Ilegalidad impacta a toda la cadena textil

De 1.2 millones trabajadores, sólo 450 mil son formales; venta de prendas subvaluadas crea despidos: Canaintex

José Cohen Sitton, presidente entrante de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), denunció que ingresó un gran cargamento de mezclilla, cuya importadora declaró a 22 centavos de dólar el metro, en lugar de 1.50 dólares (CORTESÍA)
Cartera 30/03/2017 02:18 Ivette Saldaña Actualizada 02:29

[email protected]

El incremento de telas y prendas ilegalmente comercializadas desencadenó paros técnicos y despidos en la industria a finales de 2016, dijo el presidente entrante de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), José Cohen Sitton.

Explicó que estos problemas derivan en que talleres informales elaboran confecciones que se venden en el mercado nacional, lo cual provoca que de 1.2 millones de trabajadores en ese sector, sólo 450 mil lo han en fábricas legalmente establecidas.

La cadena hilo-textil-confección enfrenta varios problemas porque una de cada tres prendas que llegan al país entran por debajo de su valor, es decir, con subvaluación, y aprovechándose de programas de importación temporal se introduce mercancía sin pagar impuestos pues supuestamente se exportará, aunque se queda en México para su venta.

“El tema de la ilegalidad vuelve a secuestrar la agenda de trabajo. Es un cáncer que debemos erradicar por completo porque de lo contrario vamos a seguir luchando contra corriente y hay que trabajar en eso”, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL.

El empresario comentó que a pesar de los esfuerzos del Servicio de Administración Tributaria y de la Administración General de Aduanas para frenar la entrada de productos subvaluados, sigue ingresando mercancía, como sucedió con un gran cargamento de mezclilla, cuya importadora declaró un precio de 22 centavos de dólar el metro, en lugar de 1.50 dólares.

Esa mezclilla se confeccionó en talleres informales y las prendas se vendieron en el mercado formal, situación que provocó cancelación de pedidos a fábricas bien establecidas, sobre todo en una gran planta del país, las cuales tuvieron que hacer paros técnicos y algunas hasta despidos.

La problemática se reflejó en las cifras de producción de la industria, porque hubo un decrecimiento de 7% en el cuarto trimestre de 2016.

Pero también la ilegalidad que se vive en la industria se refleja en el empleo, porque “hay un dato que alarma, y es que, derivado de la ilegalidad e informalidad tenemos cifras del Inegi en la que se detalla que hay 750 mil empleos en la industria textil-confección que no son empleados de manera formal, porque solamente 450 mil están inscritos al Seguro Social”.

Cohen Sitton, quien tomará posesión al frente de la Canaintex hoy, expuso que les preocupa la renegociación del TLCAN, porque 5 mil millones de dólares de los 6 mil 300 millones que se exportan de México al mundo se dirigen a Estados Unidos, y no se sabe aún qué cambios pueden hacérsele a las reglas del comercio y “no queremos que se vean afectadas” las ventas a ese mercado.

El empresario de la industria textil-confección dijo que México es el principal proveedor del mercado estadounidense, de 28 o 30 artículos básicos de alto volumen en 10 categorías, pantalones, camisetas, ropa de cama y confecciones para la industria automotriz, principalmente.

Consideró que debe fortalecerse
la región, porque la principal amenaza para las industrias textil y confección de Estados Unidos es Asia, por sus prácticas desleales de comercio que son violatorias a las reglas internacionales.

Sobre las declaraciones del secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, de que pueden buscar en la renegociación del TLCAN un aumento al porcentaje de contenido regional, consideró que en muchos productos se llega a 95%, mientras que en otros está en 50%, por lo que en algunos productos sí puede haber margen de aumentarlo.

Temas Relacionados
cadena textil

Comentarios