14 | JUL | 2019
El diseño de Fernando Romero, yerno del empresario Carlos Slim, incluye dos torres y espacios para consolidarlo como un centro cultural, donde habrá, por ejemplo, un teatro al estilo Broadway (IMÁGENES: CORTESÍA GARY NADER)

Proyectan gran museo de arte latino en Miami

01/02/2016
00:14
Sonia Sierra
-A +A
El coleccionista Gary Nader planea abrir en Miami el recinto a cargo del mexicano Fernando Romero, coautor del nuevo aeropuerto de la capital

[email protected]

Un grupo de 54 obras maestras de José Luis Cuevas marcó el inicio de la colección de arte del galerista y coleccionista dominicano Gary Nader, quien abrió en Miami hace 30 años su galería Gary Nader Fine Art.

La galería cuenta con alrededor de mil 500 obras. La colección, especializada en arte moderno latinoamericano, está conformada por más de mil obras de más de 250 artistas, como Rufino Tamayo, Fernando Botero, Diego Rivera, Roberto Matta, Wilfredo Lam, Julio Galán, Ángel Zárraga y Joaquín Torres García. Con esa colección, Nader ha querido crear, desde hace muchos años, un gran museo en Miami dedicado al arte latinoamericano.

El proyecto ya está trazado y fue diseñado por el arquitecto mexicano Fernando Romero, autor del Museo Soumaya, coautor con el arquitecto británico Norman Foster del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y yerno del empresario Carlos Slim.

Aunque Nader no acostumbra participar en ferias, este año viene a México con su galería a la feria de Arte Contemporáneo Zona Maco, del 3 al 7 de febrero. Llegará con una decena de obras selectas de artistas como Tamayo, Botero, Rivera y Torres García, cuyos precios Nader no adelanta, sólo dice que se trata de “millones de dólares”. Además viene a México para presentar el proyecto de su museo, el LAAM, Latin American Art Museum.

“Tengo muchos años de visitar Zona Maco, es una feria que está teniendo un prestigio para bien. Se está viendo un coleccionismo más internacional en México porque por muchos años el mexicano sólo se concentraba en arte de su país, ahora se ha visto que está internacionalizando su colección no sólo hacia latinoamericanos sino hacia artistas contemporáneos también”, cuenta Nader en entrevista telefónica desde Miami.

Sí prefiere vender en su galería, pero Nader ha encontrado que el mercado ha crecido mucho en estas ferias, en particular en los últimos siete años, y celebra que se ha incrementado el coleccionismo en México:

“Ha crecido en los últimos tres años el coleccionismo; han llegado más de 200 coleccionistas mexicanos a comprar en la galería. Y Maco es la feria más importante de todo Latinoamérica, la más internacional”, dice Nader, quien precisa que el número de coleccionistas que más ha crecido en su galería es el de mexicanos y que Fernando Botero es por mucho el artista que más atrae a estos compradores de arte.

Nader pretende promover el proyecto de su museo en México, en la feria, en buena medida por esa fuerte presencia de mexicanos en Miami y porque el arquitecto del museo es mexicano. Y hay una razón más: “El museo no lo puedo hacer solo, necesito que todo el mundo coopere”. También pretende crear en América Latina comités nacionales para el museo.

El galerista de origen libanés no duda que es desde Miami como América Latina puede alcanzar mayor visibilidad, pues las condiciones de las ciudades en la región no garantizan tanta proyección: “Es cierto que si no se exhibe fuera de Bolivia, de Argentina, de México, de Brasil, nadie lo ve. No es lo mismo abrir un gran museo en Miami que en una ciudad de Latinoamérica. Es la realidad de la vida. El Malba de Buenos Aires es una maravilla, pero si estuviera en Miami tendría un nivel de visitantes mayor. Miami es el puerto ideal para hacer una gran institución cultural latinoamericana a pesar de quienes dicen que somos drugs dealers, asaltantes y violadores; tenemos que responder de una manera agresiva y sustancial contra esa propuesta”.

La propuesta. El Nader Latin American Art Museum, calcula, representará una inversión de 200 millones de dólares. Aspira a ser el mayor museo de arte latinoamericano, con unos 40 mil metros cuadrados. Estará dedicado a exponer el arte de maestros del modernismo y a fomentar el conocimiento y difusión de sus obras través de un proceso de estudio y reinterpretación del arte moderno y contemporáneo de América Latina y su diáspora. La colección del museo está integrada por pinturas, dibujos, esculturas, fotografías, instalaciones y otros.

Sobre las etapas del museo comenta que hay varios terrenos que se están negociando en Down Town y que la decisión puede tomarse en tres meses.

Pero Nader y Romero han ido más allá de la propuesta de hacer un museo. El complejo incluye dos torres y espacios para consolidarlo como un centro cultural, donde habrá, por ejemplo, un teatro como los de Broadway.

“Le propuse a la ciudad de Miami crear un gran museo de arte latinoamericano. Esperé que el PAMM (Pérez Art Museum Miami) presentara su programa y lancé la propuesta del gran museo, pero además será un centro cultural latinoamericano, con centro de convenciones para más de 3 mil personas y eventos como ferias de libro; un gran teatro, como los de Broadway, que será diseñado por Emilio Estefan, que también está en el proyecto”.

El espacio del centro cultural en sus tres pisos ofrecerá un programa cultural para promover las artes y la cultura latinoamericanas, pintura, arquitectura, textiles, arte culinario; tendrá además un parque de esculturas.

Para Gary Nader, en el mundo no se conoce mucho del arte latinoamericano: “Queremos decir la historia que está muy poco contada. Pocos conocen, con relación al arte universal, a artistas como Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Roberto Matta, Wilfredo Lam, Fernando Botero. Se trata también de dar oportunidad a artistas de carrera media, no consagrados ya, sino de carrera media… artistas vivos, que encuentren una plataforma en Estados Unidos para poder mostrar su arte”.

El espacio de la galería. Gary Nader Fine Art es una galería que comparte el espacio con la colección. “No es una galería muy normal. Nuestro inventario es más de maestros o de mercado secundario, no es para presentar artistas jóvenes. Las ferias son muy importantes para ello. Nosotros sólo trabajamos gente muy cotizada, grandes maestros y grandes obras”.

Además de latinoamericanos, la galería maneja grandes nombres de artistas modernos y contemporáneos: Frank Stella, Damien Hirst, Albert Oehlen, Pablo Picasso y Marc Chagall. Aunque aún no están en la colección, a Nader le interesa un grupo de mexicanos contemporáneos de proyección mundial, como Gonzalo Lebrija, Carlos Amorales y Gabriel Orozco.

Nada que ver con el caso de artistas emergentes, que no trabaja en su galería y que mucho menos están en su colección: “Los artistas, antes de llegar a un museo, tienen que probarse en bienales, en colectivas, deben tener una carrera. No creo en poner a jóvenes en los museos, creo que los malcrías, les quitas esa ilusión. Se creen que llegaron y pueden perder la búsqueda”.

La fecha de inauguración del museo se ha pospuesto, pero Nader habla de que estará para 2019 o 2020.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios