Encuentran muerta a enfermera en Milpa Alta

El cuerpo de Magdalena Salazar tiene huellas de violencia física y sexual; procuraduría cataloga delito como feminicidio, investigan a su pareja
Familiares de la víctima revelaron que el pasado 16 de febrero, ella les avisó que después de salir del trabajo saldría con unos amigos. (ESPECIAL)
19/02/2018
00:49
David Fuentes
-A +A

[email protected]-mx

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ CDMX) capitalina dio a conocer que la tarde del sábado, en las inmediaciones de un terreno baldío de la de delegación Milpa Alta, encontraron el cuerpo sin vida de la teniente enfermera Santa Magdalena Salazar García, de 36 años de edad.
La mujer presentaba huellas de violencia física y sexual, y de inmediato se inició una carpeta de investigación para resolver el crimen catalogado como feminicidio.

Familiares de la mujer informaron que el pasado 16 de febrero la víctima les avisó que después de trabajar saldría con unos amigos. Fue la última vez que supieron de ella. Se despidió de sus seres queridos poco después de las 6:00 horas en inmediaciones de la colonia Lomas de Sotelo, de la delegación Miguel Hidalgo.

A las horas siguientes, de no tener comunicación con ella, sus familiares acudieron ante las autoridades locales, quienes emitieron un boletín de búsqueda desde el Centro de Atención a Personas Extraviadas o Ausentes (Capea), en la cual se describía a Magdalena como una mujer de 1.60 metros de estatura, cara ovalada, nariz chica, labios regulares, mentón oval, ojos café oscuro, cabello castaño; como seña particular destacaba una pequeña cicatriz en la frente.

Conforme pasaban las horas, la preocupación de los familiares de la enfermera aumentó, ni sus amigos cercanos ni compañeros de trabajo daban razón de ella.

Lamentablemente, el sábado pasado agentes de la Policía de Investigación (PDI) acudieron a un terreno baldío ubicado en la colonia Santa Ana Tlaltenco, en la delegación Milpa Alta, donde se reportó el hallazgo del cuerpo de una mujer con las mismas características.
Tras las diligencias correspondientes, la autoridad confirmó que se trata de Magdalena.

El cuerpo de la enfermera fue localizado en un paraje de la carretera Xochimilco-Oaxtepec, a la altura del kilómetro 26+500. Presentaba algunas lesiones, de las cuales se espera conocer su origen a partir de los resultados que determinen los peritos en criminalística.

De inmediato, las autoridades capitalinas contactaron a los familiares de Santa Magdalena, quienes por la vestimenta de la mujer y la cicatriz en la frente, reconocieron sus restos.

Por este nuevo feminicidio registrado en la Ciudad de México, el agente del Ministerio Público de la Coordinación Territorial en Milpa Alta Uno, inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio doloso por otras causas; además activó el protocolo de feminicidio y remitió el expediente a la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio.

Además, agentes de la Policía de Investigación y peritos en fotografía y química continúan con las indagatorias que permitan esclarecer los hechos y localizar al o a los probables participantes de este ilícito para evitar la impunidad.

Asimismo, los agentes investigan el primer círculo de amistades que tenía la víctima, así como a una persona con la que aparentemente sostenía una relación sentimental a fin de deslindar responsabilidades en el crimen.

Otros hechos. El caso de Magdalena Salazar García, teniente enfermera de la Secretaría de la Defensa Nacional, se une a los 30 casos de feminicidios que el año pasado se registraron en las inmediaciones de la Ciudad de México, de los cuales a decir de organizaciones no gubernamentales, la procuraduría capitalina ha resuelto apenas el 10%, pues el resto de los casos aún no han sido catalogados como feminicidios.

Esto a pesar de que las víctimas presentan huellas de violencia, así como agresiones sexuales y, al igual que en la mayoría de los casos que se han resuelto, las mujeres son asesinadas por sus parejas actuales, ex parejas sentimentales, incluso “amigos” que las agreden con suma facilidad.

Las organizaciones no gubernamentales consideran que no se clasifican estos delitos como feminicidios por su condición de mujer y porque están conscientes que la autoridad es laxa y en muy pocas ocasiones detienen a los responsables.

La inactividad de las autoridades investigadoras les da a los atacantes una sensación de impunidad que facilita que sigan cometiendo agresiones. Por tal motivo, los organismos han solicitado a las autoridades capitalinas que se implemente la alerta de “violencia de género”, en contraparte; sin embargo, la procuraduría capitalina ha negado la posibilidad de que se implemente esta alerta, asegura que en lo que a feminicidio se refiere, tienen una efectiva de 80%.

Según las estadísticas de la propia procuraduría capitalina, las delegaciones Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Tlalpan, Cuauhtémoc y Coyoacán, son cinco de las 16 delegaciones que registran las cifras más altas de feminicidio, en estas demarcaciones se han implementado operativos especiales, así como trabajo de prevención y concientización de gran parte de la sociedad; sin embargo, estos ejercicios no han dado buenos resultados, pues los asesinatos de mujeres se siguen registrando.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS