Suscríbete

Hollande recibe a ONG en vísperas de la cumbre del cambio climático

Un grupo de organizaciones se reunió con el presidente francés previo a que comience la COP21

Mundo 28/11/2015 07:58 París, Francia EFE Actualizada 07:58

El presidente francés, François Hollande, recibió hoy un grupo de organizaciones no gubernamentales (ONG) ambientalistas en vísperas de la cumbre sobre el cambio climático (COP21) para mostrar su voluntad de implicarlas en los trabajos con vistas a lograr un acuerdo internacional para contener el calentamiento global y hacer frente a sus consecuencias.

Hollande, según un comunicado del Elíseo, se felicitó por "la calidad del diálogo regular que ha habido con la sociedad civil en la preparación de la COP21 y garantizó su determinación para obtener en París un acuerdo a la altura del desafío climático, en favor en particular de los países en desarrollo más vulnerables".

En esa línea, subrayó su deseo de que "el proceso de negociación asocie todavía más en la elaboración del acuerdo a los actores no estatales".

Las ONG participantes en la reunión le dieron cuenta de sus propuestas para "un acuerdo ambicioso, universal y equitativo".

Se habló de la financiación de las medidas para adaptarse al cambio climático que se producirá de todas formas, y en especial del "indispensable apoyo a los países en desarrollo y a los países más vulnerables", según el Elíseo.

El jefe del Estado y los participantes al encuentro también abordaron la cuestión de las futuras revisiones "al alza" de los compromisos adquiridos por los países para limitar el calentamiento climático, lo que habrá que hacer después de 2020.

Igualmente estuvieron encima de la mesa otros temas como la seguridad alimentaria, "la integración de los derechos fundamentales en el acuerdo" o la fijación de un precio para las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

Hollande se felicitó por "el espíritu de responsabilidad de las ONG" en el contexto de las medidas de seguridad excepcionales adoptadas tras los atentados terroristas del pasado día 13 en París, y confirmó su "voluntad" de que los diferentes acontecimientos previstos en paralelo a la cumbre puedan desarrollarse "en las mejores condiciones".

El hecho es que el estado de emergencia decretados tras esos ataques conlleva la prohibición de manifestaciones en la vía pública, oficialmente por las dificultades para garantizar su seguridad.

Mañana mismo se había programado una gran concentración en París, que ha sido anulada, al igual que otra prevista para el 12 de diciembre, una vez que hubiera terminado.

A falta de manifestaciones en Francia, diferentes colectivos han ideado otras formas de pesar sobre las negociaciones climáticas que se van a llevar a cabo desde mañana y hasta el día 11, empezando por marchas virtuales.

Diversos colectivos se han quejado de que las prohibiciones de manifestación con el argumento de la seguridad encubren una intención abusiva de acallar voces discordantes.

Por otro lado, Hollande esta mañana se desplazó hasta la Estación del Norte de París para manifestar su apoyo a los empleados de la compañía ferroviaria SNCF encargados de atender y orientar a los viajeros que acuden a París para participar a la COP21.

En el complejo de Le Bourget, a una decena de kilómetros al norte de París, que albergará la cumbre se espera a unas 40 mil personas cada día. En la jornada del lunes, está programada la asistencia de cerca de 150 jefes de Estado y Gobierno. 

Comentarios