Emma Watson, Bella y activista

“Esa jovencita me ha inspirado en ser el tipo de persona que soy”, dice la actriz británica
Emma considera que los libros pueden ser símbolo de rebelión. (AFP)
15/03/2017
00:06
Mario P. Székely
Los Ángeles
-A +A

[email protected]

Actriz juvenil, celebridad, feminista, promotora de la lectura y hasta activista de las Naciones Unidas, son calificativos que más que adornar, son estandarte de la personalidad de Emma Watson, quien a sus 26 años —tras cinco de haber dado punto final a la franquicia de Harry Potter— se viste del segundo personaje por el que parecería haber nacido: Belle de La Bella y la Bestia.

“Estoy muy orgullosa de interpretar a un personaje que ha marcado a más de una generación de mujeres. Cuando supe que iba a interpretar a Belle me quise asegurar que estaba interpretando al mismo tipo de liderazgo, valores, energía y espíritu, de esa jovencita que me ha inspirado en ser el tipo de persona que soy”, dice Emma Watson con una sonrisa y mucha convicción en el lanzamiento del filme donde EL UNIVERSAL estuvo presente.

La actriz que saltara a la fama a sus 11 años, nacida en París, pero de padres británicos, al igual que sus antecesoras Jodie Foster y Natalie Portman –que iniciaron de pequeñas frente a las cámaras— decidió también dedicar unos años a graduarse, estudiando en la Brown University, teniendo un diploma en Licenciatura en Lengua Inglesa.

“Creo que Belle es un gran símbolo de que los libros pueden ser símbolo de rebelión. Ellos te pueden empoderar increíblemente, liberar y hasta transportarte a distintos lugares en el mundo”, comparte Watson, quien tomó la iniciativa de un programa de difusión de la literatura, Books on the Underground, para pasar de incógnito y dejar libros en distintos sitios del metro de Londres, buscando que la gente guarde sus teléfonos por unos minutos para dedicarse a leer.

El solo perfil de Watson, ilusiona mucho a un estudio como Disney, habiendo apostado un presupuesto de 160 millones de dólares –más posiblemente otros 50 en promoción— para que quien fuera Hermione en Harry Potter ahora sea la Belle de la adaptación de la cinta animada de 1991, La Bella y la Bestia, primer filme animado en ser nominado a Mejor Película.

Pero antes de ese vestido amarillo y la danza bajo el candelabro, Watson tuvo que probar que además de bailar, también sabía cantar. Pronto la casa de Mickey Mouse le dio la bienvenida y el director Bill Condon (Twilight) la invitó a incluso cantar más canciones, añadidas al score de 1991 donde Alan Menken y Howard Ashman se involucraron. “Como este momento puede durar para siempre”, es uno de esos temas, con letra compuesta por Tim Rice (El rey león).

El actor Dan Stevens (Downton Abbey), que interpretó a la Bestia, recién reveló que agradeció la confianza de que Watson le tuviera confianza para “no romperle los pies” al momento de ese baila con el tema de La Bella y la Bestia, mientras que ella tiene que ser los ojos de la audiencia, mostrando que el personaje fantástico semejante entre búfalo y león, es en realidad un príncipe encantado.

“En La Bella y la Bestia mi personaje, además de sentir que no siente encajar en la vida provincial, se ha vuelto una activista. Así fue como modernizamos un poquito más a Belle. Ella por momentos se vuelve la voz de quienes no son escuchados aún. Estoy muy orgullosa de interpretar a un personaje que posee cierta inocencia, no se avergüenza de ser quien es obviamente y que prueba que no es fácil ser una persona que es relegada”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS