"Oaxacos" reclutaban a paisanos para asaltar

Los hacían trabajar en la Ceda para vigilar los movimientos; Tiburcio Flores, su líder, fue puesto en libertad en agosto
Tiburcio Flores y tres de sus cómplices identificados como Juan “N”, de 23 años; Rodrigo “N”, de 20, y Pedro “N”, de 28, fueron capturados en sus hogares en Amecameca, en el Estado de México (ALAN RODRÍGUEZ Y ESPECIAL)
10/05/2018
00:59
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Desde el año 2014, el grupo de Los Oaxacos delinquía en la Central de Abasto de la Ciudad de México (Ceda); eran los encargados de la extorsión y robo tanto de clientes como de locatarios.

Tiburcio Flores era el líder de la banda. A esta célula criminal se le imputan más de 250 ilícitos, siete ejecuciones y el incremento de la delincuencia en la zona, incluso, según las investigaciones de la procuraduría capitalina, son los responsables de asesinar a la oficial Margarita Rivera el domingo pasado.

La investigación que emprendió la Procuraduría General de Justicia de la CDMX logró establecer que Tiburcio Flores reclutaba a los integrantes de su banda en Nochixtlán, en la sierra de Oaxaca.

Les daba alojamiento, comida y les conseguía trabajo como estibadores, franeleros, en el departamento de limpieza e, incluso, en los cientos de locales de la Central de Abasto.

Esto con la finalidad de que conocieran a detalle las entrañas del lugar. Ellos le pasaban información, le avisaban cuántos policías vigilaban, qué negocio era el que más vendía, así como los clientes que llegaban con frecuencia y traían mucho dinero en efectivo. Con esta información, Tiburcio se convirtió en el líder criminal de la Central de Abasto.

Sin embargo, y una vez que los agentes de la Policía de Investigación lo ubicaron, fue detenido en 2015 por el delito de robo.

En agosto pasado, un juez le concedió el beneficio de la suspensión condicional de la pena y quedó en libertad, por lo que regresó a encabezar la banda, pues mientras estuvo preso, sus familiares y amigos siguieron delinquiendo para él.

En familia. Según el expediente criminal de Los Oaxacos, de 2015 a la fecha se han detenido a 47 personas integrantes de esa banda, 15 de los cuales son hermanos y primos de Tiburcio, es decir, era una banda familiar que se repartía las ganancias.

Todos vivían en Amecameca, en el Estado de México, donde por una colaboración con la fiscalía mexiquense se liberaron las órdenes de captura contra Tiburcio y tres de sus cómplices; Pedro “N” , de 28 años, Rodrigo “N”, de 20, y Juan “N”, de 23, quienes eran buscados desde el domingo pasado, cuando fueron grabados robando en un negocio de la Ceda.

Incluso, gracias a las imágenes que se grabaron del momento en que asesinaron a la oficial de la Secretaría de Seguridad Pública, Margarita Rivera, se logró identificar a Pedro —hermano de Tiburcio— como el responsable de accionar el arma de fuego que privó de la vida a la mujer policía. Por ese delito y otros más, todos fueron trasladados al Reclusorio Preventivo Varonil Oriente.

“Estas personas son originarias del estado de Oaxaca y tenemos un dato: de 2014 a la fecha se tienen asegurados 47 individuos entre hombres y mujeres relacionados con esta banda delictiva por los delitos de robo a negocio, robo a transeúnte, homicidio, robo de vehículos y robo de pasajeros de microbús. Al menos 15 de ellos los tenemos identificados por el área de inteligencia como familiares de las personas que estamos dando cuenta de este hecho”, explicó el procurador capitalino, Edmundo Garrido Osorio, al dar a conocer la desmantelación de la banda criminal.

 

Los Oaxacos son investigados también en el Estado de México, donde se les imputan los delitos de robo a transporte público y a peatones en Amecameca y sus alrededores.

También se sabe que de la misma manera operaban en la Central de Abasto de la entidad vecina, pues al menos tres de sus familiares ya han sido detenidos por el delito de robo a clientes de ese mismo lugar.

 

Las ganancias que le generaron los negocios ilícitos a este grupo criminal les permitió establecer negocios legales en la misma Central de Abasto.

Ahí empezaban a trabajar a todos aquellos que reclutaban.

En su estructura criminal figuran también tres mujeres que administran los locales que utilizan para blanquear el dinero producto del robo y la extorsión; sin embargo, hasta el momento no se han librado órdenes de aprehensión contra ellas.

El procurador capitalino aseguró que los imputados serán acusados ante un juez de Control por los delitos de homicidio, tentativa de homicidio y robo en pandilla, por lo que se espera que, en breve, se otorgue la audiencia inicial en un juzgado de oralidad del Reclusorio Oriente.

Agregó que con la captura de Tiburcio Flores y sus cómplices quedó prácticamente desarticulada esa banda, ya que dicho sujeto era quien los reclutaba para concretar los asaltos.

Captura. El procurador capitalino, Edmundo Garrido, dio a conocer ayer que se cumplimentaron las órdenes de aprehensión contra cuatro hombres de 20, 23, 28 y 30 años, detenidos el lunes pasado en Amecameca, en el oriente del Estado de México.

En conferencia de prensa, narró que elementos de la Policía de Investigación, en colaboración con elementos mexiquenses, detuvieron al imputado de 30 años, quien incumplió la libertad condicional que tenía desde 2015 por el delito de robo.

Mientras que los otros tres individuos fueron detenidos cuando trataron de impedir la reaprehensión de su acompañante.

Informó que al revisarlos se les encontró vegetal verde con las características de la marihuana, por lo que un agente del Ministerio Público de Chalco inició una carpeta de investigación en su contra por los delitos de resistencia de particulares y contra la salud. La PGJ solicitará al juez de control vincularlos a proceso con la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa. Los imputados estarán en el en el Reclusorio Varonil Oriente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS