​Liberación de gasolinas no beneficia a consumidor, opinan senadores de oposición

Al gobierno no le conviene aumentar el precio en año electoral, y no está autorizado por el Congreso, señala Luis Sánchez (PRD); caro el combustible por impuestos, dicen Francisco Búrquez (PAN) y Mario Delgado Carrillo (PT-Morena)
17/11/2017
22:33
Juan Arvizu
-A +A

La liberalización total del mercado de combustibles, de ninguna manera beneficia al consumidor, quien paga precios muchos más altos que en Houston, por los altos impuestos autorizados por el Congreso, señalaron los senadores Francisco Búrquez (PAN) y Mario Delgado Carrillo (Morena), y lamentaron que en las actuales condiciones quienes ganan son los inversionistas que ingresan al sector.
Búrquez dijo que en unos tres o cinco años podrán empezar a verse beneficios de un mercado de consumidores, que puedan recibir la oferta de mejores precios y servicios. Delgado Carrillo calificó como una farsa el mecanismo de competencia alterado en la Ley de Ingresos con altos impuestos para 2018.
 
El coordinador del PRD, Luis Sánchez Jiménez, dijo que la Secretaría de Hacienda no fue autorizada a nada que suponga un alza del tipo de un gasolinazo, antes bien, se mantiene el mecanismo de control al IEPS en combustibles, además de que al gobierno no le conviene aumentar los precios en un año electoral.
 
El panista Francisco Búrquez, afirmó que más que libre mercado yo llamaría a libertad para que el consumidor tenga la sartén por el mango. Esa es la mejor opción, pero las alternativas para ello van a tardar años, de buscar la mejor calidad, precio, al mejor proveedor.
 
Hacia allá se dirige la venta de gasolinas y diésel, será como la leche que antes el gobierno controlaba la industria de la leche y hoy se tienen lácteos de todo tipo y el consumidor escoge la mejor alternativa. Hacia allá se dirige la liberación del mercado de los combustibles. Subrayó: El problema es que el gobierno sube, manipula los precios con nuevos impuestos.
 
“Si dice el gobierno que no va a subir el precio de la gasolina, quiere decir que lo va a subir; hay que entender lo contrario, hay que saber leer al gobierno”, dijo.
 
El lopezobradorista Mario Delgado Carrillo calificó como “una farsa” la liberalización de los precios de los combustibles, porque no tenemos un mercado competido, no hay competencia de la que se puedan beneficiar los mexicanos, en precios a la baja.
 
“Al contrario, ahora en noviembre se alcanzó el precio más alto en lo que va del año”, y desde luego, “no va a haber un brinco en los precios”, y van a mantener el modo de aumento de “poco a poco”. Esto es, “el gobierno sigue controlando el precio, como se ve que a lo largo del año ha modificado más de 40 ocasiones el subsidio, que maneja, y así mantienen el gasolinazo ya aprobado para 2018 en la Ley de Ingresos, por PAN y PRI.
 
El perredista Luis Sánchez dijo que no tendría en que justificarse un incremento sustancial a los combustibles, porque en la Ley de Ingresos no viene nada para que el gobierno aumente el precio de las gasolinas.
 
Con un mecanismo de control, los precios de los combustibles han sido mantenidos un tanto estables, y políticamente no decretarían un gasolinazo, por lo demás injustificable.
 
En el caso del gasolinazo pasado se les pasó la mano y pueden sostener los precios, porque no hay justificación internacional que permita decir que porque está liberado el precio se van a repercutir en los combustibles.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS