14 | NOV | 2019
6
El cofundador del Cártel de Sinaloa entró a territorio mexicano por el Puente Nuevo Internacional Puerta México, en Matamoros, Tamaulipas, donde fue recibido por personal del Instituto Nacional de Migración (INM) (STRINGER. REUTERS)

EU libera al 'Güero' Palma; lo trasladan al Altiplano

16/06/2016
03:50
MARCOS MUEDANO Y JULIO LOYA Corresponsal y reportero
-A +A
Indagan la probable responsabilidad del capo en dos asesinatos; agentes del INM lo reciben en el puente fronterizo de Matamoros

[email protected]

Matamoros.— Sólo unos minutos duró en libertad Héctor Luis Palma Salazar, El Güero Palma, uno de los fundadores del Cártel de Sinaloa, quien después de ser entregado por autoridades de Estados Unidos al gobierno mexicano fue trasladado al Centro Federal de Readaptación Social Federal (Cefereso) 1, El Altiplano, en el Estado de México.

Las autoridades mexicanas lo acusan del delito de homicidio contra dos personas en Nayarit.

“Ya en nuestro país, personal de la Fiscalía General del Estado de Nayarit cumplimentó una orden de aprehensión en contra de Palma Salazar por su probable responsabilidad en esa entidad de dos homicidios”, informó el gabinete de seguridad.

En un comunicado, señaló que la captura se efectuó con base en el convenio de colaboración suscrito en el marco de la Conferencia Nacional de Procuradores de Justicia, la cual se llevó a cabo en apego a los derechos humanos del acusado.

El Güero Palma llegó al hangar de la Procuraduría General de la República (PGR) en el Aereopuerto de la Ciudad de México a las 20:34 horas de ayer, de donde fue trasladado a El Altiplano resguardado por la Policía Federal.

Lo entregan en Matamoros. Poco antes de las 17:00 horas de ayer, el cofundador de Cártel de Sinaloa arribó al lado de funcionarios de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), a las inmediaciones del Puente Nuevo Internacional Puerta México, donde fue recibido por personal del Instituto Nacional de Migración (INM).

El cruce fronterizo, ubicado en Matamoros, Tamaulipas, fue cerrado al público por más de 30 minutos para evitar cualquier eventualidad en la seguridad de Palma, pero ante el elevado flujo de automovilistas y peatones, las autoridades mexicanas optaron por reabrirlo.

Vestido con pantalón negro, camisa blanca y una gorra negra, Palma Salazar cruzó el puente nuevo que conecta a la ciudad de Matamoros, Tamaulipas, con Brownsville, Texas.

Ahí fue entregado a personal del INM, quien lo trasladó a unas oficinas de este instituto para realizarle exámenes médicos para determinar su estado de salud, así como para corroborar su identidad.

Al culminar con las revisiones, Héctor Luis Palma Salazar —quien permaneció nueve años recluido en un penal de máxima seguridad en Atwater, California, luego de ser acusado por el tráfico de 50 kilos de cocaína— fue trasladado en una tanqueta custodiada por elementos de las secretarías de Marina (Semar) y de la Defensa Nacional (Sedena), al Aeropuerto Internacional General Servando Canales de Matamoros, que se encuentra a 25 kilómetros de la garita donde fue entregado.

Después de permanecer una hora 40 minutos en las oficinas federales, salió nuevamente esposado y custodiado por más de 40 elementos del Ejército, la Secretaría de Marina y la Policía Federal.

Además, estaba vigilado por 14 unidades de la Sedena y otras seis de la Policía Federal en su trasladado por tierra al Aeropuerto Internacional General Servando Canales, para de ahí volar a la Ciudad de México en una aeronave de la PGR.

Tras un viaje de más de 50 minutos llegó a la Ciudad de México, donde le efectuaron nuevos estudios antes de ser trasladado en helicóptero al Centro Federal de Readaptación Social 1.

De ahí fue trasladado al penal de alta seguridad El Altiplano, en donde todos los presos que son ingresados deben someterse a estudios médicos, además de que les informan los delitos por los que se encuentran ahí y le leen sus derechos.

Palma fue detenido en 1995 en Nayarit tras un accidente aéreo por la comisión de al menos nueve delitos entre ellos por el homicidio del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo.

En 2002 fue notificado de una orden de arresto provisional emitida por Estados Unidos y en 2007 fue extraditado, así como condenado al declararse culpable ante una corte, quien lo sentenció a 16 años de prisión por transportar 50 kilos de cocaína.

Como parte del esquema de buena conducta, que forma parte a nivel sistema del Buró de Prisiones de Estados Unidos, se programó la liberación de Palma tras haber cumplido 85% de su sentencia el pasado 11 de junio.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios