17 | NOV | 2019
AP

ASF: No es el Draft para encontrar QB

29/02/2016
00:15
Iván Pirrón
México, DF
-A +A
No te pierdas el Aquí solo football con Iván Pirrón

Salvo contadas excepciones, el Draft es el único camino para encontrar a tu quarterback franquicia en la NFL.

Al menos seis equipos podrían reclutar a un pasador en las dos primeras rondas del reclutamiento colegial este año: Browns, Cowboys, 49ers, Eagles, Rams y Texans.

Pero -en el papel, porque uno nunca sabe cuándo va a surgir un Tom Brady o un Russell Wilson- la Clase 2016 no parece ofrecer un quarterback franquicia. Aunque sí hay prospectos interesantes y prometedores.

Jared Goff, de California, Paxton Lynch, de Memphis, y Connor Cook, de Michigan State, parecen contar con lo necesario para, algún día, ser titulares en la NFL.

Goff es el único que está listo para jugar desde la pretemporada, según los expertos.

“Pulido, muy bueno en la bolsa de protección y muy buen brazo”, dijo Mike Mayock, gurú del Draft de NFL Network, refiréndose a Goff. “No es de élite, pero realmente tiene un buen brazo. Es muy preciso y con movimiento rápido para lanzar el balón. Es el quarterback más listo para jugar de este Draft”.

Goff comandó una ofensiva “spread” en las filas colegiales; en tres años como titular, completó 62.3% de sus pases para 12 mil 200 yardas, con 96 touchdowns y 30 intercepciones, incluidas 15 la campaña pasada, un número que obviamente no gusta a algunos scouts.

“Paxton Lynch me recuerda a Joe Flacco. Para medir dos metros de altura, es un gran atleta. Se sorprenderán con su habilidad atlética. Tiene un brazo fuerte, pero está a un año o dos para estar listo para jugar en la NFL”, dijo Mayock.

Cook fue titular tres años en Michigan State, donde comandó una ofensiva similar a las que se estilan en la NFL. Sus pases tienen buena velocidad y ha mostrado movilidad en la bolsa de protección, pero algunos scouts cuestionan su ética de trabajo y liderazgo (no fue capitán de los Spartans, por ejemplo).

Al igual que Lynch, Cook parece más un proyecto que un titular inmediato.

Pero hay un muchacho que ha robado cámara recientemente y podría convertirse en el primer quarterback seleccionado en el Draft 2016. Su nombre es Carson Wentz.

Wentz proviene de North Dakota State, que pertenece a la Missouri Valley Football Conference, donde enfrenta a equipos como Montana, Weber State, North Dakota, Northern Iowa, South Dakota, Indiana State, Youngstown State y Missouri State.

No, no son precisamente los mejores equipos del football colegial.

Pero Wentz, de 1.90 metros de altura, ha mostrado muy buena movilidad en la bolsa de protección y completó 64% de sus pases en una ofensiva mixta (“spread” y “pro”). Jugó cuatro años y en dos fue titular; pasó para 5 mil 115 yardas, con 45 touchdowns y 14 intercepciones.

Además, en el Scouting Combine mostró mucha confianza cuando fue entrevistado por la prensa.

“Tiene la estatura que buscas”, dijo Trent Baalke, gerente general de los 49ers. “Tiene la inteligencia que buscas. Hay muchas cosas positivas. Ahora, ¿qué tan listo va a estar cuando llegue a la liga? Creo que habrá una curva de aprendizaje, pero la hay para cualquiera en esa posición”.

Wentz, quien se fracturó la muñeca a la mitad de la campaña pasada, es también un buen corredor, así que puede lanzar cuando está en movimiento con impresionante puntería.

Cleveland, que tiene la segunda selección global del Draft, debería reclutar un quarterback, pero su terrorífica historia con los pasadores en el reclutamiento colegial no son buenas noticias para estos prospectos: Johnny Manziel (2014), Brandon Weeden (2012), Colt McCoy (2010), Charlie Frye (2005), Luke McCown (2004), Spergon Wynn (2000), Tim Couch (1999), Eric Zeier (1995), Keithen McCant (1992), Clemente Gordon (1990), Steve Slayden (1988), Mike Norseth (1986), Terry Nugent (1984), Steve Michuta (1982), Paul McDonald (1980), Mark Miller (1978), Gene Swick (1976), Craig Nagel (1976), Randy Mattingly (1973), Brian Sipe (1972), Mike Phipps (1970) y Mike Cilek (1970), por mencionar únicamente los últimos 46 años de la franquicia.

Los Cowboys necesitan no sólo encontrar al suplente de Tony Romo sino al quarterback del futuro de la franquicia.

No sé si lo encontrarán en este Draft. Quizá el ojo clínico de Jerry Jones pueda ver más allá de lo evidente.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios