23 | MAR | 2019
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL

Mar abierto, ruta fértil para envío de cocaína

30/12/2016
03:20
Javier Garduño
-A +A
De acuerdo con reportes de la Semar, en los últimos 12 meses la delincuencia organizada incrementó su actividad por esta vía para hacer llegar el polvo blanco de Sudamérica a México. Sólo este año aseguró 12.7 ton de esta droga

[email protected]

En los últimos meses, el crimen organizado internacional incrementó considerablemente su actividad en el Océano Pacífico para el envío de cocaína a México.

La Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) aseguró en el año 2016 la mayor cantidad de cocaína procedente de Sudamérica, en lo que va de esta administración, la cual fue descubierta en buques, que arribaron a los muelles, o lanchas rápidas en mar abierto.

La cantidad de alcaloide supera 6.5 veces la suma de lo asegurado en 2014 y 2015, revela la suma de los datos publicados en los comunicados de la Armada.

Entre enero y diciembre, la Marina acumuló al menos 12 toneladas 744 kilos de alcaloide asegurado en 26 operaciones, de las cuales 24 se realizaron en mares y costas del Océano Pacífico y dos en el Golfo de México; en los dos años anteriores la cantidad asegurada fue 1 tonelada 964 kilos.

Manzanillo, Colima, es el puerto donde se ha asegurado más cocaína que llega en buques, pero la mayor cantidad ha sido descubierta en lanchas rápidas que viajan por mar abierto, hasta a 450 kilómetros de la costa, donde los narcotraficantes hacen la entrega de droga a sus cómplices de los cárteles mexicanos.

En Manzanillo, uno de los puertos comerciales más importantes de México, la Armada aseguró 12 contenedores con droga que llegaron en barcos, 6 de ellos zarparon de Buenaventura, Colombia; 3 de Guayaquil, Ecuador; 2 de Chile y 1 de Panamá.

En base a la cantidad de aseguramientos en puerto, este destino turístico parece ser el más utilizado por los narcos sudamericanos para proveer a sus socios del Cártel de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación quienes disputan el control de la entidad. En consecuencia, Colima es primer lugar nacional de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes.

En cuanto a los aseguramientos en el Golfo de México, la Marina realizó 1 en el Puerto de Veracruz y 1 en Puerto Progreso, Yucatán.  

Del total de aseguramientos, 12 fueron en mar abierto: 5 frente a Puerto Chiapas, 3 en Acapulco, 3 Huatulco y 1 Manzanillo.  

El crimen organizado se caracteriza por enviar paquetes o tabiques de cocaína en maletas desde de Buenaventura, Colombia; rumbo a Puerto Quetzal, Guatemala; o Acajutla, República de El Salvador; con escala para transbordar en Manzanillo.

Pero los narcotraficantes más creativos han sido los ecuatorianos quienes usan el puerto de Guayaquil, Ecuador, para exportar productos ilícitos mezclados o disueltos en otras sustancias, destino a Mazatlán, donde también opera el Cártel de Sinaloa.

De acuerdo con la información publicada en el documento Logros del Programa Sectorial de Marina 2014, aquél año fue asegurada 1 tonelada 927 kilos de cocaína y 32 toneladas 368 kilos de marihuana, lo que equivale a 22 millones 11 mil 805 dosis de ambas drogas, con valor en el mercado de 354 millones 695 mil 250 pesos.

En 2014 se realizaron 17 mil 928 operaciones contra el narcotráfico con la participación de 5 mil 760 elementos al mes.  Se realizaron 69 mil 22 operaciones de vigilancia en mares y costas, se inspeccionaron 66 mil 147 embarcaciones y 2 millones 239 mil 317 contenedores.

En cambio, en 2015, cuando se redujo la cantidad de elementos para estas operaciones y la cantidad de contenedores revisados, casi no hubo aseguramientos de cocaína.

De acuerdo con el informe Logros del Programa Sectorial 2015, únicamente fueron asegurados 36.9 kilogramos de cocaína, cantidad que equivale a 112 mil 65 dosis con valor estimado de 7 millones 227 mil 962 pesos.

El mismo año, la Semar participó en 22 mil 122 operaciones contra el narcotráfico, con un promedio mensual de 3 mil 269 elementos. Además, realizó 68 mil 910 operaciones de vigilancia en mares y costas, y se revisaron 43 mil 831 embarcaciones y 367 mil 852 contenedores.

 

TRASLADAN MÁS COCAÍNA POR MAR ABIERTO

La mayoría de la cocaína que llegaría a México por mar fue asegurada en lanchas rápidas interceptadas en aguas profundas.

La Semar aseguró 9 toneladas 875 kilos aproximadamente, en 12 aseguramientos realizados en el año 2016, en mar abierto: 5 en Puerto Chiapas, 3 en Huatulco, 3 en Acapulco y 1 en Manzanillo.

El 26 de diciembre, la Armada aseguró 31 bultos y cuatro paquetes en forma de ladrillo que contenían 831 kilos que flotaban a 418 kilómetros al suroeste de Huatulco, Oaxaca.

El 18 y 19 de diciembre, la Semar informó el aseguramiento de dos embarcaciones menores con 85 bultos y 24 ladrillos que contenían casi dos toneladas de cocaína. Los hechos ocurrieron frente a las costas de Acapulco, y Huatulco.

El 13 de noviembre fueron asegurados 14 bultos envueltos que pesaban 638 kilos de cocaína, en una embarcación pequeña, al suroeste de Puerto Chiapas, Chiapas.

El 4 de noviembre, la Semar aseguró una embarcación menor que transportaba 21 bultos de cocaína que pesaban al menos 500 kilos, en la que iban tres mexicanos, a 139 kilómetros de Puerto Chiapas.

El 26 de octubre, la Semar aseguró dos embarcaciones que transportaban 24 bultos de cocaína y bidones de gasolina, a 361 y 385 kilómetros de Acapulco, respectivamente. La droga asegurada dio un peso de 1 tonelada 166 kilos.

El 1 de septiembre, la Armada reportó el aseguramiento de 25 bultos con mil paquetes que sumaban 1 tonelada de cocaína, a 196 kilómetros de Huatulco. El mismo día, personal de la Armada aseguró una lancha que transportaba 23 bultos de marihuana, con un peso aproximado de 850 kilos, frente a las costas de Ensenada, Baja California.

El 19 de agosto, una embarcación menor tipo Go-Fast de nombre Starwalker, fue asegurada con 806 kilos de cocaína en 24 bultos que contenían 713 paquetes, a aproximadamente 93 millas náuticas (170.19 kilómetros) al suroeste de Manzanillo, Colima, donde detuvo a sus seis tripulantes (tres de nacionalidad mexicana, dos ecuatorianos y un colombiano).

El 3 de agosto, la Semar aseguró ocho paquetes que contenían 394 kilos de cocaína, en una embarcación menor, a 451 kilómetros de Puerto Chiapas, Chiapas. En el evento fueron asegurados un mexicano, un colombiano, un ecuatoriano y un guatemalteco.

El 27 de julio, personal de la Armada aseguró dos embarcaciones que transportaban 25 bultos, con 751 paquetes que pesaron 847 kilos de cocaína, y bidones de gasolina, a 192 kilómetros de Acapulco.

El 24 de julio, la Semar informó que fueron asegurados 24 paquetes de cocaína que dieron un peso de 793 kilos, a 259 kilómetros de Puerto Chiapas.

El 12 de julio, se llevó a cabo el aseguramiento de 900 kilogramos de cocaína repartidos en 33 bultos, que flotaban en aguas abiertas a 305 kilómetros de las costas de Puerto Arista, Chiapas.

 

ES MANZANILLO EL PRINCIPAL DESTINO DE NARCO

La Armada de México aseguró 2 toneladas 869 kilos en 12 operativos en los muelles de Manzanillo, en 2016, bajo jurisdicción de la Sexta Región Naval.

El caso más reciente fue el 8 de diciembre cuando personal de la Armada descubrió 295 paquetes de cocaína que arrojaron un peso de 278.51 kilos, en los rodillos de tres máquinas transportadoras magnéticas. La droga estaba en los rodillos que eran transportados en el buque Laura Maersk, con bandera de Dinamarca, salieron de Arica, Chile, con destino a Manzanillo.

El 23 de noviembre, la Marina-Armada aseguró cinco maletas que contenían 190 paquetes de cocaína, con un peso de 214 kilos. La droga estaba oculta en contenedores transportados en el buque APL Turkey, con bandera de Monrrovia, embarcado en Buenaventura, Colombia, con destino a Mazatlán, Sinaloa, y Los Ángeles, California.

El 19 de noviembre, la Semar aseguró 555 paquetes en forma de ladrillo que contenían 588.6 kilogramos de cocaína. La droga era transportada en rodillos metálicos para molino de caña de azúcar en el buque APL Holland de bandera de Singapur y embarcado en el puerto de Buenaventura, Colombia.

El 8 de noviembre, fueron asegurados 228 kilogramos de cocaína dentro de rodillos de una trituradora, a bordo del buque Laura Maersk, con bandera de Dinamarca, procedente de Arica, Chile, y que tenía como destino final Manzanillo.

El 15 de octubre fue descubierto un contenedor con 117 paquetes rectangulares con cocaína, con un peso bruto 136.97 kilogramos, que venía a bordo del buque Kota Lukis de bandera de Singapur. La droga estaba dentro de tres maletas en un contenedor que transportaba regaderas eléctricas, procedente de Buenaventura, Colombia, con destino final a México.

El 20 de julio, la Semar y el SAT dieron a conocer el decomiso de droga que llegó a Manzanillo, proveniente de Buenaventura, Colombia, con destino a Puerto Quetzal, Guatemala. Había 319 paquetes de cocaína en polvo que pesaban 390.94 kilogramos, en tres refrigeradores, a bordo del buque APL HOLLAND, de bandera de Singapur.

El 13 de julio la Semar aseguró en Manzanillo 217 tambos, de 60 kilos cada uno, de salsa picante mezclada con el alcaloide. Este producto debía ser separado de la sustancia ilegal mediante un proceso químico.

El 4 de marzo, personal de la Armada aseguró en Manzanillo un contenedor que ocultaba 358 paquetes de cocaína, que dieron un peso de 421 kilos, proveniente de Buenaventura, Colombia, en el buque Coyhaique, de Liberia, con destino a Puerto Quetzal, Guatemala.   

El 19 de febrero la Semar aseguró en Manzanillo tres contenedores que contenían maletas en las que iban ocultos 438 kilos de cocaína en 363 ladrillos de cinta canela. Los contenedores llegaron en el buque Teno, con bandera de Liberia, proveniente de Panamá y con destino a Puerto Quetzal, Guatemala.

El 5 de febrero la Armada descubrió un contenedor que tenía planchas de triplay contaminadas con cocaína, en Manzanillo. El contenedor estaba en el buque MSC Susanna, proveniente de Guayaquil, Ecuador, con destino a Mazatlán.

El 21 de enero, la Semar aseguró en Manzanillo dos contenedores del buque CMA CGM GANGES, proveniente de Guayaquil, Ecuador, con destino a Valencia, España, en los que transportaban mil 920 sacos, de 25 kilos cada uno, de arena mezclada con cocaína.

El 7 de enero, la Armada aseguró tres maletas con 150 paquetes de cocaína que sumaron 173 kilos de peso, en un contenedor del buque Mataquito, procedente de Buenaventura, Colombia, con destino a Puerto Quetzal, Guatemala.

Los aseguramientos en puertos fuera de Manzanillo ocurrieron el 18 de marzo y el 17 de febrero, cuando la Armada aseguró en Veracruz un contenedor que transportaba 79 tambos de 200 litros cada uno, de prymer mezclado con cocaína, en el buque Monte Verde, proveniente de Cristóbal, Panamá, con destino a Altamira, Tamaulipas; y dos contenedores con 24 toneladas de pescado congelado, (pez espada), contaminado con cocaína, en Puerto Progreso, Yucatán, respectivamente.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios