Iglesia, preocupada por violencia en Michoacán

Le inquieta el contexto previo a la visita del Santo Padre; en 2016 se han registrado 54 homicidios con arma de fuego

El obispo de San Cristóbal de las Casas, monseñor Felipe Arizmendi, durante una rueda de prensa en la cual se dieron detalles sobre la visita del papa Francisco, quien se reunirá con los pueblos indígenas en el estado de Chiapas (MARIO GUZMÁN. EFE)
Nación 25/01/2016 02:18 Carlos Arrieta / Corresponsal Actualizada 03:19

[email protected]

Morelia, Mich.— A la Iglesia católica le preocupa el número de asesinatos registrados en lo que va del año en Michoacán, como un contexto previo a las actividades del papa Francisco, programadas para el próximo 16 de febrero en Morelia, reconoció Leopoldo Sánchez Pérez, vocero de la Arquidiócesis de esa ciudad para la visita del Santo Padre.

“Sí nos preocupa, pero nuestro trabajo no siempre será precisamente una labor pública de declaraciones, de confrontaciones, sino estamos realizando una labor muchas veces subterránea, en una implementación de valores, y tan nos preocupa, que los párrocos no dejan sus parroquias, acompañan a sus pueblos en la situación en la que estén”, comentó.

En lo que va de 2016, en Michoacán se han perpetrado 54 homicidios por disparo de arma de fuego en diferentes municipios, como consta en las tarjetas informativas emitidas por la procuraduría estatal.

En ese sentido, el clérigo aceptó que el promedio de 2.1 asesinatos por día que se perpetran en la entidad también es un tema que les ocupa, a pesar de que no le corresponde a la Iglesia inmiscuirse en acciones de otros ámbitos.

“Todos aquellos que están trabajando por superar esta cultura de muerte y de violencia, a veces motivados también por razones de fe, ese también es un trabajo que está haciendo la Iglesia para tratar de mitigar, de eliminar esta situación de violencia y muerte que desgraciadamente, en momentos, la sentimos tan evidente”, indicó.

El cardenal Alberto Suárez Inda dijo de manera enfática que el Santo Padre no será quién de la noche a la mañana cambie al mundo ni la situación por la que atraviesa Michoacán. “No nos pongamos nerviosos. El Papa no va a revolucionar el mundo, no va a cambiar radicalmente las cosas con una varita mágica, sino a abrirnos caminos de esperanza y también de conversión”, señaló.

Morelia, donde el Sumo Pontífice sostendrá tres actividades con religiosos, niños y jóvenes, es la ciudad con el mayor número de homicidios, del total perpetrados en los últimos meses. En octubre de 2015 se registraron más de 76 asesinatos en Michoacán, 75 en noviembre y 87 en diciembre.

Temas Relacionados
El Papa Francisco en México

Comentarios