Ludwika Paleta vuelve al teatro en "Los hijos también lloran"

Comparte escenario con Andrés Zuno, que escribió la obra "Los hijos también lloran"
FOTO: Irvin Olivares/EL UNIVERSAL.
10/02/2018
13:26
Sughey Baños
Ciudad de México
-A +A

Su aspecto no es tan fashionista como suele ser, esta vez Ludwika Paleta lucía un peinado con crepe, un maquillaje cargado, enormes aretes y un estilo muy de los 80 en su ropa, que aseguró es una imagen que le hubiera gustado usar desde niña.

“Yo me considero más noventera que ochentera, porque yo era muy pequeña en los 80 y yo me quería vestir así pero no tuve la oportunidad porque era muy niña, entonces para mí ponerme estos flecos y la ropa es como ¡woaw! Porque veía a mi mamá y decía, yo me quiero vestir así”

No es que Ludwika haya cambiado su estilo, sino que así luce su personaje en la obra Los hijos también lloran, una puesta en escena escrita por Andrés Zuno, donde un hombre intenta recrear las posibles causas de la muerte de su padre ocurrida en 1985, a través de la historia de amor de sus padres, la música y diversas referencias de la televisión, y que tuvo su estreno la noche del viernes en el Teatro Milán.

“Esta es una obra que es interesante porque es muy autobiográfica, es la obra de su vida, de su infancia vista desde su perspectiva cuando él tenía cinco años, claro escrita por un hombre de más de 30 años, pero son los recuerdos del año 1985, cuando sucedieron tantas cosas en México, creo que es una época que nos marcó a todos los que vivimos, por ejemplo el estreno de E.T. o el temblor, una serie de cosas que a pesar de que éramos pequeños no se te olvidan jamás”, declaró Ludwika.

Andrés Zuno explicó que desde el momento que comenzó a escribir primero la novela y luego la obra, el personaje de la madre fue pensado para Ludwika, con quien tiene una gran amistad.

“Ella fue mi primera opción y lo escribí pensando en ella, cuando leyó la novela y se embarcó no sólo como actriz sino que nos asociamos para producir juntos el espectáculo. Es el proyecto con el que decidió regresar después de la maternidad y eso es muy significativo porque de eso habla la obra, de una relación entre padres e hijos”.

Para la protagonista de películas como No sé si cortarme las venas o dejármelas largas y Rumbos paralelos, no existe problema alguno en el hecho de pasar de dama joven a hacer papeles como éste, donde da vida a una madre.

“No hay porque si ya soy mamá, además ya no soy la más joven no tengo ni 20 ni 30, pero yo estoy más feliz que nunca, creo que hay como un juicio muy duro hacía la edad cuando yo no cambiaría mis años por ninguna otra edad, creo que la experiencia que uno adquiere no se regala”.

Paleta aseguró que está orgullosa de lo logrado hasta este momento, comenzando por sus tres hijos, además de que tiene una larga trayectoria como actriz porque ha trabajado desde que era niña.

“Hay que agradecerle a la vida por darnos momentos y vivencias, entender que cada arruga es de felicidad y porque nos hemos reído, las experiencias también se viven en el cuerpo, si aprendiéramos a ver eso e ir más allá de lo que se ve superficialmente todos nos la pasaríamos mejor”.

Personalidades como Dominika Paleta, Anabel Ferreira, Daniela Schmidt, Gabriela de la Garza, Mónica Huarte, Miguel Rodarte, Laura Zapata, por mencionar algunos, se dieron cita en el Teatro Milán para disfrutar de esta puesta en escena.

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS