México, la segunda peor estrategia contra el Covid-19

Ciencia y Salud 27/04/2021 02:10 Raúl Rojas Actualizada 10:29
Guardando favorito...

Raúl Rojas, matemático de la Universidad Libre de Berlín, analiza el exceso de mortalidad: 444 mil según el gobierno. Pero la realidad es que va más de medio millón si se toman en cuenta los fallecidos sin prueba y cuándo iniciaron las muertes. Sólo nos supera Perú

La Secretaría de Salud, el Inegi y otros organismos públicos acaban de actualizar las tablas de exceso de mortalidad por el Covid, hasta la última semana de febrero. El exceso de fallecimientos en México es de 444 mil personas por encima de lo esperado, de acuerdo a la mortalidad registrada en un año como 2019. Con esos datos, México es el segundo país con los peores resultados de gestión de la epidemia (considerando sólo países con más de 10 millones de habitantes). Ya para este mes la cifra real de exceso de mortalidad en México debe superar el medio millón de fallecimientos. Se reportan mucho menos decesos en las conferencias vespertinas (unos 215 mil) por la política de sólo considerar decesos por Covid aquellos a los cuales se realizó una prueba. Pero muchos han muerto en su casa, e incluso en hospitales, sin prueba alguna.

Una manera de poder comparar la mortalidad por Covid en cada país consiste en tomar el exceso de muertes desde que se desató la epidemia, poniendo este número en relación con el número de habitantes de cada país. En el caso de México, las 444 mil personas reportadas como exceso de mortalidad, hasta fines de febrero, equivalen a 3469 decesos por millón de habitantes. La revista The Economist publica continuamente una tabla con los datos de muchos países desde que comenzaron a registrar el exceso de muertes por Covid.

También lee: México acumula 215 mil 113 muertes por Covid-19

Sin embargo, hay países que tienen una población más joven y otros que tienen una población más envejecida. Una manera más efectiva que la de la revista inglesa, para poder comparar países con diferente pirámide de población, consiste en calcular el exceso de mortalidad como porcentaje de las muertes esperadas en el periodo examinado. Por ejemplo, esas 444 mil muertes en exceso en México corresponden a 638 mil personas que se esperaría que hubieran muerto normalmente de la cuarta semana de abril de 2020 (cuando comenzaron a registrarse fallecimientos en exceso) a la última semana de febrero de 2021. El porcentaje de exceso de mortalidad así calculado es de 69.6%. Difiere del reportado por la Secretaria de Salud porque yo comienzo a calcular no desde enero (cuando no había casos de Covid), sino desde abril.

10 AÑOS de vida, al menos, perdió cada fallecido por Covid-19, si se toma en cuenta que la esperanza de vida en el país es de 75 años.

virus_outbreak_mexico_125085118.jpg
Aunque el gobierno de México dice que aquí no pasó lo de Italia, para Raúl Rojas las cifras indican que en realidad fue tres veces peor. En la imagen, un paciente en el Centro Citibanamex en marzo pasado. Foto: FERNANDO LLANO. AP
 

Es decir, lo podemos pensar así: el verdadero efecto social de la pandemia es cuánto difiere un año con Covid con respecto a un año normal. Lo que la sociedad mexicana ha vivido en carne propia es que, por cada 100 personas que han muerto de acuerdo al ritmo normal de decesos en el país, otras 70 personas, a las que “no les tocaba”, han muerto anticipadamente. Las familias han sufrido doble, primero, porque murieron más familiares y, segundo, porque la edad promedio de los fallecidos es de unos 65 años. La esperanza de vida al nacer en México es de 75 años, así que cada difunto ha perdido más de 10 años de vida, en promedio.

La Tabla 1, arriba, es un cálculo del porcentaje de exceso de mortalidad relativo a los decesos esperados en el periodo en el que la epidemia ha estado activa. En el caso de México ese cálculo comienza, como decía arriba, en la cuarta semana de abril de 2020, cuando ya se comenzó a registrar un número significativo de decesos por Covid-19. En la tabla sólo se consideran países con más de 10 millones de habitantes. En el caso de Brasil he agregado un asterisco, porque los datos reportados por ese país no parecen muy confiables. Para la India tampoco hay datos confiables del exceso de fallecimientos y no fue incluida en la tabla.

26abr2021-excesomortalidad.gif

También lee: Descarta AMLO tendencia rumbo a tercera ola de Covid-19

La tabla muestra que, respecto a los decesos esperados en un año normal, México tiene el segundo peor desempeño en el mundo, solo Perú nos supera, por muy poco, entre los países con más de 10 millones de habitantes. El gobierno mexicano se ha felicitado de que “no pasó lo de Italia”, pero la tabla muestra que lo que sucedió en México fue más de tres veces peor. Varios países europeos y Estados Unidos rondan el 20% de exceso relativo de mortalidad respecto a 2019. Destacan en la tabla Alemania y Canadá, así como Chile, con sólo 8.7% de exceso de mortalidad relativa.

“Transitamos así del realismo mágico a la pura ficción, con una gestión de la pandemia que ha resultado desastrosa, como los números demuestran”
Raúl Rojas, matemático

 

Habría que destacar, además, que en países como Taiwan, Japón, la misma China y Nueva Zelandia, el exceso de mortalidad no es exceso, es déficit. Debido a las medidas sanitarias implementadas, desde hace meses, mueren menos personas que en un año normal. No ha habido casi decesos por influenza. Ya que hay menos contagios de todo, resulta que muchas personas que en otros años hubieran muerto, han sobrevivido. En Alemania, que tiene una política muy estricta de lock-down, han muerto menos personas desde febrero que en las semanas correspondientes de 2019. En Japón el exceso de mortalidad es negativo, es de menos 8460 personas, en todo lo que va de la epidemia.

También lee: Descubren la proteína que provoca que nos enfermemos de Covid-19

cul-peru_125084998.jpg
Perú es el país número uno con la peor estrategia contra el Covid, aun con la campaña de vacunación. Foto: MARIANA BAZO. XINHUA
 

Hay que seguir vacunando lo más rápidamente posible. Una vez que en Estados Unidos hayan inoculado a casi toda la población este verano, eso liberará una capacidad enorme de producción de vacunas al otro lado de la frontera, lo que incidirá positivamente en toda América Latina, una de las regiones más castigadas por el Covid, como la tabla muestra.

Sin embargo, una campaña efectiva de vacunación no debe ser utilizada con fines electorales. La vacuna de Pfizer/BioNTech fue creada en Alemania. La Canciller Merkel nunca ha aparecido durante una mañanera (las que afortunadamente no existen), o conferencia de prensa, presumiendo la vacuna alemana. Incluso se vacunó frente a las cámaras, pero con la vacuna inglesa de AstraZeneca, para darle confianza a la población en todas las vacunas. Contrástese eso con la presentación matutina, con bombo y platillo, de la vacuna Patria, “cien por ciento mexicana”, la que en realidad fue creada en Nueva York y de la cual una compañía en Jalisco tiene ahora una licencia. Se ignora a la UNAM y otras universidades mexicanas que sí han trabajado y trabajan coordinadas para crear una vacuna. Transitamos así del realismo mágico a la pura ficción, con una gestión de la pandemia que ha resultado desastrosa, como los números demuestran.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios