​PRI en Nuevo León renuncia a prerrogativas

El dirigente estatal de ese partido, Pedro Pablo Treviño, acudió a la autoridad electoral local a formalizar por escrito la negativa para recibir 12 millones de recursos correspondientes a octubre, noviembre y diciembre
30/09/2017
20:37
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey, NL.
-A +A

El presidente del PRI de Nuevo León, Pedro Pablo Treviño Villarreal, acudió este sábado a la Comisión Estatal Electoral (CEE), a renunciar por escrito a los 12 millones 68 mil 911.50 pesos, que por concepto de prerrogativas corresponden al tricolor para los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2017, a fin de que el organismo los regrese a la Tesorería del Estado y ésta a la Secretaría de Hacienda, a fin de que se destinen exclusivamente a favor de los damnificados por los recientes sismos en el centro, sur y sureste del país, además de las tareas de reconstrucción.
 
Aunque dijo desconocer de momento a cuánto ascienden las erogaciones mensuales, Treviño Villareal, descartó que con esta medida el PRI vaya a sufrir carencias que pongan en riesgo la cobertura de sus gastos ordinarios para el pago de nómina y servicios. Aseguró que para solventar este faltante, realizarán sorteos, cenas y otras actividades que sean legales, además de incentivar a los militantes y simpatizantes, para que realicen aportaciones al partido.
 
“Nosotros tenemos recursos para seguir trabajando de manera habitual, además de que vamos a generar condiciones para que los ciudadanos, los militantes y simpatizantes aporten recursos; vamos a hacer eventos, actividades para poder soportar y apoyar al partido”, expresó Treviño.
 
Mencionó que el presidente nacional, Enrique Ochoa Reza y el coordinador de los legisladores federales, César Camacho, entregaron una iniciativa ante la Cámara de Diputados, para cancelar los recursos públicos de los partidos, medida que requiere generar medidas de financiamiento privado en donde se excluye las aportaciones de extranjeros, y que los topes a las donaciones de particulares, sean en base a los para diputados federales en el proceso electoral anterior.
 
Invitó a los demás partidos en el estado a que sigan este ejemplo, para que el PAN, renuncie a sus prerrogativas por trece millones 825 mil pesos para el periodo octubre-diciembre, y así los demás partidos, para completar entre todos, casi 43 millones de pesos para los afectados por los sismos.
 
Precisó el dirigente del PRI que una vez que los recursos son depositados en las tesorerías de los partidos, ese dinero se tiene que gastar en sus actividades como establece la ley, que no permite hacer donaciones “por eso renunciamos a los recursos antes que nos los entreguen, eso sí es legal, y estaremos atentos a que la CEE haga lo conducente para que el dinero llegue a beneficiar a miles de familias que no tienen casa”.
 
Al cuestionar si también renunciarían a las prerrogativas que les corresponden para 2018, ya que no sería aplicable una reforma para eliminar el financiamiento para los comicios del próximo primero de julio, Pedro Pablo Treviño, asentó: “vamos primero a ver cómo se desarrolla el proceso en el Congreso de la Unión, y entonces en consecuencia actuaremos en Nuevo León”.
 
El líder priísta, afirmó que al renunciar a sus prerrogativas el PRI está escuchando a la gente. “México cambió, los que no entiendan esta parte se van a quedar rezagados. Por lo que el PRI se adecuó a la hora  que el país tuvo una mayor participación, que existen los candidatos independientes y de que los jóvenes y las mujeres requieren de espacios de participación.
 
En tal sentido, dijo el priísta, el partido escuchó a la ciudadanía, y se pone al día en un reclamo social muy general, el tema del financiamiento a los partidos. La renuncia a las prerrogativas, insistió, “no lo hacemos con ninguna finalidad de sacar algún apoyo adicional, simplemente lo hacemos siendo congruentes con los cambios que se están determinando al interior del partido, y que son fundamentales para que México siga avanzando de manera democrática y justa”.
 
A la pregunta de cómo evitar que grupos de interés económico o incluso criminales se apoderen de candidaturas y la dirección de los partidos, en caso de eliminar el financiamiento público, Treviño Villareal, señaló que por eso se ha planteado, una modificación a la ley, en donde el control, la fiscalización y la bancarización de los recursos sea total.
 
"No se podrá recibir dinero privado que no esté perfectamente bien identificado su origen, el PRI es el primero en que esto sea de la forma más puntual y transparente", para que los partidos y los ciudadanos tengan la tranquilidad de que los recursos que se están utilizando por aportaciones de particulares, son de procedencia lícita, concluyó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS