Nombran fiscal para indagar riña entre yaquis

Coinciden 7 de ocho pueblos en solicitar desarme voluntario; tras muerte de una persona

Estados 24/10/2016 01:15 Amalia Escobar / Corresponsal Actualizada 01:15

Loma de Bácum.— Autoridades tradicionales de siete de los ocho pueblos yaquis acordaron solicitar una campaña de desarme voluntario en la localidad, donde se libró una pelea campal entre 400 indígenas a causa de la introducción de obras de gasoducto.

El secretario de Gobierno, Miguel Pompa Corella, informó que hoy inicia funciones un fiscal especial para investigar los hechos del viernes, mientras que el delegado de Gobernación en Sonora, Wenseslao Cota, dijo que se presentará una denuncia penal en contra de quienes resulten responsables.

Según el procurador de justicia estatal, Rodolfo Montes de Oca, en el enfrentamiento participaron 400 personas, con un saldo de un muerto, ocho heridos y 13 vehículos incendiados.

De acuerdo con versiones de miembros de la tribu, la empresa del gasoducto contrató por 300 pesos diarios a más de 600 personas de otros pueblos para que custodiaran las obras y pudieran continuar en el tramo bloqueado por los pobladores de Loma de Bácum, lo que derivó en el enfrentamiento.

Luego de los hechos, en asambleas simultáneas se instalaron las autoridades tradicionales de siete pueblos, mientras que en otra reunión estuvieron sólo las de Loma de Bácum.

Los siete pueblos aceptaron firmar un convenio con la empresa Gasoducto de Agua Prieta IEnova, mientras que la asamblea de Loma de Bácum exigió una consulta pública y rechazó el paso de los ductos por su territorio hasta que se resuelva un juicio de amparo.

Pompa Corella informó que se atendió la petición de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de poner en marcha medidas cautelares, por lo que se envió a elementos de seguridad y brigadas médicas a la zona.

Adolfo García Morales, secretario de Seguridad Pública, indicó que implementarán operativos y filtros de revisión para retirar armas cuya posesión no esté autorizada por autoridades tradicionales. Para estas acciones se destinaron 100 elementos de la Policía Estatal de Seguridad Pública.

Comentarios