Se encuentra usted aquí

San Garabato de luto

12/08/2017
01:57
-A +A

Como dijeron por ahí, San Garabato hoy está de luto por la muerte de Rius. Se fue un ícono de la caricatura del siglo XX en México, un referente obligado del humor político en nuestro país, autor de más de 100 libros y un sinfín de personajes con los que creció toda una generación.

Pues bien, no soy quién para hablar de la historia y trayectoria de este prolífico monero, pero sí viene a cuento rescatar del baúl de los recuerdos una imagen que le tomé a Rius después de una comida con motivo de su Premio Nacional de Periodismo en 1987, hace 30 años, cuando yo estudiaba la preparatoria y soñaba con ser fotógrafo.

Sobra decir, para quienes me conocen, que por razones familiares siempre he estado cerca de la galaxia de San Garabato y algo sé de ellos.

¿Qué haríamos sin la fotografía como herramienta contra la desmemoria? Está fotografía la publiqué en las páginas del diario La Jornada, que era como el Instagram cultural de aquellos años.

En esta fotografía están todos, o casi todos los moneros de al menos dos o tres generaciones de creadores. Ahí están de Demián Ortega, Helguera, El Fisgón, Magú (mi padre), Palomo, Carreño Jr, Kemchs, Ulises Culebro, Helioflores, Naranjo y, por supuesto, al centro, el premiado Rius; Jorge Carreño y Manuel Ahumada.

Trece talentosos moneros que se han pitorreado de todos los poderosos durante los últimos 60 años en la industria editorial de nuestro país, y mucho antes de la era del meme que todo lo depreda.

Como a todos, me entristece la muerte de todo mexicano talentoso que abandona nuestro mundo en el territorio de los vivos y, en ese sentido, cuando veo esta foto también me resulta inevitable ver que los cuatro moneros de la primera fila ya se nos adelantaron.

La muerte no descansa, se llevó a Naranjo en 2016, a Rius el pasado 8 de agosto, a Luis Carreño en 1987, a 90 días de esta imagen; y al querido Ahumada hace tres años. Por fortuna, todos los demás aún viven.

Esta imagen fue la primera foto publicada con la que arranqué mi carrera como fotoperiodista y, claro, nadie se hace solo, a mi padre le debo mucho, y entre todas las cosas que le agradezco siempre será el impulso para comenzar en esta locura de capturar el mundo a través de la mirada.

Larga vida a todos los moneros de este país y que descanse en paz el buen Eduardo del Río, papacito de Los Supermachos y creador de la historieta política en México.

 

@MxUlysses
***En la foto: Imagen de Rius y los moneros, publicada en La Jornada en 1987. (ULISES CASTELLANOS. ARCHIVO)

Más sobre el autor

Comentarios