19 | ENE | 2020
46
Eruviel Ávila Villegas, gobernador del Estado de México (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)

En PRI, caballada está fuerte para 2018: Eruviel Ávila

24/09/2015
03:00
Toluca, Méx.
JORGE RAMOS Enviado
-A +A
Gobernador de Edomex: populismo es un riesgo. Se compromete a reforzar seguridad en Ecatepec

[email protected]

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, afirma que en el Partido Revolucionario Institucional “la caballada está gorda” rumbo a las elecciones presidenciales de 2018.

Él no da paso sobre la carrera sucesoria, ya avanzada en otros partidos políticos y con personajes como Andrés Manuel López Obrador. “Pero no por mucho madrugar amanece más temprano”, esboza el ex presidente municipal de Ecatepec, lugar desde donde construyó su candidatura a gobernador hace un lustro.

No se va a distraer en esos temas, esgrime, pero coincide con el presidente Enrique Peña Nieto en que el populismo “es un riesgo” para México. Hasta ahí deja ese debate.

Ayer, Eruviel Ávila entregó su Cuarto Informe de Gobierno al Congreso estatal. Por eso recurre a su frase de promoción de resultados: “Vamos a cosechar en el último tercio”.

Del caso Tlatlaya, donde militares se vieron involucrados en la presunta ejecución de 22 personas supuestamente relacionadas con el crimen organizado el 30 de junio de 2014, que los jueces resuelvan, dice.

Sobre la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán Loera del penal federal de máxima seguridad de El Altiplano, en Almoloya, asegura que su gobierno no tiene ninguna responsabilidad.

Ha entregado su Cuarto Informe de Gobierno, ¿cuál es su balance?

—Hemos trascendido en temas de educación, de salud y desarrollo económico. Son los tres grandes ejes. En educación por el gran número de obras, 7 mil espacios nuevos, y 4 mil en tecnologías de la información, además del programa de becas más grande y exitoso, con casi 10 mil becarios, que han ido a Malasia, Estados Unidos, España, y lo vamos a seguir impulsando. Hay una maestría en petroquímica, en aeronáutica, nos estamos preparando. En salud nos estamos especializando, acabamos de inaugurar el banco de tejidos y de huesos.

En desarrollo económico somos la entidad con mayor atracción de inversión extranjera directa, con 11 mil millones de dólares que han generado más de 200 mil empleos formales; esto quiere decir que más empresas ven al Estado de México por la certidumbre que ofrecemos. Cumplimos 5 mil 247 compromisos, de los 6 mil que firmamos, lo que representa 87%.

En seguridad destinamos 6 mil 700 millones de pesos.

Además, el Estado de México es primer lugar nacional en el Índice de Transparencia y Disponibilidad de la Información Fiscal 2015, que elabora la consultora A-regional.

¿Qué retos?

—Este último tercio es el tercio de la cosecha. Hemos sembrado mucho. Vienen más obras, como el telecable en la Sierra de Guadalupe, el tren Toluca-ciudad de México, vienen obras de vanguardia, también en el ámbito de la cultura. Vamos a construir el gran auditorio metropolitano para 13 mil personas y un centro de convenciones, son sólo algunas de las grandes obras.

¿Cómo percibe la gente al gobernador Eruviel Ávila?

—Siento un buen ambiente y que reconocen lo que juntos hemos hecho.

¿Dónde sentiría irritación o zozobra, en qué temas?

—Veo que hay preocupación en seguridad pública. Definitivamente. La gente espera mucho en esa materia.

Por ejemplo, en Ecatepec la gente está haciendo justicia por propia mano. ¿Qué le parece?

—Es un fenómeno que ha ocurrido en algunas zonas del país, como Ecatepec, que es mi tierra, y en otros lugares.

Se ha hecho mucho, pero lo que pasa en Ecatepec me permite reflexionar que falta mucho por hacer. No bajaré la guardia y en los próximos días habrá anuncios importantes y contundentes de un cambio de timón para regresar la seguridad al municipio de Ecatepec.

¿Qué nos puede adelantar?

—Llegará un mayor número de efectivos de Fuerzas Federales, Ejército, Marina, Policía Federal y estatal.

Además de fortalecer actividades recreativas y culturales, alumbrado público, entre otras acciones en coordinación con los gobiernos municipal y federal. Tomar el toro por los cuernos, porque hay una situación extraordinaria, y no hacer lo que el avestruz.

El tema de los feminicidios es una llaga que lacera, ¿qué les dice a las mujeres?

—Un solo caso es motivo de vergüenza y para mantenernos alerta. La Cámara de Diputados hizo un estudio, el único que hay, y por cada 100 mil habitantes, estamos en el lugar 14. No es consuelo ni para sentirnos orgullosos. Pero también que no es correcto que haya voces y corrientes que tratan de medrar con el dolor y sacar raja política por una problemática social. Independientemente de ello estamos trabajando, hay tres centros de justicia para mujeres, una subprocuraduría, refugios y se está empoderando a la mujer. Aquí se dio la primera sentencia por feminicidio. El juez dictó cadena perpetua y ante la apelación la sala estimó que de 70 años, pero fue la primera.

A las mujeres les expreso todo mi respeto, cariño y respaldo. El 90% de quienes agreden a las mujeres están en el círculo familiar, y la autoridad tiene responsabilidad, pero como sociedad ¿qué estamos haciendo? Es un tema donde todos estamos llamados a combatir este cáncer.

¿Qué responsabilidad tiene su gobierno en Tlatlaya?

—La Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación. Fuimos los primeros en contestar y aceptar en todos sus términos la recomendación. Y está siendo cumplida. Hoy hay ocho ex servidores de la procuraduría sometidos a juicio y espero que el juez resuelva. Estamos haciendo nuestra tarea. Así que, como dijo el general secretario de la Defensa Nacional [Salvador] Cienfuegos, esperamos que los jueces dicten sentencia y las omisiones que se pudieron cometer están señaladas y el gobierno del estado ha estado dispuesto a colaborar.

Es decir, ¿no hay omisión de ustedes en la investigación?

—De ninguna manera. En paralelo, reconozco la labor del Ejército por el Estado de México.

¿No mancha a su gestión de gobierno este hecho?

—De ninguna manera. Independientemente de la suerte de los militares de ese caso, son miles los que exponen su vida. Reconozco la labor del Ejército por el Estado, por su entrega valiente.

En el caso de El Chapo, ¿alguna responsabilidad jurídica o política?

—Hay responsables y la autoridad está actuando. No se ha requerido a ningún funcionario estatal o municipal, así que no hay ninguna responsabilidad de ningún tipo y estamos dispuestos a colaborar con la autoridad federal, que reconozco está actuando con firmeza.

¿Qué tanto le preocupa a su gobierno el caso OHL? Apolinar Mena fue sancionado y luego se incorporó a su gobierno, ¿no hay un resquicio que le preocupe?

—Definitivamente es un caso que personalmente ofrecí que se investigara y auditara. El secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, en los próximos días o semanas dará a conocer resultados de las auditorías y lo hará también el gobierno del Estado de México. Habremos de transparentarlas y la población sabrá la realidad. No nos temblará la mano, vamos a proceder en contra de la empresa o funcionario público, pero no adelantemos juicios, esperemos. El gobierno del estado ha estado ajeno y seguirá estando ajeno, y quiere estar ajeno. En el caso de Mena, efectivamente la Contraloría le aplicó una multa y la pagó, y no hay elemento adicional para que pudiera dejar su actual responsabilidad. En caso de que hubiera un dato que así fuera, no lo voy a pensar dos veces, éste o cualquier otro funcionario se va. Pero si no tenemos elementos, por lo pronto todo hombre es inocente hasta que no se demuestre lo contrario.

¿Tiene algún resquemor de algún viso de corrupción que pueda rozar su gobierno?

—No hay, y las auditorías permitirán conocer la realidad de todo esto.

Hablando de su tercer tercio de cosecha, ¿políticamente cómo tiene el músculo?

—Me siento muy bien, con más experiencia. Yo decía que la presidencia municipal de Ecatepec era un doctorado en el servicio público, pero la gubernatura del Estado de México no tiene comparación. Me siento animado, con avances.

Una encuesta de EL UNIVERSAL, publicada el pasado 8 de septiembre, lo coloca en aceptación como candidato presidencial ante probables candidatos como Margarita Zavala (2), Manlio Fabio Beltrones (8), Luis Videgaray (9), Andrés Manuel López Obrador (11), Miguel Ángel Osorio Chong (14), y usted con 16. ¿Cómo se ve para 2018 en la carrera presidencial?

—Winston Churchill decía que para pensar en el futuro hay que resolver el presente. Y mi presente es el Estado de México, estar muy pendiente en este tiempo de cosecha. Es un honor, lo reconozco. Fui de niño vidriero, tengo ese oficio orgullosamente, y el hecho de que un vidriero sea mencionado, así sea en el último lugar, así fuera con el .000001, para mí ya es un honor que agradezco. Pero tengo los pies sobre la tierra, soy muy institucional, soy leal a mi partido, tenemos jefe político, al cual respeto y admiro mucho, el Presidente de la República, y ese tipo de temas no me van a distraer.

Hay otros personajes como López Obrador, que lleva casi una década en campaña. Han expresado que no les desagrada la idea, ¿a usted no le desagrada?

—Como vengo de pueblo, hay un dicho de que no por mucho madrugar amanece más temprano. Coincido con el presidente Peña Nieto en que no son tiempos de pensar en proyectos personales.

¿Ni de pensar en candidaturas presidenciales?

—Yo así lo leería. Así lo comentaría. Hay libertad de expresión, tanto derecho tienen a expresar [su intención] como los que tenemos una responsabilidad pública a concentrarnos [en ella].

¿Usted cree que el próximo candidato presidencial del PRI saldrá del gabinete federal, de gobiernos estatales o del Congreso?

—De mi partido, que en su caso designe al candidato.

¿Pero usted dónde ve más gallos y gallinas?

—Todo es posible en esta vida y estoy concentrado en hacer mi responsabilidad, los partidos a la selección de candidatos y yo a gobernar.

Si no lo quiere personalizar y menos se quiere aventar, ¿usted cree que el PRI tiene un buen número de personas como potenciales candidatos?

—La caballada está gorda en mi partido, una caballada fuerte, con experiencia.

¿Qué opina de Andrés Manuel López Obrador?

—Lo respeto, no comparto algunas de sus posturas y filosofía. Pero hay libertad de expresión y le tengo respeto como a todos los mexicanos.

¿Qué opina Eruviel Ávila del populismo?

—Comparto la tesis del presidente Peña Nieto: la demagogia y el populismo son un riesgo para México, definitivamente. No es el camino ideal para sacar adelante a este gran país.

¿Es cierto que el presidente Peña Nieto lo invitó a integrarse a su gabinete?

—No, nunca. Ese fue un rumor de pasillo.

¿Le pesa o le beneficia que el presidente Peña Nieto haya sido su antecesor?

—Es un gran beneficio, extraordinario, que un mexiquense sea el Presidente y que quiere a su estado. Soy privilegiado de tener un Presidente que quiera a su tierra, y gobernó con mucho éxito a esta entidad. Le guardo mucha gratitud y la gran cosecha que tendremos va a ser gracias al presidente Peña Nieto.

Este jueves se va a estrenar en las redes sociales con motivo de su Cuarto Informe…

—Encantado de dar la cara y estar atento a los comentarios, críticas, propuestas y alternativas de solución.

¿Aunque las redes luego son un tanto agresivas?

—No’mbre, esto es parte del mundo global.

¿No le espanta?

—Nooooo.

¿Ya está curado de espanto?

—Sí, claro. Todo lo que sea propuesta, bienvenido, y lo que no, también.

Eruviel Ávila se despide. Pulió con su equipo los pormenores del Cuarto Informe que difundió anoche.

jram

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios