Suscríbete

Salvó a su familia y perdió a sus perros

Metrópoli 05/09/2015 01:47 Fanny Ruiz-Palacios Actualizada 03:12
Guardando favorito...

Reyna está dispuesta a iniciar una vida en otro lugar

Sabían que el predio situado en Prolongación Río Mixcoac, a la altura de la avenida Alta Tensión, en la colonia Cañada del Olivar, delegación Álvaro Obregón era de alto riesgo, pero no tenían dónde más vivir.

Guardando favorito...

Todos coinciden en que fue una lluvia intensa la que azotó su colonia la tarde de ayer. Desde las 16:00 horas el agua corrió con gran intensidad desde lo alto de la barranca hasta desembocar en el río del fondo.

Guardando favorito...

Tierra, piedras y ramas formaron parte de una avalancha que derribó todo a su paso, incluidas dos paredes y techos de lamina de dos cuartos de tabique.

Guardando favorito...

"Tenemos nosotros el registro de ocho viviendas de las cuales solamente dos fueron las que resultaron con afectación importante y de las cuales 12 integrantes de dos familias fueron los más perjudicados", aseguró el director de Protección Civil y Zonas de Alto Riesgo en Álvaro Obregón, Jorge Reyes de la Rosa

Guardando favorito...

De acuerdo con el funcionario, aproximadamente 20 metros cúbicos de tierra cayeron sobre el predio, "es una cantidad significativa, sobre todo que es una parte de rellenos".

Guardando favorito...

Reyes recordó que en Álvaro Obregón existe un muy importante número de familias que están asentadas en zonas de riesgo, debido a que el territorio se acentúa en siete barrancas.

Guardando favorito...

[email protected]

Las pérdidas materiales no le interesan a Reyna. Lo que le dolió fue perder a sus dos perritos y el susto que vivió su familia. “Afortunadamente mis hijos y mi esposo estamos bien. Perdí mi refrigerador, mi estufa y todo lo que había en uno de mis cuartos”, dice.

Desde hace 40 años vive en Prolongación Río Mixcoac, manzana 2, lote 6, pero las lluvias de ayer le quitaron parte de su patrimonio. Un talud de tierra arrasó con su casa.

A las 6 de la tarde, mientras llovía, recuerda haber oído un fuerte trueno. Eran las piedras que se desprendieron de la tierra y cayeron sobre su techo y una de sus paredes.

La casa de Reyna estaba conformada por dos cuartos y un baño, así como un espacio donde tenía su lavadero.

En esa casa vivió durante 40 años junto con su esposo y sus tres hijos. Hoy, después de ver lo que ocurrió, prefiere abandonar su hogar y comenzar una nueva vida.

Reyna se sintió tranquila al ver que toda su familia estaba sana y salva, su único dolor fue perder a sus mascotas:

“Tenía dos perritos, estoy segura que quedaron sepultados porque uno estaba amarrado y la otra estaba en la puerta. Me duele mucho porque no había modo de que se pudieran salvar”, dice mientras un par de lágrimas ruedan sobre su mejilla.

Reyna asegura que las autoridades les informaron que el predio donde vivían estaba en riesgo, pero “por cuestiones personales” no se fue.

Reconoce que ya no pueden hacer nada y agradece a las autoridades el apoyo: “A través del doctor De la Rosa el delegado nos mando solución para esta parte”.

Dijo que les darían un apoyo para que paguen renta.

Temas Relacionados
salva familia
Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos