Se encuentra usted aquí

El más joven de la dinastía Coppel

15/09/2017
02:04
-A +A

Rubén Coppel Bernal es un millennial. Tiene 35 años y lo acaban de nombrar presidente del Consejo de Administración de BanCoppel y Afore Coppel, los negocios financieros del poderoso grupo sinaloense que acumulan un total de 37 millones de cuentas: 28.5 millones en el banco y 8.4 millones en la afore. Rubén es el chairman más joven de la dinastía Coppel, a la que Bloomberg le calcula una fortuna superior a 5 mil millones de dólares.

“Apenas entro en la categoría de millennial”, me dice Rubén mientras se rasca la barba y se acomoda en una silla del restaurante donde desayunamos. “Es una gran responsabilidad ser el nuevo presidente del Consejo de BanCoppel y Afore Coppel”, reconoce con su acento sinaloense.

Mientras hablamos del futuro del negocio financiero de la familia Coppel, Rubén menciona que está por viajar a Los Ángeles, California, donde se reunirá con empresas dedicadas al envío de remesas, una de las subsidiarias del grupo que mayor crecimiento ha tenido en los últimos años porque atiende a buena parte de las familias de los paisanos que viven y trabajan en Estados Unidos.

Coppel ha logrado penetrar el segmento popular del país como pocas empresas y para ello ha tenido que desplazar a miles de sus empleados a las localidades más alejadas para ofrecerles un crédito. “Para ‘bancarizarlos’”, me dice Rubén, pero luego recompone: “No me gusta esa palabra. Para aumentar la inclusión financiera”.

La renegociación del TLCAN y la eventual repatriación de mexicanos radicados en Estados Unidos es vista como una oportunidad para el negocio financiero de Coppel. Por un lado, el envío de remesas de los paisanos podría incrementarse por las amenazas de Donald Trump, y por otro la llegada de paisanos al territorio nacional impulsaría su negocio, toda vez que ya cuentan con una cultura financiera y con mayores recursos. “Tenemos la capacidad para atenderlos a todos”, asegura Rubén.

Ingeniero Industrial por el Tec de Monterrey y maestro en Administración de Empresas por la escuela de negocios de Babson College en Massachusets, Coppel Bernal considera que la tecnología es imprescindible para cualquier negocio, pero más para las instituciones financieras. Según el empresario, tienen dos tipos de clientes: menores de 40 años totalmente digitalizados y mayores de 40 años acostumbrados al trato personalizado. No obstante, el banco cuenta con un sistema de identificación digital a través de huellas mediante el cual sus clientes pueden hacer transacciones.

Asimismo, BanCoppel cuenta con una aplicación con la cual sus clientes tienen acceso a la banca fija. ¿Ve Rubén Coppel una amenaza en las startups fintech? Él dice que no e incluso no descarta subirse a este negocio a través de la adquisición de algunas empresas, aunque por el momento no tienen a ninguna en la mira.

BanCoppel acaba de cumplir 10 años en el mercado y en esta coyuntura fue que se dio el cambio de estafeta en la presidencia del Consejo de Administración. Después de 35 años, Enrique Coppel Luken abrió paso a Rubén Coppel Bernal, quien pese a tener 35 años ha pasado por casi todos los departamentos del grupo: fue vendedor, asesor financiero, recorrió localidades para ofrecer los servicios del grupo, fue gerente, director general y, finalmente, chairman. 

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, BanCoppel ocupa el tercer lugar como emisor de tarjetas de crédito y el segundo de débito. Además, se ubica en el sexto lugar de la red de sucursales bancarias en el país con un total de mil 39 al cierre de julio pasado. Su afore cuenta con mil 700 módulos de atención en el país.

Así, pese a que la digitalización avanza rápidamente, el banco de los Coppel mantendrá la tendencia de abrir 50 nuevas unidades al año, pues cerca de la mitad de sus clientes siguen acudiendo a una sucursal física para realizar sus transacciones.

El reto de mediano y largo plazo para Rubén Coppel es hacer que su banco logre captar a buena parte de los 50 millones de mexicanos que aún no tienen acceso a servicios financieros. Dice que no tiene un número en concreto al que le gustaría llegar, pero su estrategia estará enfocada en tres pilares: el servicio, la tecnología y la fuerza laboral.

Actualmente, BanCoppel y Afore Coppel representan cerca de 10% del negocio del grupo. Si Rubén logra conquistar una parte de los 50 millones de mexicanos no ‘bancarizados’ quizá podría convertirse no sólo en el ejecutivo más joven de la dinastía Coppel en ser presidente del Consejo de dos de sus negocios, sino uno de los más efectivos.

Ya lo veremos.

Twitter: @MarioMal
Correo: [email protected]
Mario Maldonado es periodista de formación. Se graduó de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y se ha especializado en asuntos de negocios, finanzas y economía en instituciones de México y...

Comentarios