13 | DIC | 2019
15
Exterior de la réplica de la capilla (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)

La bandera vaticana ondea en el Monumento a la Revolución

10/06/2016
00:20
Periodistas Cultura
-A +A
Crimen y Castigo

La bandera vaticana ondea en el Monumento a la Revolución

Si Lázaro Cárdenas viera la bandera del Vaticano ondeando a unos cuantos metros de su tumba, se levantaría y volvería a caminar, acudiendo al llamado de “Lázaro, levántate y anda”... pero en busca de otro lugar donde descansar en paz. Sin duda, lo mismo harían Plutarco Elías Calles, Venustiano Carranza y los otros próceres revolucionarios cuyos restos descansan en el Monumento a la Revolución, mausoleo que desde hace unos días ha quedado casi opacado por la estructura de 27 metros de altura que acoge la réplica de la Capilla Sixtina, uno de los máximos íconos del catolicismo. ¿El gobierno capitalino no encontró acaso otro espacio público que entregar a los organizadores de este proyecto, en lugar de perturbar la memoria de los insignes revolucionarios? ¿O pudo más la influencia de los organizadores, claramente cercanos a la Iglesia y al Vaticano? Lo cierto es que, a pesar de estar en un espacio público, el día de la inauguración de esta muestra ni el Gobierno de la ciudad de México ni la Secretaría de Cultura federal tuvieron el control sobre el evento y la organización, principalmente para el acceso a la prensa que casi, casi tuvo que dar portazo para poder recorrer este espacio que reproduce los frescos realizados por el pintor y el escultor italiano Miguel Ángel.

 

Entre melómanos y villamelones

La gala que ofrecieron los tenores Francisco Araiza, Ramón Vargas y Javier Camarena en la Sala Nezahualcóyotl fue todo un acontecimiento musical porque, como pocas veces, vimos reunidos a decenas de melómanos y villamelones, todos muy gozosos, compartiendo opiniones sobre lo visto y escuchado. Que don Paco canta “de maravilla”, que “Javi” es “un dulce”, que los arreglos debieron ser más bien llamados “desarreglos”. Ahí andaban funcionarios culturales, ex funcionarios, senadores, cantantes, cuates, colados. El subdirector del INBA, Sergio Ramírez Cárdenas, tras echarse una cabeceadita, después del intermedio ya estaba fresco como lechuga. Una fiesta, sin duda. Sólo una cosita. No le vendría mal a Difusión Cultural UNAM garantizar que cuando rente una de sus casas para hacer una fiesta, sus clientes, como la Orquesta Sinfónica de Minería, no se comporten cual cadeneros de antro de mala muerte al dar acceso a la prensa.

 

¿El Espacio Escultórico se escribirá sin “H”?

Bueno, más vale paso a pasito en la UNAM. Al menos ya se sabe que el Comité de expertos “Salvemos el Espacio Escultórico” ha terminado sus trabajos y que sostendrá una cita la próxima semana con el rector Enrique Grau. El propio líder de la UNAM dijo ayer que aún no tiene información sobre la resolución a la que han llegado respecto al Edificio “H” de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y por eso lo único que le pudo responder a la prensa fue: “Ya sé que el subcomité que se creó para definir lo que se puede hacer con él, ya concluyó sus trabajos. El Dr. Luis Arnal me solicitó una cita. Lo voy a ver la próxima semana”. Ahora veamos si valió la pena la espera y saber a qué resolución llegó el grupo integrado por Luz Emilia Aguilar Zínser, José Luis Cortés, Alejandro Frank, Louise Noelle, Renato González Mello y Sebastian.

 

¿Y la denuncia?

Sin peso, así resultaron las denuncias que a través de Facebook y, supuestamente a nombre de Anonymus, se hicieron contra la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, María Cristina García Cepeda. El súper hackeo prometido en un primer mensaje no pasó de ser una superficial búsqueda en Google. Los suplantadores de Anonymus quedan a deber el resultado de sus indagaciones porque esta clase de denuncias no cuartea ningún palacio.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios