Sociedad guatemalteca auxilia a víctimas de alud

Restaurantes, iglesias, bancos, supermercados y cientos de empresas privadas pequeñas han enviado alimentos para los sobrevivientes de la tragedia

Las donaciones van desde ataúdes hasta el apoyo de psicólogos voluntarios (Foto: AP)
Mundo 03/10/2015 19:36 Actualizada 19:36

La sociedad guatemalteca ha organizado cientos de acciones que van desde la donación de ataúdes hasta el apoyo de psicólogos voluntarios para atender a las víctimas del derrumbe registrado el pasado jueves en el país centroamericano y que causó al menos 59 muertos y 350 desaparecidos.

Restaurantes, iglesias, bancos, supermercados y cientos de empresas privadas pequeñas han enviado alimentos para los sobrevivientes de la tragedia, quienes durante muchas horas excavaron en busca de familiares y ahora esperan noticias de las autoridades.

Los víveres también fueron destinados para las cuadrillas de rescate, compuestas por mil 293 personas que trabajan en el área del alud, donde las casas quedaron bajo unos 25 metros de tierra en un espacio similar a dos campos de fútbol.

Personas particulares y organizaciones de toda índole se han movilizado para auxiliar a sobrevivientes como Flor de María Cuyuch, una taxista viuda que perdió en el derrumbe a sus dos hijos y a su madre.

Los productos de limpieza y ropa son, además de los alimentos, las principales necesidades de aquellos que se han quedado en la calle, así como para las 160 personas albergadas en un salón municipal habilitado por las autoridades.

En el lugar, alrededor de 35 familias intentan combatir el dolor y el cansancio mientras voluntarios buscan entretener con juegos y actividades a los niños recluidos en el lugar.

El Colegio Nacional de Psicólogos de Guatemala se ha organizado para que un grupo de voluntarios especializados atiendan a las familias víctimas de la tragedia, según confirmó la entidad.

En la zona del derrumbe, las cuadrillas de trabajadores son renovadas al paso de unas horas y las autoridades han prohibido el ingreso de los familiares y sobrevivientes con el objetivo de hacer más eficiente y seguras las tareas de rescate.

Las autoridades descartaron este sábado que se encuentre a más supervivientes, pero el portavoz de los Bomberos Voluntarios, Julio Sánchez, aseguró que aún mantienen la "esperanza de encontrar personas con vida".

Las autoridades del municipio de Santa Catarina Pinula en el departamento de Guatemala (centro), al que pertenece el barrio donde ocurrió el alud, también han habilitado un espacio para reunir varios ataúdes donados para las víctimas.

También han preparado un espacio para médicos del estatal Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), quienes improvisaron una morgue en el lugar.

Las autoridades calculan que hay actualmente 350 personas desaparecidas. 

 

ahd

Comentarios