Industria descarta daño por el caso VW

02/10/2015
01:46
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

Puerto Vallarta.— El escándalo de Volkswagen no pone en riesgo a las inversiones, producción o exportaciones de la industria nacional, ya que es un tema que solamente compete a la marca alemana, aseveró el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís.

En la fabricación de vehículos en México se cumple con las normas anticontaminantes, por ello, “la industria automotriz mexicana está confiada en el cumplimiento de las normas. La Norma Oficial Mexicana 042 que se aplica en emisiones de autos nuevos, la industria la cumple cabalmente. Trabajamos de la mano con la Secretaría del Medio Ambiente y Profepa porque estamos claros de ese cumplimiento”, aseguró.

Sobre la acusación del gobierno estadounidense contra Volkswagen sobre la manipulación de software en los autos de motor diesel de los modelos Transporter, Amarok, Vento, Jetta generación 4, Bora y, Nuevo Jetta generación 6, dijo que “es un tema de Volkswagen no de la industria”, por lo que no existen elementos para decir que pueden bajar las exportaciones.

“Ni las inversiones, ni la producción, ni las exportaciones de la industria automotriz mexicana están en riesgo, dijo en entrevista al término del 22 Congreso del Comercio Exterior Mexicano que organizó el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior.

Dijo que la AMIA no cuenta con datos estadísticos con el desglose a detalle de autos exportados con motor a diesel.

La industria automotriz mexicana ocupa el séptimo lugar mundial en fabricación; el cuarto en exportaciones en el mundo, la balanza comercial del sector es superavitaria, pero hace falta llevar el éxito a la cadena de ingeniería, investigación y desarrollo, expuso.

Por eso se pidió a la Cámara de Diputados dar un estímulo fiscal como en 2008, cuando se dio 30% de deducibilidad para investigación y desarrollo.

Explicó que actualmente se negocia en EU el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), un convenio en el que la industria automotriz mexicana pide un contenido nacional en autos de 50%.

Mantente al día con el boletín de El Universal