Piden exhumar y contar cuerpos de fosas en Cuautla

El coordinador de la Comisión Científica de Identificación Humana de la UAEM, Iván Martínez Duncker, considera necesario practicar nuevos perfiles genéticos para facilitar su identificación y entregarlos a los familiares

(Foto: Archivo EL UNIVERSAL)
Estados 30/11/2015 20:01 Justino Miranda / Corresponsal Cuernavaca, Mor Actualizada 20:40
Guardando favorito...

El coordinador de la Comisión Científica de Identificación Humana de la UAEM, Iván Martínez Duncker, desestimó los perfiles genéticos realizados por la Fiscalía estatal a 44 de los 105 cuerpos inhumados en una fosa común, por lo que pidió exhumarlos y saber el número exacto de cadáveres sepultados.

También consideró necesario practicar nuevos perfiles genéticos a los cuerpos con el fin de facilitar su identificación y entregarlos a sus familiares.

En conferencia de prensa Martínez Duncker se refirió a los 105 cuerpos inhumados de forma irregular en una fosa de la comunidad indígena de Tetelcingo, Cuautla, al oriente del estado, cuyo caso llevó al Fiscal Javier Pérez Durón a comparecer ante diputados del Congreso de Morelos.

Martínez Duncker dijo que para que la Fiscalía recupere la credibilidad en el tratamiento del caso debe exhumar los cadáveres y contarlos frente a observadores independientes avalados por las familias.

“Si la fiscalía tiene sus reservas de trabajar con la UAEM por cualquier causa, a pesar de su capacidad reconocida internacionalmente, que lo haga con cualquier otra institución académica nacional o extranjera a fin de darle a los familiares la certeza en los resultados científicos de identificación humana”, explicó.

Martínez Duncker afirmó que el dicho del fiscal General del Estado, Javier Pérez Durón, en el sentido de que los cadáveres inhumados cuentan con su carpeta de investigación, no garantiza su identificados, pero además no hay explicaciones de por qué sólo a 44 cuerpos le realizaron los perfiles genéticos.

En opinión de Martínez Duncker para confirmar que los cadáveres están identificados debieron someterse a diversos procedimientos científicos para comprobar que certeza su identidad, como conocer sus rasgos físicos. En algunos casos, observó, sólo la genética permite realizar la identificación cuando es imposible obtener características físicas claras.

El Coordinador de la Comisión Científica argumentó que su renuencia a admitir como verdaderos los estudios genéticos, se debe a que si los perfiles fueron realizados y no se hicieron del conocimiento del fiscal desde el inicio de las indagaciones, o no fueron entregados de manera oportuna a la PGR para su ingreso a la base de datos CODIS, entonces tienen un origen viciado e irregular y por lo tanto esas pruebas deben ser desechadas.

Por otra parte criticó que la Fiscalía sea juez y parte en la investigación porque eso le resta rigor científico y ético, por lo que se pronunció a favor de que la PGR atraiga el caso no sólo de las fosas de Tetelcingo, sino además el de la fosa de Jojutla donde, dijo, hay más de 60 cadáveres de inhumados en condiciones semejantes.

Asimismo, lamentó que el Fiscal argumente insolvencia económica para impedir la práctica de los exámenes en genética.

“El costo, si sólo se restringe a una prueba de ADN en el caso de que los cuerpos estén en condiciones óptimas y no requieran mayores pruebas, oscilaría el millón de pesos para los 105 cuerpos y el resultado estaría en un mes”, estimó.

Sin embargo, dijo que dadas las condiciones en que fueron exhumados dos cuerpos –con una máquina de trascabo-, el trato no ha sido el adecuado, además de que se deben establecer los protocolos de actuación de las instituciones que los lleven a cabo, es decir, no sólo obtener las pruebas científicas sino el reguardo de ellas.

afcl

Temas Relacionados
fosas de Cuautla
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios