Suscríbete

5 Seconds of Summer vuelven al Coloso de Reforma

Luke Hemmings, Calum Hood, Michael Clifford y Ashton Irwin, los cuatro hombres desataron la locura en la primera de sus dos fechas en el recinto

Al recinto asistieron alrededor de 10 mil fans, en su mayoría mujeres jóvenes (VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
Espectáculos 24/09/2016 06:50 Cristina Pineda Actualizada 12:04

Cuando se disfruta algo la diversión puede parecer durar segundos y eso les pasó a los fans de 5 Seconds of Summer, que vieron a sus ídolos nuevamente en México durante un concierto en el Auditorio Nacional en el que sentían como si el tiempo pasara rápido.

Los gritos ensordecedores comenzaron desde antes que la agrupación saliera a escena a las 20:40 horas, justo cuando personal de su equipo pegó en el suelo la lista de canciones del repertorio y destapó la batería. Sin embargo, el sonido del júbilo se multiplicó cuando pusieron voz a "Carry on" y "Hey everybody".

Una manta con la leyenda 5 Seconds of Summer se vislumbraba detrás de Luke Hemmings, Calum Hood, Michael Clifford y Ashton Irwin, los cuatro hombres que desataron la locura en la primera de sus dos fechas en el recinto.

Aprovechando las adaptaciones como que se retiraron algunas sillas para una zona vip y una tarima que dejaba a los integrantes un poco más cerca de los asistentes de las primeras filas, los australianos caminaron de un lado a otro aunque eso implicaba que el personal de seguridad encargado de que todo estuviera en orden tuviera más trabajo al intentar retener a quienes se empujaban con tal de tocar las manos de sus ídolos.

Entre el público, la mayoría mujeres jóvenes, sobresalían los celulares que sostenían a lo alto con la intención de dejar guardadas esa más de hora y media que duró el concierto mientras sonaban canciones como "Money" o "Disconnected".

Dos de los músicos no dudaron en mostrar sus influencias con playeras de Iron Maiden o The Kinks, y por eso parte de su rock era entusiasmar a sus fans para mover continuamente los brazos de arriba a abajo, como si se tratase de una señal entre ellos.

"Ciudad de México, ¿todo está bien?", gritaban de vez en cuando. "Oh Dios mío. Ya estamos aquí ¿nos extrañaron? nosotros sí", dijo Luke mientras con un gran coro de las casi 10 mil almas presentes interpretaba "Long way home".

Dominaban las guitarras, el bajo, la batería y hasta el piano cuando Luke o Michael se sentaban a tocar algunos acordes, tal como pasó en "Outer space"; con su show número 95 este año, era tal su agradecimiento que dijeron que los ofrecidos en México eran los mejores.

Así pasó el tiempo entre temas como "Waste the night" e intentos de hablar español con palabras como "hola", "bueno" o "¿cómo estás?", que por más cortas que fueran enloquecían a las chicas.

Por ello confesaron sentirse bienvenidos gracias a fans entregados y pidieron prender las luces de los celulares en"Amnesia", seguida de "Cast away" y"Jet black heart".

Era tanto el desenfreno y los gritos que Michael se quedó como estatua sólo para escuchar esa manera que sus seguidores encontraron para darles su amor. Ellos contribuyeron al ritmo de "End up here" mientras entre las butacas se vislumbraban hojas en blanco con algunas frases en dedicatoria.

Ya casi en la recta final los integrantes buscaban más ruido y complacieron con "Good girls", "Girls talk boys", "Permanent vacation" y "What I like about you", mientras Michael se ponía una peluca tricolor que le lanzaron desde el público.
Una bandera mexicana también cayó en el escenario, aunque ésta no se movió de su posición. Lo que sí fue un par de prendas íntimas que quedaron en el pedestal del micrófono.

Aunque ya se habían despedido todos querían más, así que volvieron para cerrar cercanas las 22:15 horas con "She's kinda hot" y "She looks so perfect" con unas niñas felices mientras sus papás las esperaban afuera del Auditorio, aunque adentro de sus instalaciones pues el personal decidió darles entrada ya que la lluvia también había llegado a la cita.

Temas Relacionados
5 seconds of summer

Comentarios