Despiden a Evangelina Elizondo de forma sencilla, como fue su deseo

Su hija cuenta que la actriz no quería un ataúd elegante
Funeral de Evangelina Elizondo. Fotografía de Iván Stephens EL UNIVERSAL
03/10/2017
21:42
Sughey Baños
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

Evangelina Elizondo fue muy clara en su última voluntad: No quería un ataúd ostentoso y quería ser cremada para después reposar en una Iglesia cercana a su hogar, reveló su hija Georgina Moheno Elizondo.

“No quería un cajón elegante, quiso un cajón de madera súper sencillo, eso me lo pidió desde hace mucho y eso es lo que estamos haciendo por ella”

Tal y como lo pidió, la protagonista de películas como La intrusa y Tres balas pérdidas, fue velada en el Panteón Francés de Legaria en un sencillo ataúd de madera en color crudo, sin adornos o acabados, rodeada de flores blancas y sobre el ataúd los deudos y quienes los acompañaban, podían ver una fotografía de ella, en la que lucía guapa, joven y sonriente.

“Ella tenía hepatitis C desde hace mucho tiempo y se descompensó. Estaba sufriendo mucho”, reveló Georgina.

Su hija explicó que su madre estuvo muy lúcida hasta el final y pudieron platicar de muchos temas, a pesar de que en las últimas semanas estuvo confinada en su cama.

Coronas de la Asociación Nacional de Intérpretes (ANDI) y de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) flaqueaban el ataúd de Evangelina, a pesar de que su salida de la última organización no se dio en las mejores condiciones y hasta fue acusada de desvío de recursos.

En la funeraria pocos fueron los famosos que asistieron a su velorio. Sólo Mario Casillas y Ernesto Gómez Cruz, quienes fueron grandes amigos de Elizondo.

ml

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios