La matemática que puso el piso parejo al cobro de impuestos

En menos de un año y con la pandemia a cuestas, la jefa del SAT puede presumir más recaudación, menos evasión y mayor base de contribuyentes… aplicando facultades

La matemática que puso el piso parejo al cobro de impuestos
Ilustración: Dante de la Vega. EL UNIVERSAL
Cartera 22/12/2020 03:30 Leonor Flores Actualizada 04:59
Guardando favorito...

Cuando Raquel Buenrostro Sánchez presentó el ABC de su plan de trabajo para ser ratificada ante el Congreso de la Unión como nueva jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), diputados y senadores pensaron que era un programa a largo plazo.

A casi un año de que la Tercera Comisión de Trabajo la ratificara y rindiera protesta ante el pleno de la Comisión Permanente, superó las expectativas, mérito que se acentúa teniendo la pandemia en contra, sin que se hayan caído los ingresos tributarios y sin subir ni crear nuevos impuestos.

El 19 de diciembre de 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador la destapó como la nueva jefa del SAT, y a mediados de enero del presente año asumió el cargo.

También lee: SAT acusa "boicot" de despachos contables para acaparar citas de contribuyentes

La eligió por los buenos resultados en ahorros de más de 200 mil millones de pesos en las compras gubernamentales como Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El ABC

Y es precisamente esta cifra la que representa la letra “A” de su plan de trabajo: Aumentar la eficiencia recaudatoria. Ella logró superarla en mucho en lo que va del año.

El Congreso de la Unión aprobó 100 mil millones de pesos para el ejercicio fiscal de 2020, y lleva más 207 mil millones de pesos cobrados tan sólo a grandes contribuyentes por adeudos añejos, en plena pandemia por el Covid-19.

En total son casi 418 mil millones de pesos de eficiencia recaudatoria sin necesidad de judicialización, de los cuales 254 mil 113 millones son por cobro de cartera y acciones para aumentar la eficiencia recaudatoria.

21dic2020-recaudacion.gif

El importe que no ingresa al erario en efectivo es de 163 mil millones de pesos, que representa la cantidad que un contribuyente no podrá solicitar en devoluciones, compensaciones o aplicar en las llamadas pérdidas fiscales.

Con esto también está alcanzando el segundo objetivo de su proyecto representado con la letra “B”: Bajar la evasión y elusión fiscal, porque las empresas ya están viendo que puede salir más caro no pagar como se debe y se están autocorrigiendo.

También lee: En 2021 habrá nuevos impuestos, pero también apoyo fiscal

Hasta el momento 11 empresas, entre ellas Walmart, América Móvil, FEMSA y el banco BBVA saldaron por adelantado o por impuestos omitidos más de 33 mil millones de pesos, sin ir a juicio.

Lleva un presupuesto de 2 mil 159 millones de pesos durante el ejercicio de la función fiscalizadora.

Y finalmente llega la representación de la letra “C”: Creció el padrón de contribuyentes activos registrados de un universo de 77.4 millones que había en 2019, a 79.6 millones a septiembre de este año.

Alma de acero

Nadie creía en la promesa que hizo de no ejercer el terrorismo fiscal, porque se había ganado el mote de “La dama de hierro” o la mujer de “La mano de hierro” con el problema del desabasto de medicamentos y las compras de pipas para Pemex en el extranjero para enfrentar el huachicol cuando era Oficial Mayor.

Los que no la conocían afirmaban que por eso fue acumulando poder, incluso más que su propio jefe en la Secretaría de Hacienda y así fue que comenzaron a llamarla “La dama de hierro”. Pero detrás de ese mote, para ella es una cualidad que la distingue, porque “las personas no estaban acostumbradas a que se estableciera un piso parejo”.

Colaboradores cercanos a la jefa del SAT afirman que esa imagen que quieren retratar de Buenrostro no le desagrada como tampoco que le digan “doña Raquelito”, que la coloca al otro extremo.

Es directa y firme, lo que no le quita ser noble y preocuparse por los demás, como lo hizo hace un año por el personal de limpieza de la Secretaría de Hacienda, a quienes ayudó para que la empresa de subcontratación ya no retrasara su pago en diciembre.

No sale a comer a los restaurantes de lujo, usa el comedor institucional del SAT y paga 50 pesos por la comida corrida o lleva sus propios alimentos preparados en casa.

También lee: SAT pide a empresas no encender el foco rojo del outsourcing

Quienes trabajan con ella reconocen que es muy exigente, pero da oportunidad de proponer e innovar.

Algunos empresarios agradecen que sea honesta y respete los acuerdos, y que no se persiga políticamente a nadie para saldar cuentas. Eso la hace confiable.

Lo que sí no está tolerando es la corrupción que se daba en el interior del SAT, que es el tercer eje de su plan de trabajo. En lo que va de su gestión van 563 servidores públicos denunciados ante el Órgano Interno de Control por incurrir en faltas de responsabilidad administrativa.

Existen 86 denuncias ante el Ministerio Público contra trabajadores del SAT, sobre todo de aduanas por contrabando, ejercicio ilícito, falsificación de documentos y huachicol, principalmente.

Fashonista de la evasión

Sin dedicarse al mundo de la moda, Raquel Buenrostro se convirtió en una fashionista de la evasión fiscal.

Rápido identificó cuáles son las modas utilizadas por evasores para disfrazarse y verle la cara al fisco.

“Lo que hemos empezado a detectar son las modas de la evasión fiscal por año”, dijo una vez en conferencia de prensa para ejemplificar cómo empezaron a trabajar para detectar a los contribuyentes que le daban la vuelta al pago de impuestos.

Así fue que se determinó que la estrategia de fiscalización fuera por año, sector y por rubro, porque desde su perspectiva hay evasiones que se ponen de moda impulsadas por despachos de asesores fiscales.

También lee: Diputados de Morena proponen Ley "anti-Diego" contra evasión fiscal

Se enfocaron en los grandes contribuyentes, porque son los que más caen en manos de los fiscalistas que cobran por planeaciones agresivas, y que tenían 15 años sin ser revisados de verdad, como las farmacéuticas, aunque bajo la lupa también aparecieron las donatarias.

Precisamente son los fiscalistas los que le meten miedo a sus clientes, porque dicen que el SAT perdió la batalla, pero no la guerra. Esto en referencia a que el Congreso desechó el proyecto del Big Brother fiscal, que tenía como objetivo grabar las visitas domiciliarias a contribuyentes y que se presentó como parte del paquete fiscal para 2021.

El Covid

Raquel Buenrostro, al igual que otros funcionarios que no han parado de trabajar pese a la emergencia sanitaria, fue contagiada de Covid-19.

El 6 de octubre se conoció que dio positivo a la prueba, por lo que tuvo que aislarse y guardar la cuarentena, en medio de la negociación de la miscelánea fiscal 2021.

Para atender algunos asuntos pendientes en el Congreso de la Unión designó al administrador general de Recaudación, Luis Abel Romero López.

Debido a que no le pegó tan fuerte el virus y pudo recuperarse a base de paracetamol, cumplió sus labores de manera remota y siguió preparando la estrategia para el combate al outsourcing ilegal.

Pero por la experiencia con la enfermedad que vivieron algunos de sus compañeros de trabajo, supo de los abusos de algunos médicos y hospitales que se aprovechan de la gente desesperada por curarse.

También lee: Hallan muerto a científico ruso que trabajaba en vacuna contra el Covid

A uno de ellos, un hospital privado quería obligarlo a firmar una carta responsiva para garantizar la cantidad de 2 millones de pesos para internarlo.

La exoficial Mayor de la Secretaría de Hacienda, encargada de las compras consolidadas, conoció casos de venta de medicamentos que costaban 60 mil pesos una dosis para curarse del Covid-19.

Por eso, pidió a la gente no caer en compras de pánico de medicamentos o falsas soluciones mágicas para recuperarse.

Miller-Teply

De las 33 tesis que dirigió el destacado matemático e investigador Francisco Federico Raggi Cárdenas, una de ellas fue la de la estudiante Raquel Buenrostro Sánchez.

Con la tesis de licenciatura Acerca del Teorema de Miller-Teply, sobre sistemas algebraicos, obtuvo en 1995 el título de Matemático por la Facultad de Ciencias de la UNAM, la cual le valió la Medalla Gabino Barreda que se otorga a alumnos sobresalientes.

Comentarios