No me obsesiona ser gobernador, asegura Enrique Alfaro

Enrique Alfaro, virtual ganador en Guadalajara
El candidato del Movimiento Ciudadano afirmó que Jalisco se despojó de prejuicios. Jorge Alberto Mendoza/El Universal
10/06/2015
02:14
Rafael Gamboa
-A +A

El virtual ganador de las elecciones a la alcaldía de Guadalajara, Enrique Alfaro, aseguró que no está “obsesionado” con ser gobernador de Jalisco y, por el contrario, anunció que implementará la revocación del mandato.

En entrevista con EL UNIVERSAL TV subrayó: “No tengo ninguna obsesión con el gobierno del estado. Me concentraré en cumplir mi trabajo. Si no doy resultados, si defraudo a los electores, jamás buscaré un nuevo cargo de elección popular”, afirmó.

Incluso, dijo que impulsará la revocación del mandato como una herramienta para evaluar su propia gestión. “Si no puedo con Guadalajara, no podría con nada más. Por eso hablo de recuperar la dignidad en la política. Me concentraré en mi trabajo como presidente municipal y ya después veré mi futuro”, indicó.

Rechazó que Jalisco “se perfile a la izquierda” con su triunfo a través de las siglas del Movimiento Ciudadano (MC) y dijo que, en todo caso, “se encamina a la ciudadanización”.

“Jalisco se despojó de prejuicios sobre geometrías políticas de izquierdas o de derechas. Lo que la gente busca son buenos gobiernos y punto. Los temas ideológicos han sido desplazados por la eficacia, la honestidad y la transparencia en el ejercicio del poder”, precisó el virtual vencedor.

Agregó que la población de Guadalajara “está harta” de partidos que la gobernaron sin resultados y comentó que su victoria significa que “la esperanza derrotó al miedo”, pues a pesar de un ambiente adverso provocado por los hechos de violencia previos a la jornada electoral, la gente salió a votar.

Alfaro Rojas adelantó que uno de los pilares de su gobierno será el combate a la inseguridad, mediante el trabajo coordinado con el gobierno federal y los municipios conurbados.

En este sentido, afirmó que en su administración promoverá el mando único, ya que actualmente hay 11 corporaciones distintas.

Para ello se firmará el convenio que permita crear la policía metropolitana como un organismo público descentralizado de carácter intermunicipal, al tiempo que habrá un nuevo enfoque para el combate a la delincuencia, el cual estará basado en programas enfocados en la prevención.

También aseguró que homologará a la alza el salario de todos los policías ya que actualmente, dijo, “los de Zapopan ganan 20 mil pesos al mes, y los de Tonalá 7 mil pesos”.

Además, indicó que ofertará siete mil plazas más, luego de un profundo proceso de depuración, ya que “las policías municipales enfrentan un serio problema de corrupción”.

Dijo que no sólo se les darán mejores sueldos sino que se mejorarán sus condiciones de trabajo con mayor equipamiento y prestaciones.

Interrogado sobre si ha recibido presiones del crimen organizado, aseguró que él no platica con delincuentes y que trabajará en coordinación con el gobierno estatal que encabeza Aristóteles Sandoval (con quien perdió la gubernatura en las elecciones de 2012), para hacer frente a estas amenazas.

“Nosotros no platicamos con delincuentes. Al municipio no le corresponde luchar contra crimen organizado, sólo atender los delitos del fuero común, y proponemos una coordinación cercana entre las fuerzas federales, así como las estatales”, explicó.

Concluyó que está muy agradecido con los tapatíos por haberle depositado su confianza y que está comprometido en no defraudarlos.

“Guadalajara es un ejemplo de que se puede derrotar a partidos poderosos, lo que es un importante avance y representa una gran aportación para la vida democrática de todo el país”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS