Suscríbete

El último refugio de Duarte

Nación 19/04/2017 01:16 Dennis A. García Ciudad de México Actualizada 01:33
Guardando favorito...

El exgobernador de Veracruz disfrutó de todas las comodidades hasta el último minuto antes de su detención

Es en este hotel donde fue detenido el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte. Especial

Guardando favorito...

El costo de las habitaciones es de 124 a 335 dólares por persona. Especial

Guardando favorito...

Abrió sus puertas en 2003. Especial

Guardando favorito...

Cuenta con alberca climatizada. Especial

Guardando favorito...

Cuenta con lanchas, kayaks y diversas amenidades. Especial

Guardando favorito...

[email protected]

 

Entre la naturaleza y con una vista al lago y a los volcanes San Pedro y Toliman, el hotel Riviera de Atitlán, ofrece una estancia de confort en sus cien habitaciones con un diseño para pasar grandes momentos de relajación. Ahí, donde pasó sus últimos días escondido el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa.

 

Se trata de un complejo turístico en el que Duarte de Ochoa intentó ocultarse de las autoridades mexicanas, con ayuda, de acuerdo con las primeras investigaciones, de empresarios guatemaltectos que dieron alojamiento en el apartamento marcado con el número 505.

 

En su página de internet, el hotel ofrece todas sus habitaciones servicio de televisión con cable, teléfono, frigobar para pasar una agradable luna de miel o cualquier tipo de eventos.

 

Además el hotel cuenta con apartamentos equipados con sala, comedor, cocina y varias habitaciones, como en la que se encontraba el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa hasta antes de ser detenido.

 

EL UNIVERSAL consultó los precios por habitación, de acuerdo con los empleados, en temporada normal las habitaciones y apartamentos tienen un costo de entre 124 a 335 dólares la noche por persona, no incluye alimentos; sin embargo el precio en los apartamentos puede variar dependiendo del dueño pues no son propiedad del hotel aunque se encuentran en la misma zona.

 

Entre los servicios que ofrece es un restaurante con vista también al lago y los volcanes que invitan a un relajamiento, o bien disfrutar de los platillos al servicio de cuarto.

 

Dependiendo del clima, el hotel ofrece una piscina con un sistema de calefacción para poder disfrutar todo el año sin importar la temperatura; para los deportistas, el complejo tiene un gimnasio ubicado en el edificio central, el mismo en el que se encontraba Duarte de Ochoa.

 

No puede faltar el sauna, húmedo o seco, y un jacuzzi para el momento de estrés que se encuentra en el edificio izquierdo, junto al jardín.

Para pasar un rato divertido o extremo, el equipo acuático ofrece kayaks y lanchas de pedales para disfrutar el lago, esos servicios son gratuitos. Pero si el motivo de la estancia es para hacer un evento, el salón terraza es la opción correcta y en la que se tienen juegos de mesa de “futillo, air hockey, damas chinas, ajedrez, ping pong” o bien mesa de billar.

 

También está el salón Santiago “ideal para realizar seminarios, conferencias, sesiones de trabajo, tés y bodas. El salón tiene capacidad para 125 personas dependiendo del montaje requerido”.

 

“Hotel La Riviera de Atitlán, es miembro de la Corporación Mercadeo Inmobiliario, empresas 100% Guatemaltecas. El Hotel abrió sus puertas en el año 2003 como el único Complejo con playa privada y habitaciones con vista directa al Lago de Atitlán”.

 

“En el año 2006 se realizó una ampliación al Hotel, convirtiéndose en el complejo Hotelero más grande en las orillas del Lago de Atitlán ofreciendo un servicio de calidad y excelencia a sus huéspedes, haciéndolos sentir como hospedados en un Hotel para relajación y privacidad”, señala su página oficial.

ml

Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos