfruten de la naturaleza  cerca de la Ciudad de México. Este sería un gran regalo del Día del Niño para disfrutar el ‘mero’ día o un poco después. 

Recuerda que, para evitar contagios, lo mejor es viajar únicamente con quienes vives. Ya habrá mejores tiempos para invitar a los primos, amigos o vecinos.

Sin más preámbulos, estas son nuestras recomendaciones con una gran variedad de  actividades a cielo abierto.

 Debido a la pandemia, muchos sitios aún tienen acceso limitado, así que quizá debas esperar unos días más para que haya espacio disponible.

Consulta los horarios y las medidas de bioseguridad que asigna cada lugar, porque pueden cambiar de un momento a otro, según lo  indiquen las autoridades de cada estado. Reserva con anticipación, en línea o por teléfono. Así no te llevarás sorpresas desagradables y quizá  puedas ahorrar algo de dinero.

Malikualli, Estado de México

ninos_tirolesa_malikualli_2.jpgCortesía Complejo Ecoturístico Malikualli

A ver qué te parece este plan: llegar un viernes por la tarde, cabalgar para ver pinturas rupestres, hacer glamping en un domo geodésico, jugar juegos de mesa y admirar las estrellas antes de dormir. A la mañana siguiente puedes lanzarte de una tirolesa de 200 metros de largo (atrévete a lanzarte de cabeza), mientras los niños participan en un taller de marionetas con un artesano; después, hay un picnic en familia y  la búsqueda de un tesoro en el que conocerán varias especies de animales y de árboles de la región; asen bombones en una fogata durante la cena y vean una película en una cueva.   El domingo, luego de desayunar,  pueden tomar un taller de tallado en madera.

Lee también: Glamping romántico en Malinalco

Todo esto ofrece el complejo ecoturístico Malikualli, en el Pueblo Mágico de Malinalco, a unas dos horas de Ciudad de México. Hay buena señal de celular, pero no WiFi.

Este pueblo del Estado de México está a un kilómetro de distancia del centro ecoturístico. Pueden visitarlo  en familia, ya sea caminando, en bici eléctrica o en cuatrimoto.

Además, del glamping, también hay tiendas de campaña. El desayuno está incluido, pero el complejo tiene  alianzas con restaurantes locales que llevan la comida hasta donde estés, incluida la carne para el asador.

Hace calor, especialmente en primavera y verano, así que no olvides llevar bloqueador solar,  traje de baño, lentes, sombrero, gorra y ropa cómoda. Los precios varían según las experiencias y el tipo de alojamiento que escojas. Tel. (722) 149 1623 y malikualli.com 

Hacienda Panoaya, Estado de México

ninos_hacienda_panoaya_amecameca.jpgCortesía

Al pie de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl se encuentra Hacienda Panoaya, en Amecameca, también en Estado de México. Es un parque temático y de diversiones con  tirolesa,  paseos  en tractor o en lancha, renta de bicicletas y triciclos y canchas de voleibol y futbol. Cuenta con  un área de picnic y un restaurante tipo buffet, y hasta dispone de brincolines.

El principal atractivo de esta hacienda del siglo XVII (hogar de Sor Juana Inés de la Cruz cuando era niña; de hecho, el casco es un museo dedicado a ella) es un laberinto estilo inglés: todo un reto de 1.4 kilómetros de recorrido dentro de sus casi cinco mil  metros cuadrados de extensión, enmarcados por muros de  cedros que no dejan ver lo que hay afuera. Si no puedes salir del laberinto, no te preocupes, siempre habrá alguien que te ayudará.

Puedes acampar o dormir en su hotel spa. Ahí mismo se encuentra el Parque de los Venados Acariciables.  Tel. 597 978 5050 FB: @LaHaciendaPanoaya

Capital Flow Bike Park, Querétaro

amealco_bike_park.jpgIstock

Si a tu familia le gusta andar en  bici, en el Pueblo Mágico de Amealco disfrutarán Capital Flow Bike Park, pionero en el concepto de bike park familiar, multinivel y multimodal, pues es apto para el entrenamiento de niños con bici de balance (sin pedales) y  para profesionales. Hay rampas, airbags, rutas de montaña, un área de camping y restaurante al aire libre. Abre fines de semana. Desde la CDMX son casi tres horas de camino.
 FB/IG: @Capitalflowmx

Parque Guanajuato Bicentenario

ninos_parque_bicentenario_guanajuato.jpgCortesía

Sí, ya se extinguieron. Pero a 20 minutos de la capital de Guanajuato (en el municipio de Silao), se encuentra el Parque Guanajuato Bicentenario que, hasta el 9 mayo, presenta el Parque Jurásico Bicentenaurio: un recorrido al aire libre por un laberinto para contemplar dinosaurios robóticos a gran escala. Este lugar está un poco más lejos de Ciudad de México  (a unas cuatro horas de la CDMX y a una hora y media de San Miguel de Allende) que las recomendaciones anteriores pero, para encontrar dinosaurios, vale la pena viajar un poco más, ¿no?

La entrada al parque cuesta 35 pesos para adultos y 15 para niños menores de 1.20 metros de estatura. El acceso a la experiencia de dinosaurios es de 25 pesos. ¡No olvides reservar! pgbicentenario.com

Exhacienda de Chautla, Puebla

ninos_hacienda_chautla_puebla.jpegCortesía

El paquete para las actividades cuesta entre 199 y 249 pesos; los niños menores de tres años no pagan entrada. La noche en el hotel cuesta entre 970 y 2,860 pesos por habitación.
¿Te gustan los castillos? ¡En Puebla, hay uno! A unos 90 minutos de la Ciudad de México, está la Exhacienda de Chautla, con  un pequeño castillo inglés del siglo XIX, al centro de un lago artificial. Uno de sus dueños fue el joyero inglés Tomás Gillow, por lo que también se le conoce como “Castillo de Gillow”. Está rodeado por un bosque y tiene  senderos para caminar, una capilla y un museo, además de un restaurante especializado en platillos tradicionales de la cocina del estado. Se puede pescar y acampar; también cuenta con  cómodas cabañas para pasar la noche. Además, es pet friendly.

Lee también: Cascadas, haciendas y otros lugares para visitar en Puebla

La noche en las cabañas cuesta  desde 1,500 pesos; la pesca,  desde 120 pesos por persona; y la cuota para acampar es de 65 pesos por noche. La exhacienda está a una hora y media de CDMX, aproximadamente.  @ExHaciendaDeChautlaPuebla 

 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios