23 | AGO | 2019
CFE aplicó ojo por ojo; ellos iniciaron arbitraje: Bartlett
La CFE demanda un pago por 900 mdd por el caso del gasoducto de Sur de Texas-Tuxpan, indicó Manuel Bartlett Díaz, director de la empresa. Foto: IVÁN STEPHENS.EL UNIVERSAL

CFE aplicó ojo por ojo; ellos iniciaron arbitraje: Bartlett

03/07/2019
04:13
Noé Cruz Serrano
-A +A
TransCanada, IEnova, Carso, IMG y Fermaca, acudieron primero a juicios, dice

[email protected]

Read in English
 

El arbitraje al que acudió la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para demandar la nulidad de algunas cláusulas de los contratos contra las empresas que construyen siete gasoductos, es en respuesta a las medidas que tomaron primero los transportistas de gas por interponer arbitrajes y medidas cautelares.

El director de la empresa productiva del Estado, Manuel Bartlett Díaz, señaló que fueron ellos los que “nos enseñaron el camino”.

Por eso, la CFE está demandando un pago por 900 millones de dólares sólo para el caso del gasoducto de Sur de Texas-Tuxpan, por cargos fijos que se adelantaron, aunque el gas no llega a tiempo, lo que es un costo que tenemos que absorber y sanciones y penalidades establecidas en contratos, manifestó.

En conferencia de prensa, añadió que “en lo que nos preparábamos para la renegociación de los contratos, y en la cual Fermaca, TransCanada, IEnova, Carso e IMG, estaban de acuerdo, acudieron a tribunales para demandar pagos improcedentes, así como el bloqueo de las cartas de crédito y el congelamiento de garantías —que en la firma canadiense asciende a 450 millones de dólares—”, agregó el funcionario.

Tuvimos que tomar medidas espejo, porque la ley y los contratos lo permiten, subrayó Bartlett Díaz.

Detalló que Fermaca promovió y obtuvo medidas cautelares y bloqueó la ejecución de la carta de crédito como garantía de contrato

Lo mismo hizo TransCanada, que había dicho que estaba dispuesta a la negociación, la cual presentó una medida cautelar ante la justicia mexicana y obtuvo el beneficio de congelar 450 millones de dólares que eran la garantía de que llegarían con el ducto en tiempos establecidos.

IEnova también se adelantó mientras esperábamos para las negociaciones e interpuso demanda arbitral a fin de desconocer obligaciones de reintegro del gasoducto.

En otro gasoducto que estaba funcionando, la canadiense demandó a la CFE el pago de 205 millones de dólares, basados en un contrato de servicios de transporte de gas en un tramo no mayor de 15 kilómetros.

Sin embargo, añadió, la empresa está dispuesta a la renegociación de los contratos “de manera amistosa, pero con medidas de protección”.

“Nunca hemos negado que el propósito del gobierno es mejorar los contratos” a los cuales el director de la CFE calificó de leoninos.

Niega arbitraje. La empresa IEnova, filial de Sempra Energy, negó haber iniciado recientemente arbitraje contra la CFE.

A través de un comunicado, la compañía reafirmó su disposición al diálogo con las autoridades.

Agregó que existe un arbitraje iniciado el 15 de febrero de 2018, para aclarar una cláusula del contrato del gasoducto Guaymas-El Oro.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios