Estudio confronta a Trump: Ejército gasta más en Viagra que en tropas transgénero

Trump anunció hoy que las personas transgénero no podrán servir en las Fuerzas Armadas, argumentando que son un "tremendo" costo, pero un estudio revela que el Ejército gasta 5 veces más tan sólo en Viagra
(Foto: AP)
26/07/2017
19:25
Redacción
-A +A

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció hoy que las personas transgénero no podrán cumplir "ninguna función" en las Fuerzas Armadas, dándole así una victoria al ala conservadora del Partido Republicano sobre un tema que divide al país.

"Tras consultas con mis generales y expertos militares, les informo que el gobierno de EU no aceptará y no permitirá a las personas transgénero desempeñar ninguna función en las Fuerzas Armadas", tuiteó el presidente.
 

Trump justificó la medida al asegurar que los tratamientos de las personas transgénero suponen un “tremendo costo médico" para las Fuerzas Armadas.

"Nuestro ejército debe concentrarse en una victoria decisiva y abrumadora y no puede ser agobiado por los tremendos costos médicos y la interrupción que transgénero en el ejército implicaría", escribió el presidente.
 

Sin embargo, un estudio encargado por el Departamento de Defensa y publicado el año pasado por la Corporación Rand -y retomado hoy por el diario The Washington Post- proporciona estimaciones exhaustivas de los posibles costos médicos de los elementos transexuales del ejército y hace tambalear la argumentación de Trump, quien no ofreció ninguna cifra en sus tuits.

Teniendo en cuenta la prevalencia de miembros de los servicios transexuales entre los militares de servicio activo y los típicos costos de atención de la salud para el tratamiento médico relacionado con la transición de género, el estudio calculó que estos tratamientos médicos costarían al ejército entre 2.4 y 8.4 millones de dólares al año. En 2016, el presupuesto total del Pentágono fue de más de 500 mil millones de dólares.

El estudio no incluyó estimaciones de estos costos para los elementos de reservas, debido a su "muy limitada posibilidad de recibir atención médica militar". Tampoco incluye estimaciones para los jubilados o miembros de la familia militar, porque muchas de esas personas también pueden tener "elegibilidad limitada" para este tipo de tratamientos a través de instalaciones militares.

Según el documento de Rand, “incluso en el escenario más extremo que pudimos identificar”, este tipo de tratamientos “sólo representaría un 0.13% de aumento en el gasto de atención a la salud” de los militares (8.4 millones de 6 mil 200 millones de dólares).

Por el contrario, según un análisis de Military Times, el gasto militar total en medicinas para la disfunción eréctil asciende a 84 millones de dólares al año, 10 veces el costo de la atención médica anual relacionada con el tratamiento de transición de los miembros transgénero en servicio activo.

Según este análisis, el ejército gasta 41.6 millones de dólares anuales tan solo en Viagra -sin incluir otros tratamientos para la disfunción eréctil-, aproximadamente cinco veces el gasto estimado en la atención médica relacionada con la transición para las tropas transgénero.

En otra comparación, el mayor costo posible de los tratamientos médicos anuales para los miembros transgénero del ejército, es 10 veces menor que lo que cuesta un nuevo avión de combate F-35. O un milésimo del 1% del presupuesto anual del Departamento de Defensa.

Esto quiere decir que el costo de dar atención médica a los militares transgénero es insignificante y no tan "tremendo" como lo dijo Trump.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS