Profeco suspende tienda departamental en Zacatecas por irregularidades

Esto luego de que se acumularon 11 denuncias en un mes en contra del establecimiento, por lo que se procedió a una verificación en el lugar
05/11/2017
00:41
Irma Mejía / Corresponsal
Zacatecas
-A +A

La delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Zacatecas colocó sellos de suspensión en una de las puertas de la tienda departamental Coppel, por presuntamente no respetar las promociones exhibidas. 

Esto luego de que se acumularon 11 denuncias en un mes en contra del establecimiento, por lo que se procedió a una verificación en el lugar, donde se detectaron  irregularidades como no respetar promociones ni exhibir los precios de los productos.

Oscar del Real, delegado de la Profeco, explicó que la tienda departamental que está ubicada en la zona metropolitana Zacatecas-Guadalupe, sigue  operando, ya que sólo se colocaron los sellos en la puerta principal, pero sigue abierta la otra puerta, mientras se determina la sanción final, ya que se le deben dar 10 días a la empresa demuestre que a se han subsanado las irregularidades o bien también puede poner el recurso de inconformidad.

Mencionó que la última denuncia hecha por parte de un consumidor se recibió en la página de Facebook, donde una usuaria se inconformó porque la tienda departamental no se le respetó el precio de promoción de una maleta de 150 pesos.

Al revisar que este mismo lugar ya se tenía una reincidencia, incluso, se tenía un caso que  llegó a una conciliación, Profeco determinó realizar una nueva verificación al lugar y se detectaron dichas irregularidades.

Comentó que hace un mes se realizó un operativo en las tiendas departamentales y estos mismos sellos de suspensión se colocaron  en Walmart, ubicada en esa misma zona,  así como en Soriana Plus, ubicada en la colonia Gavilanes.

En el primer caso, dijo, se trató por  detectar que las básculas de las cajas no estaban bien calibradas, mientras que en Soriana Plus fue por no respetar las promociones en el área de abarrotes.

Comentó que las multas que se llegan aplicar oscilan entre los 700 a un millón de pesos, según la gravedad de la falta. Como ejemplo, refirió que es una sanción más alta si en estos establecimientos se cometan actos de discriminación en contra de los consumidores.

Aclaró que les han pedido verificar las gasolineras, pero afirma que en estos establecimientos, las verificaciones las realizan cuadrillas especiales que son enviadas directamente desde las oficinas centrales.

Puntualiza que en el caso de las gaseras,  la delegación sí tiene injerencia y en las verificaciones que se han realizado se detectaron irregularidades y se suspendieron dos pipas: una por no exhibir los precios y otra más por una fuga.

El funcionario exhortó a la ciudadanía a denunciar  toda irregularidad y destacó que toda queja se atiende tanto las recibidas de manera directa en las oficinas, como vía telefónica y en las redes sociales.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS