​"¿Será lo de Anaya lavado de moches?", cuestiona Lozano

En un video, el vocero de José Antonio Meade cuestiona la explicación del propio candidato panista sobre las acusaciones de lavado de dinero en su contra. ¿No será que los 54 millones vienen de los moches de los mochos?, plantea
​"¿Será lo de Anaya lavado de “moches”?", cuestiona Javier Lozano
Imagen tomada del video de Javier Lozano
01/03/2018
21:07
Redacción
-A +A

En un video, Javier Lozano, vocero del aspirante presidencial de la coalición PRI, PVEM y NA, José Antonio Meade, cuestiona el origen de los 54 millones de pesos que se presume fueron triangulados por el empresario Manuel Barreiro para beneficiar al panista Ricardo Anaya.
 
“¿Será lo de Anaya lavado de “moches”?, cuestiona Javier Lozano en el material difundido en YouTube donde utiliza la propia explicación que hizo Anaya sobre la venta de su nave industrial en 54 millones de pesos.
 
Lozano lanza una serie de preguntas al abanderado presidencial de la Coalición Por México al Frente quien afirmó que tuvo tres fuentes de financiamiento: ¿Cuál crédito hipotecario? ¿Cuándo lo contrataste? ¿Por qué cantidad? ¿Ya lo pagaste? y ¿cuánto debes?
 
También le cuestiona la supuesta capitalización a través de ahorros propios que afirmó Anaya. “¿Ahorros, en serio Ricardo? Habiendo sido en esa época diputado federal ¿tus ingresos te daban para tener a tu familia viviendo a todo lujo en Atlanta, tú visitándolos todos los fines de semana y encima tener tu guardadito para un terreno y luego para su construcción?
 
“No me salen las cuentas”, afirma Javier Lozano quien aseguró que la aseveración de Anaya que vendió la nave industrial a una empresa cuyo accionista principal es el arquitecto Juan Carlos Reyes.
 
Ya quedamos que eso es falso, asevera Lozano, ya que el arquitecto Reyes no tenía nada que ver al momento de la venta a la empresa señalada por Anaya que por cierto fue declarada “empresa fantasma” por el Servicio de Administración Tributara.
 
Por último, Lozano plantea que no será que en realidad estamos ante una operación de 54 millones de pesos en efectivo que tenía originalmente Ricardo Anaya, probablemente proveniente de los moches de los mochos o de alguna otra corruptela.

 

COMENTARIOS