Joaquin Phoenix sacude la Berlinale

Interpreta a John Callahan en Don´t worry He wont get far on foot, de Gus Van Sant que compite por el Oso de Oro
Al actor puertorriqueño no le gusta dar entrevistas (AFP)
21/02/2018
00:03
Alejandra Musi / Enviada
Berlín
-A +A

[email protected]

La rueda de prensa de la nueva película de Gus Van Sant era una de las citas más esperadas de la Berlinale por la presencia de su protagonista, Joaquín Phoenix.

Es bien conocido que al actor puertorriqueño no le gustan las entrevistas, mucho menos el trato con la prensa. Y, aunque se ha ido suavizando con los años, los reflectores no son lo suyo. Pasados los primeros 15 minutos Joaquín perdió todo interés en las preguntas de los periodistas y comenzó a observar el cartel de la Berlinale que tenía a sus espaldas y que sirve de marco a los panelistas. Sin embargo, las pocas preguntas que respondió dieron mucho de qué hablar y es que su personaje en Don’t worry He won’t get far on foot está basado en el libro homónimo de John Callahan, el artista e ilustrador que a sus 21 años quedó cuadrapléjico por un accidente de tráfico. Robin Williams fue quien impulsó la cinta, pues estaba muy interesado en hacerla antes de su muerte, según contó el propio Gus Van Sant. “Durante los años 90 Robin Williams compró los derechos de la novela de John Callahan y él y su compañía productora me invitaron a trabajar con él para adaptar ese libro a un guión para el cine y así lo hicimos, pero nunca se logró realizar. A Robin le gustaba mucho John Callahan, había visto sus trabajos en un periódico local de San Francisco y Christopher Reeve era su amigo y quería interpretar a un cuadripléjico para honrarlo”, explicó el director con el que Joaquín Phoenix volvió a trabajar después de 25 años cuando hicieron To die for. “Es verdad que trabajamos juntos hace tiempo y ha sido genial volver a trabajar con Gus otra vez”, dijo el actor. Ante la insistencia del periodista por ahondar en la pregunta, agregó, “Bueno, sí, creo que cada película se siente diferente cuando trabajas con alguien que es familiar para ti pero hay ciertas cualidades que Gus tiene que son consistentes como que él te hace sentir muy cómodo, que crea un set sin estrés. Creo que nos divertimos mucho haciendo esta película, ¿no les parece? No es algo que sienta con cada película pero fue un placer trabajar con Jonah Hill (coprotagonista), fue genial”.

El momento tenso y cómico llegó cuando otro periodista le preguntó a Phoenix acerca de la importancia de los silencios que suele utilizar en la manera en la que interpreta. “Esa suena como una pregunta realmente cool para hacer en un festival de cine y me encantaría tener una respuesta muy cool también. Suena genial, ‘¿qué significan para ti los silencios? ¿cómo es que lo haces? Suena muy bien y de verdad que no estoy burlándome de ti, me estoy burlando de mí mismo porque me encantaría poder tener algo pensado porque siendo honesto, realmente no pienso en los silencios. Eso nunca me ha importado pero voy a intentar emplearlo para mi siguiente trabajo”, dijo entre risas.

Para preparar este personaje, Joaquín explicó que leyó su libro varias veces y consiguió varias filmaciones en las que John Callahan era entrevistado, “poder verlo y escucharlo fue algo muy útil. Después extendí la investigación y me puse a analizar cómo diferentes personas que habían sufrido un accidente reaccionaban ante él y vi cómo los movimientos físicos cambiaban de persona a persona incluso teniendo la misma lesión. Fue fundamental ver cómo los movimientos de John cambiaron de forma específica, sólo en él”.

El momento más divertido llegó cuando Van Sant respondió otra pregunta y Joaquin se lo quedó mirando y luego le dijo a los periodistas: “Gus me dijo algo ayer y es que lo que tienes que hacer cuando haces entrevistas es simplemente responder lo que quieres decir y no responder a la pregunta. Sólo tienes que decir lo que quieres y ¡así lo acaba de hacer! Es muy impresionante, increíble. Quiero aprender cómo hacerlo”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS