Nutrición... ni bueno ni malo

Se encuentra usted aquí

10/04/2018
17:15
-A +A

¡Llegó la temporada de asados en el jardín!

¡Iniciaron los días bonitos! Hay más horas de luz, hace calorcito y si bien nos va, no llueve. Son los días perfectos para reunirnos en el jardín o terraza de algún amigo o familiar y comer una deliciosa carne asada.

Muchos pacientes han llegado preocupados porque se dan cuenta de que si van a un asado comen mal, de más y pierden el control.

Te voy a dar unas recomendaciones para que esos días no sean una tortura:

Asegura las verduras. Ya sea que vayas a casa de alguien o seas anfitrión, asegura una ensalada. Es más, llévala tu para que seguro te guste y comas todo lo que quieras. Puedes cooperar también con nopalitos, cebollitas, berenjenas, portobello, calabazas o cualquier verdura que se puede asar junto con la carne.

Modérate con el alcohol. En estos comelitones muchas veces circula el alcohol como parte fundamental de la reunión. No te pases de dos o tres bebidas como cerveza o vino. Si te gustan otros alcoholes, procura que los mezcladores no aporten calorías. No te excedas en refresco ni agua de sabor, mejor agua sola o agua mineral.

Elige bien las botanas. Olvídate de las papitas y los cacahuates japoneses, inclínate mejor a los bastones de zanahoria o pepino, apios o de plano guacamole pero con tortilla, no con totopos. Puedes comer también cuadritos de queso blanco o aceitunas (unas 20, tampoco más).

Sáltate el postre. Mejor enfócate en la carne y las verduras. Si se te antoja mucho, sólo pruébalo pero acuérdate que una porción puede tener hasta 500 o 600 calorías.

Las tortillas deben ser de maíz. Yo sé que en el norte las comen de harina y son deliciosas, pero son mucho menos calóricas las de maíz. Obvio sólo caliéntalas en el comal, no les pongas grasa. Si van a hacer quesadillas usen queso blanco (Oaxaca, por ejemplo) tiene menos grasa que el manchego o provolone.

Opciones de proteína. Si bien la carne es el centro de atención en un evento como estos, se pueden poner otras opciones como salmón o pollo. Obvio, deben marinarse también con especias, sal y pimienta y no agregar grasa.

Compensa. Si sabes que vas a comer de más en la tarde, desayuna poco (básicamente proteínas y verdura) y no cenes, a menos que tengas hambre y que sea algo muy ligero.

Así pues, te deseo una gran temporada de asados y amigos. Pásala bien, cuídate y no te excedas. Si puedes, sigue haciendo ejercicio y los días de reunión no te saltes el entrenamiento ya que te ayudará a estar de mejor humor y mantener tu peso bajo control.

 

Estudié Comunicación en la Universidad Iberoamericana y ejercí varios años. Descubrí el deporte y me volví adicta. Ello me llevó a la nutrición y cursé el Diplomado de Nutrición y Antropometría...
 

COMENTARIOS