4

Alemania y México se definen a través de su cultura: embajador

Viktor Elbling, embajador de Alemania en México, destaca la cultura como parte del programa de intercambio
Viktor Elbling, embajador de Alemania en México (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
15/02/2016
04:00
Sonia Sierra
-A +A

[email protected]

“Kulturnation”, en español “Nación cultural” es la expresión a la que el embajador de Alemania en México, Viktor Elbling, acude para describir la relación común que ambas naciones tienen con la cultura: “Somos dos países que tienen una identidad cultural muy fuerte; México y Alemania tienen eso en común: somos dos naciones que se definen a través de su cultura”.

En su oficina de la embajada, donde conserva los libros de Alexander von Humboldt sobre la entonces llamada Nueva España, el embajador resalta los lazos culturales, uno de los énfasis del programa del Año Dual México-Alemania 2016-2017.

Y más allá de lo cultural, el programa contempla más de cien proyectos en México, que abarcan también ciencia, innovación, tecnología, educación y por supuesto, economía.

“El grupo de empresas alemanas en México genera más de 150 mil empleos. Alemania es una potencia industrial destacada y ha escogido a México como uno de sus pocos, tres o cuatro, socios más importantes en el mundo para producir”, afirma el embajador y da una cifra que refrenda el nivel de esa producción: “Casi 8% del PIB mexicano está producido por empresas alemanas en México”.

Grandes actividades. La exhibición de las obras de Otto Dix en Monterrey y Ciudad de México, la exposición El Túnel de la Ciencia del Instituto Max Planck, la “recuperación” de figuras de la cultura y la ciencia que a lo largo de la historia generaron aportes e intercambios entre los dos países, retrospectivas de grandes cineastas, exhibiciones de fotografía y coproducciones en teatro y danza son algunas de las actividades que adelanta el embajador. Hay detalles que, en todo caso, se conocerán una vez que ambas naciones presenten el programa.

El lema “Alianza para el futuro” define en buena medida el programa que ya está trazado, aunque podrán hacerse ajustes, sobre todo para 2017:

“No está cerrado, pero está muy bien preparado. Tenemos muchos aspectos muy claros, sobre todo los que tendremos este año 2016, terminamos en 2017 y algunas cosas de ese año las estamos definiendo”.

Después de haberse realizado en 2015 el Año Dual con Reino Unido, México iniciará en primavera el programa en Alemania. Las actividades continuarán hasta mediados de 2017.

“Un Año Dual es un instrumento muy importante que hemos desarrollado en los últimos 10 años con algunos socios estratégicos que tenemos en el mundo, como China, India, Brasil; es una oportunidad de presentarse en todas las facetas que uno tiene. México y Alemania nos conocemos bastante bien, pero quedan campos para conocernos mejor. Nos conocemos a veces a través de estereotipos, y es importante sumar una visión de profundidad, de quiénes somos, cómo son nuestras sociedades, qué podemos ofrecer los unos a los otros”, dice el embajador.

Al inicio de la entrevista con EL UNIVERSAL, el embajador Elbling remarca la coincidencia de temas entre las dos naciones: “Somos países comprometidos con temas que son importantes para la humanidad como el cambio climático, el desarme, la energía, pero también los derechos humanos”.

Se refiere a la importancia que han cobrado innovación y tecnología en México, y en ese contexto cuenta que habrá una gran exposición llamada Hecho en Alemania que presentará en el World Trade Center avances tecnológicos de empresas alemanas. Junto a ésta, se exhibirá El Túnel de la Ciencia (Science Tunnel) que traerá el Instituto Max Planck y que propone un recorrido por los avances científicos de la humanidad, desde la célula hasta el Universo; esa muestra podría llegar a otras ciudades: “Uno de los puntos importantes será no estar sólo en la Ciudad de México, sino en otros centros y regiones importantes, como Guadalajara, Monterrey, el sur, el norte del país”, comenta.

El Max Planck Institute es uno de los centros de ciencia con el que habrá actividades de investigación; el embajador señala que otras sociedades e instituciones de gran relevancia en materia de investigación, como la Fraunhofer-Gesellschaft, quieren tener más cooperación con México.

La cultura va a ser un eje muy importante. Va a haber grandes exposiciones, un gran concierto de apertura, danza, teatro, artes visuales, música. Habrá una gran muestra de Otto Dix con “dibujos y pinturas de diferentes museos, que se reunirán para esta exposición”. La muestra llegará a los museos MARCO de Monterrey y Munal, en la Ciudad de México.

Habrá exposiciones de artistas de la fotografía; coproducciones de teatro moderno y contemporáneo. En San Luis Potosí se va crear una residencia de danza. Alemania tendrá una presencia destacada en las ferias del libro de Guadalajara, Pachuca -donde será el país invitado- y la Infantil y Juvenil.

A principios de junio, en el Palacio de Bellas Artes, un concierto con una orquesta alemana, en coproducción con músicos mexicanos, marcará la apertura del programa en México.

El embajador Elbling expresa lo importante de generar coproducciones: “No queremos presentar sólo lo alemán, sino hacer coproducciones lo más posible para que sean relevantes para el público, que sienta que puede decir ‘esto tiene que ver con nuestra realidad’, y donde podamos enseñar que México y Alemania tienen muchas cosas en común”.

Para el Festival Cervantino, en octubre, se preparan eventos, obras de teatro y música. “Cuando hablamos de coproducciones no siempre serán coproducciones que serán al mismo tiempo para México y Alemania; podrán ser coproducciones que el lado alemán hará con México en Alemania o cosas que aquí en México haremos con socios mexicanos, por ejemplo, con el Festival Cervantino”.

Figuras históricas. El Año Dual es una ocasión para recordar figuras de uno y otro país que vivieron una historia entre ambas naciones y legaron aportes. Hay nombres para recordar como el del ya citado Von Humboldt y los de Guillermo Kahlo, Mathias Goeritz, Ernst Saemisch.

Uno de estos personajes fue el arquitecto y urbanista Hannes Meyer en torno de quien el embajador Elbling adelanta: “Estamos mirando en la Bauhaus, en la arquitectura y el diseño, el caso de Hannes Meyer, que era suizo pero trabajó en Alemania en la Bauhaus, dejó Alemania cuando llegaron los nacionalsocialistas, y vino a México; hay toda una tradición que trajo consigo, formó parte del Taller de Gráfica Popular, y nos gustaría hacer actividades sobre él; creo que esto lo haremos en el año 2017”.

Dentro del Festival de Cine Alemán, durante el verano y que es “el festival de cine alemán en el extranjero más grande del mundo”, habrá un programa especial que incluirá retrospectivas de cineastas alemanes muy reconocidos como Wim Wenders, Rainer Werner Fassbinder y Werner Herzog; estos programas no sólo estarán en la ciudad de México sino en otras capitales y sedes de festivales como Morelia.

En cuanto a lo educativo, el embajador hace énfasis en que existe un intercambio amplio: “Damos más o menos mil becas a mexicanos y mexicanas para ir a Alemania a estudiar cada año, es uno de los países más importantes para los estudiantes mexicanos; Alemania es el tercer país del mundo en aceptar estudiantes extranjeros, después de Estados Unidos y Gran Bretaña. Es un número creciente el de estudiantes mexicanos que va a Alemania; Alemania es el cuarto país en recibir estudiantes mexicanos”.

A pesar de que este es un año que se advierte, desde sus inicios, complejo para la economía global, el embajador Viktor Elbling no duda que el programa se mantendrá. “Por el lado alemán tenemos un prepuesto público que vamos a utilizar en este Año Dual, y vamos a tener la cooperación de las empresas alemanas que están en México”.

Comentarios