Caso del ex líder del PRI-DF, tarea de Manlio

La eventual expulsión de Cuauhtémoc Gutiérrez deberá ser analizada por el nuevo dirigente nacional del partido

Nación 11/09/2015 01:14 ARIADNA GARCÍA Actualizada 01:50
Guardando favorito...

[email protected]

Con apenas unas semanas al frente del cargo y sin un equipo de trabajo definido, el dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, deberá decidir si expulsa o no de las filas priístas al ex dirigente Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

El Tribunal Electoral del Distrito Federal revocó la resolución de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI, que en marzo decidió sólo suspender sus derechos partidarios al ex dirigente del tricolor en la capital del país, acusado de encabezar una red de prostitución desde las oficinas del partido.

Por unanimidad, el Tribunal Electoral del Distrito Federal resolvió que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI deberá volver a revisar el asunto para emitir una nueva resolución, sobre la expulsión o no de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

Para resolver, la Comisión priísta deberá tomar en cuenta el laudo laboral que obra en el expediente, y se refiere a una demanda que Gutiérrez de la Torre enfrentó por parte de tres empleadas y por las cuales el tricolor tuvo que pagar poco más de un millón de pesos.

Además, tiene que hacer caso de las pruebas periodísticas que existen en el expediente y con las cuales se pretende demostrar que el caso de Gutiérrez de la Torre demerita la imagen del partido tricolor.

La Comisión, que actualmente encabeza Laura Zapata Martínez, deberá desechar las comparecencias que en su momento hizo con dos implicadas en las acusaciones a Gutiérrez de la Torre: Priscila Martínez y Sandra Vaca.

Tras el escándalo desatado luego de que se exhibió al ex dirigente del PRI en el Distrito Federal, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, como presunto líder de una red de prostitución que manejó desde el interior de ese partido, el consejero político nacional priísta, Armando Barajas, presentó ante la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del partido una solicitud de expulsión, por considerar que con el escándalo se deteriora la imagen partidista.

Barajas expuso, además, que el PRI tuvo que erogar poco más de un millón de pesos por un laudo laboral del cual Gutiérrez de la Torre fue responsable. Entre 2003 y 2005 se litigó la denuncia que tres ex empleadas de Gutiérrez de la Torre interpusieron en contra de éste, por un presunto acoso sexual.

Tras más de 8 meses de haber mantenido guardado el caso, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, mandató al PRI resolver sobre la solicitud de expulsión en contra de Gutiérrez.

Ante la resolución que tomó la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, Barajas Ruiz impugnó ante el Tribunal Electoral del DF.

Guardando favorito...

Comentarios