El pejelagarto y los pantanos más bonitos del mundo: 13 cosas que solo verás en Tabasco

Entre selvas, pejelagartos y tradición este lugar sobresale por su gastronomía
Pantanos de Centla. (Foto: Archivo El Universal)
Pantanos de Centla. (Foto: Archivo El Universal)
02/07/2017
00:30
Zoé Navarrete
-A +A

1. Chorote o pozol. Es una bebida tradicional y ancestral de maíz cocido con cacao, que puedes encontrar en cualquier mercado  de Villahermosa o en los municipios de Jalpa de Méndez, Centla y Emiliano Zapata. Se acompaña con dulces típicos como la oreja de mico (papaya del tamaño de una pelota de golf que se cocina con azúcar o piloncillo, agua y a veces hojas de higo tiernas). En el Museo Interactivo del Chocolate hay degustación de sus diferentes sabores y te mostrarán su preparación. También puedes elaborar chocolate y descubrir el proceso artesanal del cacao. http://bit.ly/2tqCjqO

2. Carnaval de Tenosique-danza del Pochó. Está catalogado como el carnaval más raro del mundo y se celebra en enero y febrero. Durante las festividades se presenta la danza de “El pochó” de origen prehispánico, en la que realizan pasos muy extraños utilizando una máscara y un sombrero con hojas y flores. El objetivo es recibir el año simbolizando una lucha entre el bien y el mal para la purificación. Puedes asistir; la vestimenta y máscaras se pueden adquirir por 500 pesos, aproximadamente.

pochos_feria_tenosique.jpg (Foto: Cortesía OCV de Tabasco)

3. Hacienda La Luz- bombones rellenos. En la región de Comalcalco, encontrarás esta hacienda que durante los años treinta pasó a ser propiedad del alemán Otto Wolter, quien la convirtió en una fábrica de chocolate en 1958. Aquí puedes degustar bombones exóticos de sabores: maracuyá, tamarindo, café, tequila con sal de grano y mezcal con sal de hormiga chicatana. También se venden en el local de “Chocotour de Hacienda La Luz”, y en Villahermosa en la tienda “Chocolate de Origen”. http://haciendalaluz.mx/

4. Parque Museo  La Venta. Único museo al aire libre en Latinoamérica que resguarda importantes piezas arqueológicas de la cultura olmeca y maya. El poeta Carlos Pellicer fue quien diseñó el parque para conservar esculturas, cabezas colosales y ofrendas prehispánicas. Se inauguró en 1958. Dentro del parque encontrarás un zoológico con especies de la región. Por la noche hay espectáculo de luz y sonidos de la selva, así como audios de poemas de Pellicer.

mexico.tab_.olmechead.01_0.jpg (Foto: Cortesía OCV de Tabasco)

5. Mercado de Tamulté. Durante todo el año y a cualquier hora encontrarás tamales típicos de Villahermosa: de chipilín o de masa colada con cerdo, pato, pollo, pavo; de chanchamito con un toque de achiote y comino, relleno de carne de cerdo o gallina, envuelto en hoja de joloche u hoja de mazorca y a veces hoja de plátano.

6. Restaurante El Edén. Se asemeja a una hacienda tabasqueña de comida y antojitos tradicionales. En su interior hay una choza chontal y un fogón donde se preparan tortillas hechas a mano. Prueba las empanadas de queso con pejelagarto, el chirmol de pato (un platillo a base de semilla de calabaza y servido en caldo) o el plato ceremonial uliche, típico de los chontales y que se hace solo en día de muertos y se acompaña con un tamalito alargado.
restaurante_el_eden_tabasco_destinos.jpg (Foto: Cortesía OCV de Tabasco)

7. Heladería La Polar. En el centro histórico de Villahermosa, cerca de la catedral, encontrarás este localito abierto desde 1946, uno de los negocios más antiguos del lugar. Pide una nieve de guanábana, frambuesa o pithaya, o un helado de coco o vainilla. http://bit.ly/2ujFo9q

la_polar_heladeria_tabasco_3.jpg (Foto: Heladería La Polar)

8. Pantanos de Centla. Es una zona de humedales de las más importantes del mundo, declarada Reserva de la Biósfera en 1992 por su gran diversidad de flora y fauna. Habitan cigüeñas, garzas, ibis, cocodrilos, tortugas de agua dulce y manatíes entre otros animales. Tiene más de 500 especies de plantas que lo convierten un museo vivo de plantas acuáticas. Para acceder a los pantanos tienes que pasar por el centro Uyotot-Ja (Casa del Agua), entrada al ecosistema con salas de exposiciones interactivas sobre la importancia de los pantanos. Se hacen recorridos y campamentos http://www.junglaexperience.com

9. Iglesia la Conchita. El templo de la Inmaculada Concepción, conocido coloquialmente como “la Conchita” es el más antiguo de Tabasco (1800), pero tuvo graves daños durante la invasión estadounidense en 1846. Más tarde sufrió duros golpes durante la intervención francesa y finalmente fue destruida en 1925 por la persecución religiosa que se vivió en el estado. Fue restaurada en 1945 de estilo neogótico, cuatro torres y un campanario.

iglesia_la_conchita_tabasco.jpg (Foto: Cortesía OCV de Tabasco)
10. La butifarra. Parecido a un chorizo pequeñito como de 50 a 70 gramos, es carne de cerdo y res con especias, principalmente pimienta gorda. Los encuentras en el municipio de Jalpa de Méndez, en la carretera y en Villahermosa en el mercado o expendios ambulantes, (carritos o bicicletas). Se acompaña con una salsa de col blanca o repollo con chile y vinagre de piña. Te venden la orden de cinco piezas con tortillas de maíz a 50 pesos.
fritos_chocos_butifarras_el_puchero_tabasco_destinos_gastronomia.jpg (Foto: Cortesía El Puchero)

11. Horchatas de la catedral. En una esquina se encuentra un minilocal típico y tradicional con las mejores aguas de horchata -según los locales-, esquimos y paletas de hielo. El dueño del local dice ponerle un ingrediente secreto al agua de horchata que ha guardado por 65 años.

12. Hotel Olmeca Plaza. Un alojamiento que rescata lo mejor de Tabasco. Cada 15 días en su terraza se realiza el evento #PonteMéxico en el que se presentan artesanías del estado y artículos de belleza hechos de ingredientes naturales. Su buffet es temático y diferente cada día. El Lobby y restaurante es de diseño minimalista y en las paredes se encuentra plasmado un guepardo, una cabeza colosal y las enormes raíces de un árbol. http://www.hotelolmecaplaza.com/default-es.html

recepcion_olmeca_plaza_hotel_tabasco_villarhermosa.jpg (Foto: Cortesía Hotel Olmeca Plaza)

13. Restaurante El Puchero. Sobre la carretera Periférico Carlos Pellicer es una parada obligada para disfrutar de la comida y decoración tabasqueña; las sillas y mesas están hechas de mimbre, elaboradas en la región de Tapijulapa; el chocolate es de Comalcalco; carnes y aves de los municpios de Zapata y Balancán; los platos y adornos artesanales provienen de Nacajuca. Debes pedir unas tortillas gruesas y un chirmol de res. http://bit.ly/2ujrbcv

restaurante_el_puchero_tabasco_destinos_comida_tabasquena.jpg (Foto: Restaurante El Puchero)

14. Y uno más: Casa de los Azulejos. Hoy convertido en Museo de Historia de Tabasco, este monumento perteneció a un comerciante tabasqueño y fue construida por Jacinto Cabrales. La cerámica que recubre gran parte del recinto por dentro y por fuera es de origen catalán. El edificio además se distingue por su variedad de estilos arquitectónicos: mudéjar, mozárabe, gótico, barroco y renacentista.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS