Suscríbete

Sinfónica Nacional, "de muy alto nivel"

El director estará al frente de la orquesta mexicana el viernes en el acto de apertura del Festival del Centro Histórico de la Ciudad de México

La función inaugural y su repetición del domingo 13 se llevará a cabo en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes. (FOTO de Twitter: @BellasArtesINBA)
Cultura 10/03/2016 17:11 Redacción Ciudad de México Actualizada 17:12

La Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) inaugurará el Festival del Centro Histórico de la Ciudad de México, bajo la dirección huésped de Johannes Wildner y como solista invitado el violonchelista español Pablo Ferrández, con un programa que conmemorará los 400 años de la muerte de William Shakespeare y de Miguel de Cervantes Saavedra.

En conferencia de prensa Johannes Wildner, quien ha sido director principal de la Ópera Estatal de Praga y primer director permanente de la Ópera de Leipzig; y director artístico de la Nueva Orquesta Filarmónica de Westfalia, refirió que interpretarán “Obertura Otello”, de Gioachino Rossini; “Obertura fantasía Romeo y Julieta”, de Piotr Illich Chaikovski, y “Don Quijote, Op. 35”, de Richard Strauss, el viernes 11 de marzo a las 20:00 horas, con repetición el domingo 13 a las 12:15, en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

El violinista y director de orquesta austriaco aseguró que se trata de “un fabuloso programa” que recuerda a Shakespeare y Cervantes, fundadores de la cultura europea.

“Tenemos hoy en día tantos problemas con la situación de Europa, pero hace 400 años hubo un fundamento, una unidad fundada por ellos, porque crearon figuras o modelos típicos de hombres y mujeres que significaron nuestras emociones, desde la alegría y el amor, hasta los celos y los deseos. Esos arquetipos de sentimientos sirvieron de modelos para que todos los artistas posteriores exprimieran sus ideas”.

Así, por ejemplo, explicó, fueron capaces de convocar, e inspirar, a compositores tan disímbolos como Chaikovski, Strauss, Rossini: un ruso, un alemán y un italiano, aunque en el contexto de las emociones de este mundo los países de origen no tienen mucha importancia para los europeos.

Consideró que “cada uno de estos compositores se basó en la música de su país para crear su obra de carácter universal: Rossini tiene toda la vitalidad italiana, mientras que Chaikovski tiene la melancolía de la música eslava”.

Destacó que la descripción del alma de la figura literaria que describen, siempre mirándolos desde distintos ángulos, viene de las emociones, de los celos, por ejemplo, en Otelo, y eso en todos los países es algo común, son sentimientos universales.

Subrayó que a esa universalidad se agrega ahora una orquesta mexicana y un ejecutante solista español. Sin embargo, reconoció, en la música vemos que el nacionalismo fomentado en el siglo XIX es totalmente falso y no funciona.

Y agregó que en México, orquestas como la Sinfónica Nacional “funciona muy bien, es muy buena y de muy alto nivel, sus integrantes tocan con mucho cuidado y también con mucha energía”.

Respecto del joven violonchellista que participará en el concierto inaugural, comentó que se trata de un joven talentoso, bien formado en la música y que es un honor trabajar con él.

 

rqm

Comentarios