Alistan a "Sátiro" y a "Golden Bull" para pamplonada pirotécnica

Las creaciones de los habitantes de Tultepec desfilarán en el encuentro
Los creadores de los toros invierten hasta 25 mil pesos en cada uno de sus diseños; trabajan en ellos desde enero pasado (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
07/03/2017
00:53
Rebeca Jiménez Jacinto
Tultepec, Méx.
-A +A

[email protected]

El Sátiro, el Golden Bull, que este año fue decorado con miles de tapas de colores, y el Ave Fénix de La Galeana, son sólo algunos de los cientos de astados que reciben los últimos toques antes de participar en la pamplonada Pirotécnica que se realizará este miércoles 8 de marzo en la capital de la pirotecnia: Tultepec.

Cerca de 300 toros de hasta 14 metros de largo, son preparados por grupos de familias, amigos y vecinos de Tultepec, que este 8 de marzo participarán en la pamplonada en honor al San Juan de Dios, el santo patrono de los artesanos de la pólvora.

Por 29 años consecutivos, miles de tultepecas y visitantes aguerridos participarán toreando, desafiando y esquivando los toros gigantes que a su paso despiden cohetes, luces y busca pies.

La pamplonada pirotécnica tradicionalmente ha deja a su paso cientos de lesionados, reconoció el alcalde perredista Armando Portuguez Fuentes, quien ordenó la habilitación e instalación de ambulancias y paramédicos en esta celebración.

Creaciones para agradecer que se sobrevive al peligro. Morir y renacer es el tema que este año desarrollaron artesanos de uno de los de calle Galeana, al que llamaron Ave Fénix, el cual simboliza la tragedia que vivió Tultepec, el 20 de diciembre, cuando desapareció el mercado de San Pablito y donde fallecieron 48 personas y la del pasado 4 de marzo, donde dos familias quedaron calcinadas.

El Ave Fénix, de la calle Galeana fue creado por Edgardo Sánchez Sánchez, ingeniero en informática; Doc Pirotecnia, Jesús Solano Sánchez y Marco Antonio Solano, entre otros, que fueron lo que diseñaron, formaron y crearon al toro. Además, su formación de químicos empíricos y matemáticos los ayuda a calcular meticulosamente los tiempos de explosión y las detonación de luces y los juegos de artificio.

En la calle Talleres, Rafael , Alejandro, Jonathan y Azucena, trabajan en dar los últimos toques a su toro Sátiro, que representa la lascivia y la lujuria, como una forma de quemar el pecado, señalaron los creadores.

En cada uno de estos toros sus creadores invierte hasta 25 mil pesos, además de su trabajo y tiempo libre, pues desde enero dedican fines de semana y horas de descanso, después del trabajo, para realizar sus toros. Los creadores ocultan sus diseños para evitar que sean copiados por otros artesanos. “No es una competencia, porque no hay premios, pero todos buscamos hacer el toro más vistoso, el más violento y el más creativo y lleno de significado”, señalaron los jóvenes artesanos.

Las miles de tapas de colores, que este año vistieron al toro Golden Bull, convirtieron a este astado de 3.5 metros de largo por 2.5 de alto y creado por la familia Hernández del barrio La Piedad, en uno de los más llamativos que participarán en la pamplonada pirotécnica que se desarrollará la noche de este 8 de marzo.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS