Profepa clausura horno de tratamiento térmico en BC

El horno con quemador de la marca Ecoflam que utiliza gas LP, con cuatro ventiladores y tres termostatos era utilizado de manera ilegal en un domicilio ubicado en el kilómetro 136 de la carretera Tecate-Tijuana

Foto: Profepa
Estados 17/03/2016 11:56 Notimex Ciudad de México Actualizada 11:56

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró un horno de tratamiento térmico a embalajes de madera (tarimas) en el municipio de Tecate, Baja California, por no contar con la autorización correspondiente.

La dependencia precisó que durante una visita de vigilancia a sus instalaciones, los inspectores constataron que se trataba de un horno de 12 metros de largo por 2.4 de alto y 2.4 de ancho con capacidad de hornear 250 tarimas a la vez.

El horno con quemador de la marca Ecoflam que utiliza gas LP, con cuatro ventiladores y tres termostatos era utilizado de manera ilegal en el domicilio ubicado en el kilómetro 136 de la carretera Tecate-Tijuana.

Durante el operativo, el inspeccionado presentó al personal de Profepa una copia de una autorización emitida por la Semarnat, la cual amparaba la instalación de un horno en la colonia Campestre Murúa, en Tijuana, domicilio diferente a donde estaba instalado.

Además los inspectores constataron que el horno no cumplía con las especificaciones previstas en la Norma Oficial Mexicana NOM-144-SEMARNAT-2012; ni con los informes ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Tampoco se llevaban los registros de tratamientos térmicos realizados a embalajes de madera, ni se contaba con reporte gráfico o documental para comprobar la veracidad de la aplicación del tratamiento térmico como medida fitosanitaria.

La Norma Oficial Mexicana NOM-144-SEMARNAT-2012, establece las medidas fitosanitarias reconocidas internacionalmente para el embalaje de madera, que se utilizan en el comercio internacional de bienes y mercancías.

Por otra parte, en la inspección se encontró un colchón con tinta y el sello de goma con tinta fresca, mismos con los que se aplicaba la marca número MX-171.

Al preguntar a los trabajadores sobre su aplicación, se determinó que el día anterior se había realizado el marcaje del último cargamento de tarimas y el último tratamiento térmico, mismo que ya había sido entregado a su cliente.

Además, al pedir al inspeccionado encender el horno para verificar su funcionamiento, esto no fue posible porque tenía tiempo descompuesto debido a un corto circuito. Tampoco servía el sistema de cómputo con el que deberían llevar los registros de los tratamientos térmicos aplicados a embalajes, sin contar con algún tipo de registro.

Por todas estas irregularidades la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente determinó realizar la clausura total temporal de dicho horno, ya que no cumplía con todas las indicaciones necesarias para su operación.

spb

Temas Relacionados
profepa

Comentarios