Despiden con música al director Armando Zayas

Cultura 15/04/2016 00:18 Alida Piñón Actualizada 10:47

Ayer murió el maestro, a quien familiares, amigos y funcionarios rindieron homenaje en la Ollin Yoliztli

Ahí los jóvenes de la Orquesta Típica, la Orquesta Juvenil del Centro Cultural Ollin Yoliztli y la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de la Magdalena Contreras le rindieron homenaje.

El secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez, dijo que Zayas fue un hombre que se dedicó a celebrar la música, a reconocer la humanidad y el talento de los jóvenes.

Decenas de personas aplaudieron de pie durante largos minutos mientras la Orquesta de la delegación Magdalena Contreras tocaba “la barcarola”, de la ópera "Los cuentos de Hoffman", de Offenbach.

La primera guardia de honor fue encabezada por el secretario y por familiares del maestro.

Coral Zayas, hija del músico, indicó que su padre apoyó durante toda su vida a los compositores mexicanos porque para él era fundamental reconocer el talento nacional.

[email protected]

El director de orquesta Armando Zayas, uno de los más importantes difusores de la obra de compositores mexicanos y creador de la Escuela Mixe, actualmente Centro de Capacitación Musical, y Premio Nacional de Ciencias y Artes, fue un músico que, dijo alguna vez, nadó a contracorriente porque uno de sus obsesiones más profundas fue promover la música nacional, rescatar a los autores perdidos en el olvido e impulsar el talento joven.

Ayer, los jóvenes de la Orquesta Típica, la Orquesta Juvenil del Centro Cultural Ollin Yoliztli y la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de la Magdalena Contreras, de la que era el actual director, despidieron con música al concertador que murió ayer a los 86 años, al filo de las 6:50 am, víctima de un paro cardiaco; padecía una afección causada por un cáncer pulmonar.

Durante el homenaje de cuerpo presente, que se llevó a cabo ayer en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli, el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez, dijo que Zayas fue un hombre que se dedicó a celebrar la música, a reconocer la humanidad y el talento de los jóvenes, lo mismo un joven mixe que un atrilista de la Ciudad de México.

“Fue un gran creador, un rebelde. Con su ausencia no vamos a poder seguir siendo los mismos, la educación artística en Ciudad de México no podrá seguir siendo la misma sin él. El duelo nos acongoja pero nos queda celebrar su vida, su presencia seguirá en sus alumnos y en sus compañeros de trabajo. No nos deja solos, su espíritu nos acompañará”, dijo.

El secretario indicó que buscará que la orquesta delegacional continúe trabajando con normalidad y por el momento no se contempla la búsqueda de un nuevo asesor musical para la dependencia, porque “el maestro Zayas es insustituible”.

Alrededor de la 18 horas, los restos del director de orquesta arribaron al recinto, decenas de personas aplaudieron de pie durante largos minutos mientras la Orquesta de la delegación Magdalena Contreras tocaba “la barcarola”, de la ópera "Los cuentos de Hoffman", de Offenbach. La primera guardia de honor fue encabezada por el secretario y por familiares del maestro.

Coral Zayas, hija del músico, indicó que su padre apoyó durante toda su vida a los compositores mexicanos porque para él era fundamental reconocer el talento nacional. “Éste es su legado, así como todo el amor que tuvo por la música. En sus últimos años fue muy feliz trabajando con los jóvenes. Mi padre era pura música, un filósofo, un poeta, un hombre generoso que amó a todas las personas que se sentían cercanos a la música”, comentó.

Zayas explicó que uno de los proyectos en los que trabajaba el director era el rescate de obras compuestas por mujeres mexicanas desde el siglo XIX a la fecha, sin embargo lamentó que el proyecto se suspenderá por el momento.

Hasta sus últimos días, Armando Zayas trabajó como director de Orquestas Juveniles en el Centro Cultural Ollin Yoliztli y como asesor musical de la Secretaría de Cultura del gobierno de la Ciudad de México.

Zayas nació el 11 de marzo de 1930 en la Ciudad de México, su trayectoria musical trascendió a escala mayor por México y el mundo como uno de los directores de orquesta más prolíficos. A lo largo de su carrera artística, uno de los principales objetivos de Armando Zayas fue propiciar el desarrollo y el reconocimiento de la música, así como impulsar la difusión de la obra de compositores mexicanos.

Realizó estudios de composición y dirección de orquesta en México, Bruselas y París, con maestros como Carlos Jiménez Mabarak, Rodolfo Halffter, Jean Giardino, Igor Markevich y Sergio Celibidache, entre otros.

Fue director huésped en las principales orquestas sinfónicas de México, Latinoamérica y Europa. Su participación fue relevante como director musical de la Compañía de Danza Mexicana y del Ballet Popular Folklórico de Amalia Hernández.

Grabó numerosas obras de compositores mexicanos, destacando el álbum doble 10 Compositores Mexicanos. Siglos XIX y XX, con la Orquesta del Instituto Politécnico Nacional, para Consecuencias Discográficas, así como otras grabaciones con la Orquesta Filarmónica de la UNAM.

En 2014, a propósito del homenaje que le rindió la Sinfónica del IPN, indicó: “He tratado de hacer lo mejor que he podido, el verdadero artista de cualquier campo tiene el objetivo de llegar al espíritu y a la sensibilidad del público, y lograr que aprecie la obra de los grandes creadores. A veces siento que quisiera haber aportado más”.

La Orquesta Sinfónica del Instituto Politécnico Nacional, de la que fue director artístico de 1994 a 2003, dedicará los conciertos del 21 y 23 de abril a la memoria del maestro; los conciertos de este fin de semana de la OFUNAM también se harán en honor a Zayas; el Centro de Capacitación Musical prepara un homenaje al concertador.

El funeral posterior al homenaje se llevó a cabo en la agencia García López del Pedregal. A Zayas le sobreviven su esposa, María Luisa Ornelas, y sus hijos, Coral, Sigfrido, León David, Yanina y Julieta.

Temas Relacionados
Armando Zayas

Comentarios