En un bache, industria automotriz de México

Armadoras preferirán producir en EU, afectando hasta a un millón de empleos en el país, estima; Cepal anticipa represalias comerciales

En un bache, industria automotriz de México
Foto: Archivo. El Universal
Cartera 08/12/2021 02:00 Ivette Saldaña Actualizada 05:23
Guardando favorito...

Si el Senado de Estados Unidos aprueba los incentivos a la compra de vehículos eléctricos armados en ese país, hasta la mitad de las inversiones de la industria automotriz en México podrían estar en riesgo, dijo el presidente de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico (AMSDE), Jaime Guerra.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el también secretario de Economía de Coahuila afirmó que las empresas podrían optar por invertir en territorio estadounidense, lo que traería serias afectaciones para el empleo en México.

El riesgo es relevante si se considera que, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, el promedio anual de la Inversión Extranjera Directa (IED) en México para la fabricación de equipo de transporte entre 2016 y 2020 fue de 6 mil 432 millones de dólares.

La iniciativa Build Back Better de la administración del presidente Joe Biden busca otorgar 7 mil 500 dólares para la compra de un auto eléctrico, sin importar su lugar de fabricación, pero si es ensamblado en plantas de la Unión Americana con contrato colectivo de trabajo negociado por algún sindicato, se darán otros 4 mil 500 dólares.

Además, si ese vehículo cuenta con baterías eléctricas con 50% de componentes fabricados en Estados Unidos, se otorgarán otros 500 dólares.

La iniciativa, cuyo fin es que para 2030 la mitad de los vehículos vendidos en Estados Unidos sean 100% eléctricos, desmotivará la producción de vehículos en México, alertó Guerra.

Además, la propuesta aprobada por la Cámara de Representantes y que está por discutirse en el Senado estadounidense vulnera el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), puesto que va en contra de la libre competencia al apoyar sólo a vehículos eléctricos armados en ese país, dijo.

Se afectará sobre todo a la industria automotriz mexicana, que genera un millón de empleos, principalmente en “estados automotrices” como San Luis Potosí, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua, Aguascalientes, Jalisco, Querétaro, Sonora y Puebla.

07dic2021-sobreruedas.gif

“Se pudiera ir entre 50% y 60% de la inversión automotriz, desde mi punto de vista”, señaló el presidente de la AMSDE.

Por ejemplo, de los 800 mil empleos registrados ante el Seguro Social en Coahuila, 220 mil están ligados a la industria automotriz, y 70% podrían perderse si se aprueba la iniciativa Build Back Better.

El sector automotriz mexicano enfrenta todavía el impacto de la pandemia de Covid-19 desde 2020, y este año enfrenta caídas en ventas y producción a causa de la escasez de semiconductores. A ello se suma que, por la propuesta de reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, General Motors señaló que México dejará de ser destino de inversión sin un marco jurídico enfocado a la producción de energías renovables.

Cabildeo en contra

Para el jefe de la oficina de México para la implementación del T-MEC en Estados Unidos, César Remis, la iniciativa del presidente Biden “es nociva”, y por eso se busca sensibilizar a los legisladores estadounidenses para que hagan ajustes.

“Este incentivo fiscal va a actuar como un descuento a la compra de autos eléctricos de origen y contenido estadounidense, discriminando a los que se puedan producir en México”, expuso a EL UNIVERSAL.

Es una gran preocupación para el país, agregó, porque la industria automotriz representa 19% del PIB industrial, 25% de las exportaciones, un millón de empleos directos y 5 millones de puestos indirectos.

La posibilidad de que el Senado estadounidense apruebe los incentivos para la compra de autos eléctricos puede ser la punta del iceberg que lleve a los socios del T-MEC a enfrentar otros desafíos o conflictos, consideró la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena Ibarra.

En conferencia de prensa, Bárcena Ibarra reconoció que preocupan las diferencias de interpretación del acuerdo trilateral, porque pueden terminar en represalias comerciales.

Lee también: Regular autos chocolate no reducirá delitos: académico

Comentarios