Los rituales del Año Nuevo Chino para atraer la buena suerte

​La buena fortuna se viste de rojo en el año del “perro justiciero”
año_nuevo_chino_china_año_del_perro_de_madera_año_nuevo_lunar
Es el año del perro de tierra. (Foto: Xinhua/Wu Jibin)
14/02/2018
22:00
Vanessa Arriaga
-A +A

El Año Nuevo chino se celebra el 16 de febrero, con la primera luna nueva del año. Predominan las decoraciones en rojo y los rituales para atraer la buena fortuna.
El año anterior fue del “gallo de fuego”, ahora es el turno del “perro de tierra”. Este animal representa la corrección, honestidad, lealtad y resalta la importancia de los valores, es un ordenador social, por lo que también el 2018 será conocido como el año del perro justiciero.

Por otro lado, la tierra simboliza la protección e inteligencia. Junto al perro, se espera que aquellos que elijan caminos honestos y solidarios, tengan abundancia y bienestar material y espiritual.

La celebración
El Año Nuevo Lunar o el Festival de Primavera es una de las grandes celebraciones para la cultura china y Asia en general. Los festejos tienen una duración de 15 días y terminan cuando llega la luna llena, con el Festival de los Faroles.

El rojo
Representa para los chinos valentía, felicidad, suerte, vitalidad y fortuna. Por ello, para recibir al año se visten de este color; regalan sobres con dinero (“dinero de la suerte”) y, además, alejan a los demonios.

ano_nuevo_chino_festividades_ano_perro_china1_0.jpg (Foto: EFE/Weitao Tian)
La danza del León
Este baile tradicional se realiza desde el inicio de las festividades. Dos personas usan un enorme disfraz de león, muy llamativo (uno sujeta la cabeza y el otro el resto del cuerpo), en el cual también predomina el rojo (significa valentía), verde (simboliza amistad y buena voluntad) y oro (es vitalidad y dinamismo). En la frente lleva un espejo para que, al acercarse un espíritu maligno, se espante con su reflejo y se vaya.

Los bailarines van recorriendo las calles imitando los movimientos del animal al ritmo de los tambores, gongs y platillos. Mientras el león desfila, un sujeto vestido con una túnica y una máscara de “Buda sonriente” atrae y molesta con un abanico al león para que salte, ruede y haga acrobacias.

Durante el trayecto, la gente le “da de comer” al felino con sobres rojos (hong paos) con dinero para tener buena suerte y fortuna.

De la boca del animal sale un mensaje de buena suerte plasmado en una tela que se desenvuelve al mismo tiempo que una serie de fuegos artificiales decoran el cielo para ahuyentar a los seres malignos.
 

Artículo

Duerme en una cabaña enclavada en la Sierra Gorda

Parece “flotar” a dos mil metros de altura y cuenta con una terraza
Duerme en una cabaña enclavada en la Sierra Gorda Duerme en una cabaña enclavada en la Sierra Gorda

La danza del Dragón
Al igual que la anterior, funciona como un ritual para tener un buen año, la diferencia radica en que, aquí, participa una docena de artistas que sostienen la figura del dragón. Con la ayuda de palos hacen que el cuerpo del animal suba y baje para que parezca que está bailando. Por lo general, se ejecuta junto a la del león. Participan, a la vez,  acróbatas y seguidores del kung-fu.

ano_nuevo_chino_festividades_ano_perro_7_0.jpg (Reuters/Christina Hu)

Los colores del dragón pueden variar, pero el oro y rojo no pueden faltar. Se tiene la creencia de que entre más largo sea el dragón, más suerte traerá. Algunos han llegado a medir hasta 100 metros.

Durante el desfile se puede observar que el dragón persigue a un hombre que lleva un palo con una esfera: ésta representa la “Perla de la Sabiduría” y le da al animal percepción, agudeza y conocimiento.

Festival de los Faroles: el fin de la celebración
Quince días después de que llegó el Año Nuevo, la noche se ilumina con miles de linternas cubiertas con papel, seda o cristal rojo (aunque puede haber de otros colores) en forma de esferas, cuadrados o animales que correspondan al año (en este caso del perro). Son decoradas con símbolos y dibujos. Éstas cuelgan de las casas, los negocios y las calles para preparar el escenario de las celebraciones.

Los niños llevan una linterna y recorren la ciudad para tener buena fortuna.
 

Artículo

Carnavales: así se viven los últimos días del “pecado”

Desde México hasta Suiza, el mundo está de fiesta con bailes sexys y sátiras políticas, antes de la Cuaresma
Carnavales: así se viven los últimos días del “pecado”Carnavales: así se viven los últimos días del “pecado”

Los fuegos artificiales
La pirotecnia no es solo para celebrar la llegada de un nuevo año o que el invierno termina y la primavera inicia, también es una manera de ahuyentar las fuerzas malignas. Se piensa que el sonido explosivo los asusta y temen acercarse.

Rituales
Tener una casa impecable para recibir al año es uno de las costumbres más importantes en China, con esto se desecha la mala suerte. Pero, una vez que inicia el año, deben esperar unos días para barrer, de lo contrario, se llevarán con la escoba la buena fortuna que llegó a los hogares.

Las decoraciones rojas con mensajes positivos en dorado no pueden faltar, generalmente, se colocan en la entrada de las casas, negocios o habitaciones.

ano_nuevo_chino_festividades_ano_perro_4.jpg (Foto: EFE/Kith Serey)

Un gran banquete es el pretexto para reunir a toda la familia y celebrar, pero hay algunas “reglas” que deben seguirse: la comida debe prepararse con antelación (incluso semanas) para evitar usar cuchillos el día que llegue el año nuevo, ya que pueden “cortar” la buena fortuna. Entre  más comida, más prosperidad tendrán.
Las flores juegan un papel importante: hay personas que plantan naranjos, árboles de mandarina, bambúes, flores de cerezo y sauces para atraer, de igual modo, la buena suerte.

Los antepasados

ano_nuevo_chino_festividades_ano_perro_6_0.jpg (Reuters/Nir Elias)

Antes de celebrar Año Nuevo, los chinos deben “pagar respeto a sus ancestros”, esto significa que van a los templos a orar, llevan ofrendas e incienso para complacer a los difuntos; ellos a cambio, les otorgan bendiciones.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS