No hay colores a la hora de gobernar: Mancera

Metrópoli 18/09/2015 03:20 Phenélope Aldaz Actualizada 03:29

Mancera llama a trabajar sin colores partidistas para lograr consensos

Al interior del recinto de la Asamblea Legislativa esperaban los integrantes del gabinete legal e invitados especiales. Foto: Especial

“No venimos a recibir elogios, venimos a escuchar”, afirmó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, momentos antes de rendir su tercer informe en la ALDF. Foto: Adrián Hernández/ EL UNIVERSAL

El jefe capitalino, afirmó que el compromiso de reabrir la Línea 12 del Metro se mantiene y advirtió que siguen las investigaciones para sancional a los responsables. Foto: Especial

Además afirmó que para garantizar la seguridad de los usuarios se tomó la decisión de cerrar la línea para su rehabilitación. Foto: Especial

También entregó a la ALDF una iniciativa para que el Programa del Médico en Tu Casa se aplique por la ley. Foto: Especial

[email protected]

Desde la tribuna de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, hizo un llamado a los diferentes grupos parlamentarios para trabajar sin distinción política en beneficio de la ciudadanía y pidió no caer en “confrontaciones”.

Al rendir su Tercer Informe de Gobierno, sin la mayoría perredista en el órgano legislativo de la capital del país, Mancera Espinosa aseveró que su administración mantendrá una línea de trabajo propositiva y activa:

“Les propongo que con un trabajo conjunto seamos esa alternativa. Elevemos juntos la calidad del debate, nunca pasemos por alto que en la tarea de gobernar y legislar estamos en el mismo lado. No hay colores cuando de servir se trata. Hoy más que nunca debemos evitar caer en confrontaciones que pongan en peligro los consensos”, precisó el Ejecutivo local.

Acompañado por Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación —quien acudió como representante del Presidente de la República—, así como por el presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF, Édgar Elías Azar, a lo largo de una hora el mandatario hizo un recuento de los logros y pendientes de su gestión al frente de la ciudad de México.

En materia de seguridad, dijo que si bien se redujo 12% la incidencia delictiva, esto “no es suficiente”, por lo que anunció la creación de 70 estancias para policías de proximidad.

También retomó el caso del multihomicidio en la colonia Narvarte, el cual reconoció como “un gran reto para el sistema de procuración de justicia”. En ese sentido, se comprometió a investigar “hasta el último indicio” que se tenga sobre el crimen.

En materia de obras, se comprometió a que los trabajos que se realizan en la zona de Mixcoac, el proyecto del parque lineal de Chapultepec y el programa de remodelación de la calzada Ignacio Zaragoza serán respaldadas por los vecinos y aseveró: “Mi gobierno recibirá y atenderá todas las propuestas ciudadanas”.

Al hablar sobre los terrenos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), que tanta polémica han generado, dijo que uno de sus principales compromisos será defender el uso de suelo de los terrenos, para que el proyecto que ahí se desarrolle beneficie a la ciudad.

“Siempre exigiré que se alcancen los mayores beneficios para los habitantes de la capital y que se evite la exclusión social. No pienso frenar el desarrollo, pero no pienso dejar sola a la gente”, puntualizó.

Al recinto se dieron cita 10 gobernadores, tres mandatarios estatales electos y dirigentes de partidos políticos, así como todos los integrantes del gabinete de Mancera.

La nueva correlación de fuerzas que impera en la ALDF fue evidente, sobre todo al momento de fijar su postura ante el pleno.

César Cravioto, coordinador de Morena, cuestionó la labor del mandatario local y su plan de austeridad, el cual, dijo, representa 1% del presupuesto. Además le exigió reconocer a su partido como la primera fuerza política de la ciudad y declaró que si decide cambiar de rumbo, Morena lo ayudará para que la capital sea de nuevo la “Ciudad de la Esperanza”.

jram

Comentarios