El último trabajo de Pedro Friedeberg podría llegar a México

“Faena Stella Window” será propuesta a organizadores de Art Basic para venderla; de no concretarse la propuesta, la obra buscará tener un espacio en algún museo de México
Pedro Friedeberg. Foto: Archivo
14/03/2017
19:37
Notimex
México
-A +A

“Faena Stellar Window”, un mural de mil 200 piezas elaboradas en aluminio y acrílico, con la técnica de marquetería, con superficie sólida, es la más reciente propuesta artística de Pedro Friedeberg (1936), la cual fue presentada en Faena District de Miami Beach, Florida, en los Estados Unidos, y ahora buscará vender o exhibir en México.

En rueda de prensa, Alejandro Sordo, curador y representante de Friedeberg, explicó que la pieza es resultado de una invitación que recibiera el artista de origen italiano para intervinir un espacio exprofeso del reciente Art Basic, en el Faena Forum de Miami.

Tal pieza, conformada por 22 obras de arte bidimensionales y con relieve que representan la amplia gama de producción artística de Friedeberg; plasma los fundamentos estéticos de su obra, tales como la repetición, la seriación, la anti-arquitectura, las extremidades del cuerpo, la geometría sagrada, la literatura fractal, el bestiario, el tiempo y las perspectivas de diversos puntos de fuga.

La producción de las obras se realizó a partir del ensamblaje manual de piezas de superficie sólida cortadas conforme a un control numérico a la manera de un rompecabezas y son consolidadas por el Taller de Superficie Sólida de Gabriela Díaz.

De acuerdo con Sordo, para la elaboración de la obra se llevó poco más de tres meses, en colaboración con dicho taller, para tener al final, una pieza única de la autoría original del artista y de la más alta ejecución con materiales sólidos.

Es, destacó, la primera vez que se emplea un material de estas características en una obra de arte en marquetería, y subrayó que la obra tuvo un costo total de 40 mil dólares.

Uno de los objetivos de esta serie fue su realización in situ: obras hechas específicamente para espacios públicos como hoteles, edificios, plazas y museos; en ese sentido, abundó, los espacios que albergan la obra monumental de marquetería de superficie sólida de Pedro Friedeberg fueron cuidadosamente analizados por un comité de trabajo que incluyó expertos técnicos, arquitectos, curadores de arte y el propio artista.

En el caso de “Faena Stellar Window”, añadió, se estudió el edificio diseñado por el arquitecto ganador del premio internacional Pritzker 2000, Rem Koolhas; debido a los espacios luminosos y la proliferación de ventanas, Pedro Friedeberg decidió incluir una obra alegórica a una vitrina que cubre un espacio y a su vez replica la arquitectura del lugar.

Los organizadores refirieron que el hecho de presentar esta obra hasta hoy, a casi cinco meses del evento artístico en Miami, se debió a la agenda del artista, así como a la presentación de eventos de talla internacional en la Ciudad de México.

“Primero se presentó Zona Maco y no deseamos anunciarlo porque también se presentó un evento de Pedro ahí y ahora, estamos retomando esto porque escucharemos más de este tema”, consideró Sordo, quien dio a conocer que “Faena Stella Window” será propuesta a organizadores de Art Basic para venderla, y de no concretarse la propuesta, la obra buscará tener un espacio en algún museo de México.

Según Pedro Friedeberg, la obra no es de estilo surrealista, sino geométrica inspirada en el chelista de apellido Odnoposoff, quien fuera su maestro de violín, y viniera a México en dos ocasiones en los años 40 del siglo pasado.

La obra acoge una serie de radiales que convergen en la perspectiva de la misma obra, abriéndose a una metáfora sobre los pentagramas sonoros. Cada radial corresponde a un símbolo que se repite en gradiente 11 veces hasta llegar al centro.

Son relativos a distintas culturas: hebrea, turca, mixteca, azteca, maya, árabe y europea; lo anterior, para demostrar que la música es un lenguaje universal y que se manifiesta en todas las culturas.

Los radiales salen de un cuadrángulo; el cuadrángulo central representa una partitura musical, el ritmo y la armonía. Asemeja a las vibraciones que producen los instrumentos musicales en una pantalla de decibeles.

La monumental obra, representa, además, la melodía de la música, que, por un efecto óptico con repetición de formas en positivo y negativo, pareciera en constante movimiento.

El piso es un tablero de ajedrez cuyo juego óptico permite reflexionar sobre el camino hacia la unidad, visto como un juego de la vida que funciona, en su conjunto, como un portal de activación de vida y movimiento del cerebro.

De acuerdo con Sordo, en las próximas semanas Pedro Friedeberg tendrá un par de actividades, primero, el 25 de marzo una exposición en Jardines de México en Morelos, donde se develará la fuente de siete metros de altura titulada “Casa para un matrimonio real”, dentro del Festival de Música Electrónica Vaivén.

Luego, el 4 de abril, en la Universidad Centro de Diseño y Cine, situada en Constituyentes, se presentará el libro “El elogió de la locura”, un texto traducido del latín al español, que es parte de la Colección de Arte y Letras, para el cual, Friedeberg realizó 44 imágenes exprofeso.

Mientras que, en octubre, realizará una exposición de obra gráfica en la Universidad de California, en Berkeley, y en la Galería de Google, en San Francisco, como resultado de Faena.

Por último, se tiene pensado que este año se publique un texto con las obras gráficas más reconocidas de Frideberg y que abarcan una producción desde 1970 a la fecha.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS